Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Cáncer de Ovario

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20100420 pbv Cáncer de Ovario .jpg

Cáncer de ovario es un tumor maligno que nace en cualquiera de las partes del ovario. El ovario es un órgano muy complejo que puede ser asiento de numerosos tumores de muy distinto rango morfológico, algunos de los cuales están dotados de función hormonal, lo que justifica la gran variedad de clasificaciones. La ubicación más frecuente es en el epitelio que recubre al ovario. El riesgo de contraer cáncer de ovario correlaciona directamente con anomalías en los genes BRCA1 y BRCA2.Por lo general, el cáncer de ovario no produce síntomas.

Es un tipo de cáncer difícil de detectar con anticipación, de causa desconocida, suele presentarse en mujeres mayores de 50 años, pero también puede afectar a mujeres más jóvenes.

En cuanto antes se descubra y se trate el cáncer en los ovarios, mejores serán las oportunidades de recuperación. Muchas veces, las mujeres con cáncer en los ovarios no tienen síntomas o tienen sólo síntomas leves hasta que la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada y difícil de tratar. Los síntomas pueden incluir:

  • Sensación de peso en la pelvis.
  • Dolor en la parte baja del abdomen.
  • Hemorragias vaginales.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Períodos menstruales anormales.
  • Dolor de espalda sin explicación que empeora.
  • Gases, náusea, vómitos o pérdida del apetito.

El tratamiento suele ser quirúrgico y es seguido por un tratamiento con medicinas llamado quimioterapia. Es un tipo de cáncer que comienza en los ovarios, los órganos reproductores femeninos que producen los óvulos.

Contenido

Causas

El riesgo de sufrir cáncer ovárico parece estar afectado por varios factores. Cuantos más hijos tenga una mujer y cuanto antes haya dado a luz, menor será el riesgo de presentar este tipo de cáncer. Igualmente, ciertos genes (BRCA1 y BRCA2) son responsables de un pequeño número de casos de cáncer ovárico. Las mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama o antecedentes familiares de cáncer de mama o cáncer de ovarios también pueden estar en alto riesgo de sufrir este tipo de cáncer.

Las mujeres mayores tienen el riesgo más alto. De hecho, cerca de dos tercios de las muertes por cáncer ovárico ocurren en mujeres de 55 años o más y alrededor del 25% de las muertes por este tipo de cáncer se presentan en mujeres entre los 35 y los 54 años de edad.


Las terapias hormonales y el cáncer ovárico:

  • Las mujeres que toman estrogenoterapia solamente (no con progesterona) durante 5 años o más parecen tener un riesgo más alto de cáncer ovárico.
  • Las pastillas anticonceptivas disminuyen el riesgo de cáncer ovárico.
  • Los estudios más recientes sugieren que los fármacos para el tratamiento contra la esterilidad no incrementan el riesgo de cáncer ovárico.

Síntomas

Los síntomas del cáncer ovárico son con frecuencia vagos y tanto las mujeres como los médicos generalmente se los atribuyen a otras afecciones más comunes. Cuando el cáncer se diagnostica, el tumor a menudo se ha diseminado más allá de los ovarios. El cáncer ovárico incipiente puede causar síntomas, aunque estos también ocurren con muchas otras afecciones. Usted debe ver al médico si tiene los siguientes síntomas sobre una base diaria durante más de unas cuantas semanas.

  • Distensión.
  • Dificultad para comer o sentirse lleno rápidamente.
  • Dolor pélvico o abdominal.

También se observan otros síntomas con el cáncer ovárico; sin embargo, estos síntomas son igualmente comunes en mujeres que no tienen cáncer.

  • Ciclos menstruales anormales.
  • Síntomas digestivos:
  • Distensión en abdomen o vientre.
  • Dolor de espalda inexplicable que empeora con el tiempo.
  • Sangrado vaginal.
  • Malestar abdominal bajo y vago.
  • Pérdida o aumento de peso.

