Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Anestesia

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
Anestesia epidural.

El nombre anestesia deriva del vocablo griego "a aisthesis" (a- estesia), siendo la definición de la privación total o parcial de la sensibilidad producida por causas patológicas o provocada con finalidad médica.

Puede ser general, que afecte a todo el cuerpo, o local, que afecte sólo a determinadas zonas corporales. Se produce por lesión o enfermedad de nervios periféricos sensitivos o de los centros nerviosos, o se puede ser inducida con la administración de fármacos que combaten el dolor.

Contenido

Historia

Entre los agentes anestésicos conocidos desde la antigüedad los más importantes son la marihuana y el opio. Ambos se administraban por vía oral o por inhalación del humo obtenido al quemarlos.

El óxido nitroso, descubierto por el químico inglés sir Humphry Davy en 1800, fue utilizado por primera vez como anestésico en 1844 por el odontólogo estadounidense Horace Wells. En 1842 el cirujano estadounidense Crawford Long utilizó con éxito éter etílico como anestésico general; no publicó sus resultados, y el descubrimiento fue atribuido al odontólogo estadounidense William Thomas Morton, quien demostró públicamente sus resultados -extrayendo un diente- el 30 de septiembre de 1846.

En 1847 el médico británico sir James Simpson descubrió las propiedades anestésicas del cloroformo. Desde entonces se han descrito muchos otros anestésicos generales. El éter y el cloroformo no se utilizan en la actualidad debido a sus peligrosos efectos secundarios y a su capacidad por inflamarse. Algunos anestésicos actúan deprimiendo el sistema nervioso central (barbitúricos, halotano, opiáceos) y otros induciendo amnesia (óxido nitroso, enflurano).

Anestesia general

La anestesia moderna se suele realizar combinando diversos fármacos. Se pretenden cuatro objetivos: hipnosis, analgesia, relajación muscular y estabilización vegetativa. La hipnosis (sueño artificial de la anestesia) se consigue mediante anestésicos inhalados, gases o líquidos volátiles como el ciclopropano, el óxido nitroso, el halotano o el enflurano. El gas anestésico mezclado con oxígeno se inhala a través de una mascarilla o se administra por un tubo endotraqueal.

Durante la anestesia se pueden producir alteraciones graves en las funciones del corazón y en la oxigenación de los tejidos periféricos. De ahí la indicación de mantener monitorizado al paciente mediante electrocardiografía continua y medición repetida de la tensión arterial.


Anestesia local

Algunas intervenciones quirúrgicas no requieren relajación muscular y se pueden realizar con anestésicos locales, sustancias que bloquean la conducción nerviosa de los nervios periféricos de forma temporal. Los anestésicos locales son una familia de fármacos derivados de la cocaína (el anestésico local más antiguo que se conoce): procaína, lidocaína, bupibacaína, mepivacaína, entre otros.

Un tipo especial de anestesia local, usada para intervenciones menores, es la conseguida mediante la aplicación de frío, bien utilizando hielo o mediante la aplicación de una sustancia muy volátil como el cloruro de etilo.

Anestesia regional

Un fármaco anestésico se inyecta cerca de un grupo de nervios, insensibilizando un área más extensa del cuerpo (por ejemplo, por debajo de la cintura, como en la anestesia epidural que se administra a las mujeres durante el parto). La anestesia regional se suele utilizar para ayudar a los pacientes a sentirse mejor durante y después de las intervenciones quirúrgicas. Generalmente la anestesia regional y la general se combinan.

Anestésico espinal

Un anestésico espinal se utiliza para una cirugía abdominal, pélvica, rectal, o de la extremidad más bajas. Este tipo de anestésico implica el inyectar de una sola dosis de la medicación anestésica en el espacio subarachnoid, que rodea la médula espinal. La inyección se hace en la parte posteriora más baja, debajo del extremo de la médula espinal, y causa entumecimiento en el cuerpo más bajo. En algunas situaciones, tales como un procedimiento prolongado, la anestesia espinal continua puede ser utilizada. Un catéter fino (tubo hueco) se deja en lugar en el espacio subarachnoid para las inyecciones adicionales del agente anestésico, que asegura entumecimiento durante la longitud del procedimiento.

Anestésico epidural

El anestésico epidural es similar a un anestésico espinal y se utiliza comúnmente para la cirugía de los miembros más bajos y durante trabajo y parto. Este tipo de anestesia implica continuamente el infundir de una medicación anestésica a través de un catéter fino (tubo hueco). El catéter se coloca en el espacio que rodea la médula espinal en el trasero más bajo (justo fuera del espacio subarachnoid), causando entumecimiento en el cuerpo más bajo. La anestesia epidural se puede también utilizar para los procedimientos quirúrgicos del pecho. En este caso, la medicación anestésica se inyecta en una localización más alta a lo largo de la médula espinal entumecida el pecho y las áreas abdominales..

