Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Artritis reumatoidea

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20081201 mgb Artritis reumatoidea .jpg

Es una enfermedad crónica que ocasiona inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes, pero que también puede afectar otros órganos.

Contenido

Etiología

La artritis reumatoidea (AR) se considera una enfermedad autoinmunitaria y se desconoce su causa. El sistema inmunitario del cuerpo normalmente combate las sustancias extrañas, como virus. Pero en una enfermedad autoinmunitaria, el sistema inmunitario confunde o toma los tejidos sanos como sustancias extrañas y, como resultado, el cuerpo se ataca a sí mismo.

La enfermedad se puede presentar a cualquier edad y las mujeres resultan más afectadas que los hombres.

La artritis reumatoidea generalmente afecta a las articulaciones de ambos lados del cuerpo por igual, siendo las muñecas, los dedos de las manos, las rodillas, los pies y tobillos las partes del cuerpo más comúnmente afectadas. El curso y la gravedad de la artritis reumatoidea pueden variar considerablemente. La infección, los genes y las hormonas pueden contribuir a su desarrollo.

Patogenia

La patogenia de la artritis reumatoide consiste en que a través de la intervención de factores humorales y celulares, particularmente linfocitos T CD4, se inicia un proceso en el cual las moléculas mediadoras de la inflamación como las prostaglandinas, tromboxanos, citocinas, factores de crecimiento, moléculas de adhesión y metaloproteasas, atraen y activan células de la sangre periférica, produciendo proliferación y activación de los sinoviocitos, invadiendo y destruyendo el cartílago articular, el hueso subcondral, tendones y ligamentos.

Síntomas

La enfermedad generalmente comienza de manera gradual con:

  • Fatiga.
  • Rigidez matutina (que dura por más de una hora).
  • Dolores musculares generalizados.
  • Pérdida del apetito.
  • Debilidad.

Finalmente, aparece el dolor articular. Cuando la articulación no está en uso por algún tiempo, se puede tornar caliente, sensible y rígida. Cuando el revestimiento de la articulación se inflama, produce más líquido y la articulación se inflama. El dolor articular a menudo se siente en ambos lados del cuerpo y puede afectar la muñeca, las rodillas, los codos, los dedos de la mano, los dedos de los pies, el tobillo o el cuello.

Los síntomas adicionales abarcan:

  • Anemia debido a la insuficiencia de la médula ósea para producir suficientes glóbulos rojos nuevos.
  • Ardor, prurito y secreción del ojo.
  • Deformidades de manos y pies.
  • Rango de movimiento limitado.
  • Fiebre baja.
  • Inflamación del pulmón (pleuresía).
  • Entumecimiento u hormigueo.
  • Palidez.
  • Nódulos redondos e indoloros debajo de la piel (generalmente un signo de una enfermedad más grave).
  • Enrojecimiento o inflamación de la piel.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.

La destrucción de la articulación puede ocurrir dentro de un período de uno a dos años después de la aparición de la enfermedad.


Diagnóstico

Hay disponibilidad de un examen de sangre específico para diagnosticar la artritis reumatoidea y diferenciarla de otros tipos de artritis. Este examen se denomina examen de anticuerpos antipéptidos cíclicos citrulinados (anticuerpos anti-PCC). Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:

Pronóstico

Se deben hacer exámenes de sangre u orina regularmente para determinar qué tan bien están obrando los medicamentos y si están causando cualquier tipo de efectos secundarios.

El curso de la artritis reumatoidea varía de un individuo a otro. Las personas con factor reumatoideo o nódulos subcutáneos parecen presentar una forma más severa de la enfermedad y quienes desarrollan la artritis reumatoidea a temprana edad también presentan un progreso más rápido.

Muchas personas afectadas pueden trabajar tiempo completo. Sin embargo, después de muchos años, el 10% de los pacientes llega a estar severamente discapacitado y son incapaces de realizar tareas sencillas de la vida diaria, como lavarse, vestirse y comer.

La expectativa de vida promedio para un paciente con este tipo de artritis puede verse reducida entre 3 y 7 años y quienes presentan formas severas de esta artritis pueden morir de 10 a 15 años más temprano de lo esperado. Sin embargo, a medida que mejora el tratamiento para la artritis reumatoidea, la discapacidad severa y las complicaciones potencialmente mortales parecen estar disminuyendo.


Complicaciones

La artritis reumatoidea no es una enfermedad que sólo destruye las articulaciones, ya que puede comprometer casi todos los órganos.

Se puede presentar una complicación potencialmente mortal en las articulaciones cuando la columna cervical se torna inestable como resultado de la artritis reumatoidea.

La vasculitis reumatoidea (inflamación de los vasos sanguíneos) es una complicación seria y potencialmente mortal de este tipo de artritis, que puede llevar a que se presenten ulceraciones e infecciones cutáneas, úlceras gástricas sangrantes y problemas neurológicos que ocasionan dolor, entumecimiento u hormigueo. La vasculitis también puede afectar el cerebro, los nervios y el corazón, lo cual puede provocar accidente cerebrovascular, ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca.

La artritis reumatoidea puede hacer que el revestimiento exterior del corazón se inflame (pericarditis) y causar complicaciones cardíacas. Igualmente, se puede presentar inflamación del músculo cardíaco, llamada miocarditis, y ambas afecciones pueden llevar al desarrollo de insuficiencia cardíaca congestiva.

Los tratamientos para la artritis reumatoidea también pueden causar efectos secundarios graves y, si la persona experimenta algunos de estos efectos, debe consultar inmediatamente con el médico.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.