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad son:

Pruebas y exámenes

Un examen físico puede revelar un abdomen hinchado y líquido dentro de la cavidad abdominal (ascitis). Un examen de la pelvis puede revelar una masa abdominal o en el ovario.

Los exámenes de laboratorio que se puede hacer comprenden:

  • Alfa fetoproteína.
  • Química sanguínea.
  • CA125 (se puede hacer si el cáncer ovárico se sospecha enfáticamente o si se ha diagnosticado, y para hacerle un seguimiento al cáncer durante o después del tratamiento)
  • Conteo sanguíneo completo.
  • GCH sérica cuantitativa (prueba de embarazo en la sangre)
  • Análisis de orina.


Los exámenes imagenológicos que se pueden hacer abarcan:

Se pueden llevar a cabo una laparoscopia pélvica o laparotomía exploratoria para evaluar síntomas y obtener una biopsia para ayudar a hacer el diagnóstico.

Ningún examen imagenológico ni de laboratorio alguna vez ha demostrado que pueda diagnosticar el cáncer ovárico en sus etapas iniciales (detección sistemática).

Tratamiento

La cirugía es parte del tratamiento para todas las fases del cáncer ovárico. Para las fases iniciales, puede ser el único tratamiento. La cirugía implica:

  • Extirpación del útero (histerectomía total)
  • Extirpación de ovarios y trompas de Falopio (ovariosalpingectomía bilateral)
  • Extirpación parcial o completa del epiplón, la capa grasa que cubre y forra los órganos en el abdomen.
  • Examen, biopsia o extirpación de los ganglios linfáticos y otros tejidos en la pelvis y el abdomen.

Los estudios han demostrado que la cirugía realizada por un especialista en oncología ginecológica dan como resultado una tasa de curación más alta.

La quimioterapia se utiliza después de la cirugía para tratar cualquier enfermedad remanente y también se puede utilizar si el cáncer reaparece. La quimioterapia se puede administrar dentro de las venas o, algunas veces, directamente dentro de la cavidad abdominal (intraperitoneal).

La radioterapia casi no se usa en el cáncer ovárico en los Estados Unidos. Después de la cirugía y la quimioterapia, los pacientes deben:

  • Someterse a un examen físico (incluyendo examen pélvico) cada 2 a 4 meses durante los primeros dos años, seguido de cada 6 meses durante 3 meses, y luego anualmente.
  • Hacerse un examen de sangre CA-125 en cada visita si el nivel era inicialmente alto.
  • El médico puede ordenar igualmente una tomografía computarizada del tórax, el abdomen y el área pélvica, y una radiografía del tórax.

Pronóstico

El cáncer de ovario raras veces se diagnostica en sus primeras etapas y, por lo general, está bastante avanzado al momento de hacerse el diagnóstico, lo cual ofrece a menudo un pronóstico desalentador.

  • Aproximadamente el 76% de las mujeres con cáncer ovárico sobreviven un año después del diagnóstico.
  • Aproximadamente el 45% vive por más de 5 años después del diagnóstico.
  • Si el diagnóstico se hace en las primeras etapas de la enfermedad y el tratamiento se recibe antes de que el cáncer se disemine por fuera del ovario, la tasa de supervivencia a 5 años es alrededor del 94%.

Posibles complicaciones

  • Diseminación del cáncer a otros órganos.
  • Pérdida de la función de órganos.
  • Líquido en el abdomen (ascitis)
  • Obstrucción intestinal.

Prevención

Se pueden reducir el riesgo general realizando exámenes frecuentes de la pelvis. Las pruebas de detección para el cáncer ovárico siguen siendo un área de investigación activa. Hasta la fecha, no existe una prueba de detección económica de este tipo de cáncer. A más del 50% de las mujeres con cáncer ovárico se les diagnostica en las etapas avanzadas de la enfermedad.

Investigaciones recientes han mostrado que la cirugía preventiva para extirpar los ovarios en las mujeres que tengan una mutación en los genes BRCA1 y BRCA2 puede reducir sustancialmente el riesgo de sufrir cáncer de ovario.


40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.