Preparación para la anestesia

Antes de la cirugía, el anestesiólogo evaluará la condición médica del paciente y formulará un plan anestésico tomando en cuenta la condición física del paciente. Es vital que el anestesiólogo conozca lo más posible su historia médica, su forma de vida y los medicamentos. Alguna de la información particularmente importante que él o ella necesitará saber incluye lo siguiente:

  • Reacciones a anestésicos previos: Si usted alguna vez ha tenido una mala reacción a un medicamento anestésico, necesita poder describir exactamente cuál fue la reacción y cuáles fueron los síntomas específicos. Proporcione al anestesiólogo tantos detalles como sea posible, por ejemplo si usted tuvo náuseas cuando despertó o el tiempo que le tomó despertar, etc.
  • Suplementos herbales que toma actualmente: Recientemente se ha descubierto que ciertos productos herbales, pueden ocasionar cambios en la frecuencia cardiaca, la presión de la sangre y pueden aumentar el sangrado en algunos pacientes. Las hierbas populares gingko biloba (una hierba utilizada para muchas condiciones asociadas con el envejecimiento, incluyendo la circulación pobre y la pérdida de memoria), el ajo (una hierba a menudo utilizada para condiciones cardiovasculares y para prevenir resfriados, gripe y otras enfermedades infecciosas), el jengibre y el ginseng (utilizado como un tónico general para aumentar el tono del cuerpo en general; considerada de ayuda para elevar los niveles de energía y resistencia al estrés) puede llevar a pérdida excesiva de sangre al prevenir la formación de coágulos. Además, la hierba de San Juan o St. John's wort (una hierba popular utilizada para depresiones leves o moderadas) y kava kava (otra hierba popular utilizada para la depresión y para levantar el ánimo) pueden prolongar los efectos sedantes del anestésico. La Sociedad Americana de Anestesiólogos (The American Society of Anesthesiologists) recomienda a los pacientes que están planeando someterse a una cirugía que paren todos los suplementos herbales por lo menos dos a tres semanas antes de la cirugía para permitir que el cuerpo elimine todas estas sustancias.
  • Cualquier alergia conocida: Es muy importante discutir cualquier alergia conocida con el anestesiólogo puesto que algunos medicamentos anestésicos pueden desencadenar alergias cruzadas, particularmente en personas que son alérgicas a los huevos y a los productos de soya. Las alergias a ambos, alimentos y medicamentos, deberían ser identificadas.
  • Medicamentos: También es importante informar a su cirujano y anestesiólogo acerca de los medicamentos, de receta y de venta sin receta que toma actualmente o que ha tomado recientemente. Ciertos medicamentos de receta, tales como el coumadín, un adelgazante de la sangre, deben descontinuarse durante algún tiempo antes de la cirugía. Además, como muchas personas toman una aspirina diariamente para prevenir un ataque del corazón y ciertos suplementos dietéticos, los médicos necesitan conocer estos hábitos, ya que pueden prolongar el sangrado e interfieren con los relajantes de los músculos utilizados por los anestesiólogos.
  • Fumar cigarrillos y tomar alcohol: El fumar cigarrillos y tomar alcohol puede afectar su cuerpo tan fuertemente (y algunas veces más fuertemente) que muchos medicamentos de receta que pueda estar tomando. Debido a la forma que los cigarrillos y el alcohol afectan a los pulmones, al corazón, al hígado y a la sangre, estas sustancias pueden cambiar la forma en la que los medicamentos anestésicos trabajan durante la cirugía. Es importante que les informe a su cirujano y anestesiólogo antes de la cirugía acerca del consumo de estas sustancias, tanto en el pasado como reciente y actualmente.
  • Uso de drogas: (tales como la marihuana, la cocaína, las anfetaminas, etc.) Los pacientes a menudo se muestran reacios a discutir asuntos con respecto al consumo de drogas ilegales, pero usted debería recordar que todas las conversaciones entre usted y su cirujano, y anestesiólogo son confidenciales. Es crucial que él o ella conozcan acerca del consumo de estas sustancias que ha tenido en el pasado, reciente y actualmente. Es importante que tenga en mente que el único interés que su médico tiene en esta información es saber acerca de su condición física para poder proporcionarle la anestesia más segura posible.

Riesgos

Todos los tipos de anestesia acarrean algo de riesgo, siendo la anestesia local la más segura. La anestesia general afecta todo el cuerpo, así que los efectos secundarios son más comunes. Sin embargo, la American Society of Anesthesiologists (Asociación Estadounidense de Anestesiólogos) dice que las complicaciones debido a la anestesia han disminuido significativamente en los últimos 25 años.

Los riesgos para cualquier tipo de anestesia abarcan:

Los riesgos de la anestesia local y regional abarcan:

  • Daño nervioso prolongado (raro).
  • Debilidad temporal o parálisis en el área que recibió la anestesia.

Los riesgos de la anestesia general abarcan:

El delirio es más común en adultos mayores. Hay estudios que han vinculado la anestesia general a problemas crónicos en la función mental en adultos mayores que tienen ciertos tipos de cirugía. La complicación se denomina disfunción cognitiva posoperatoria (POCD, por sus siglas en inglés).

Se pueden administrar medicamentos antes o después de la anestesia para ayudar a prevenir las náuseas y los vómitos.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.