Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Cáncer de Pene

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar

El Cáncer peniano, Cáncer del pene o Cáncer escamocelular del pene,es un tipo de cáncer que comienza en el pene, un órgano que hace parte del aparato reproductor masculino.

El cáncer del pene no es frecuente, ya que representa aproximadamente el 1% de los tumores que afectan al hombre. Pero, su incidencia puede aumentar considerablemente en aquellas regiones con elevada tasa de población rural, bajo nivel socioeconómico y con hábitos de higiene muy precarios.

La edad habitual de presentación del cáncer del pene es entre los cuarenta y cincuenta años en la regiones más castigadas y entre los cincuenta y los sesenta años en las demás comunidades.

Contenido

Causas, incidencia y factores de riesgo

Se desconoce la causa exacta del cáncer de pene.

Actualmente los científicos creen que los tumores de pene están causados por efectos cancerígenos de las secreciones que quedan atrapadas en el prepucio si no se lavan con frecuencia. Por lo tanto, no es sorprendente que esta enfermedad maligna en particular sea extraordinariamente común en América Central y América del Sur, así como en otros países del Tercer Mundo, en donde la salud pública y la higiene personal a menudo son escasas. Además, la circuncisión, que es una práctica que podría mejorar la higiene, normalmente no se hace. En los Estados Unidos, el cáncer de pene es un tipo de cáncer relativamente poco frecuente, probablemente debido a las condiciones sanitarias e higiénicas superiores del país, junto con la práctica común de la circuncisión.

Sin embargo, los científicos actualmente están estudiando otras causas del cáncer de pene, en particular la participación del virus del papiloma humano (VPH), que ya tiene una fuerte conexión con el cáncer cervical. Se han encontrado anticuerpos contra el VPH-16, que es un tipo específico de virus del papiloma que también está relacionado con el cáncer cervical, en muchos pacientes con cáncer de pene.



Sintomas

  • Lesiones genitales en el pene.
  • Úlcera indolora en el pene (ocasionalmente la lesión puede causar dolor).
  • Se puede presentar sangrado y dolor en el pene en las etapas avanzadas de la enfermedad .

Signos y exámenes

El médico lleva a cabo un examen físico, el cual puede revelar una lesión insensible similar a un grano o verruga. Esta tumoración se encuentra típicamente cerca de la punta del pene y se necesita una biopsia de ésta para confirmar si se trata de cáncer.

Tratamiento

El tratamiento depende de la localización del tumor y de qué tanto se haya diseminado.

En general, el tratamiento para el cáncer abarca:

  • Quimioterapia que utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas.
  • Radiación con la utilización de rayos X de alto poder para matar las células cancerosas.
  • Cirugía para cortar y extirpar el cáncer.

La detección e identificación temprana del cáncer de pene son muy valiosas porque los tratamientos que pueden proporcionar resultados exitosos tienen un riesgo que es realmente bajo. Si el tumor aparece sobre la superficie de la piel, es posible que el urólogo pueda tratar el problema con una crema tópica que tiene efectos secundarios mínimos.

Si la lesión es más grande, pero sigue estando limitada a un área del tamaño aproximadamente igual al de un guisante, puede realizarse una pequeña resección local o un tipo de cirugía que continúe quitando capas de tejido anormal hasta llegar al tejido normal (cirugía de Moh). Con estos procedimientos, esencialmente no hay pérdida de la forma ni de la función del pene. Sin embargo, es de suma importancia realizar un seguimiento cuidadoso para identificar la recurrencia temprana. Al quitar estas pequeñas lesiones, es muy poco probable que el cáncer se haya extendido a los ganglios linfáticos y, por lo tanto, normalmente no es necesaria la resección de los ganglios linfáticos.

En el caso de las lesiones más grandes, es necesario resecar cantidades mayores de tejido, y considerar también la resección de los ganglios linfáticos de la ingle para poder lograr una curación. En estas circunstancias puede ser necesario realizar un tratamiento combinado con cirugía, radiación y quimioterapia.

También es importante notar que la radiación con rayos externos es un tratamiento alternativo, específico para las lesiones pequeñas. Una vez más, es crítica la importancia de una detección temprana, ya que no sólo asegura un mejor resultado para el tratamiento recibido, sino que también proporciona mejores opciones de tratamiento.


Pronóstico

El pronóstico puede ser bueno con un diagnóstico y tratamiento oportunos y el índice de supervivencia a 5 años para este tipo de cáncer es del 65%. Las funciones urinaria y sexual con frecuencia pueden mantenerse, incluso después de la extirpación de una porción significativa del pene.

Complicaciones

El cáncer de pene suele extenderse a otras partes del organismo (metástasis), durante las primeras etapas de la enfermedad.

Prevención

La circuncisión puede disminuir el riesgo y a los hombres no circuncidados se les debe enseñar desde muy temprana edad la importancia de la limpieza del área que se encuentra por debajo del prepucio, como parte de su higiene personal. Una buena higiene personal y las prácticas de relaciones sexuales "seguras", como la abstinencia, la limitación de las parejas sexuales y el uso de condones para prevenir la infección por herpes genital, pueden disminuir el riesgo de desarrollo de este tipo de cáncer

Contagio

Hasta hace poco, el consenso general era que el cáncer de pene era causado por una irritación química y no había que preocuparse por los contagios. Pero hay datos recientes que relacionan al VHP tanto con el cáncer de pene como con el cáncer cervical. Parece haber una mayor incidencia de estos cánceres en las parejas de personas con estas enfermedades de transmisión sexual. Por lo tanto, si bien el cáncer de pene no se transmite directamente, si usted o su pareja tienen VHP deben utilizar protección durante la actividad sexual, prestar atención a las lesiones que pudieran aparecer y, en el caso de las mujeres, hacerse exámenes cervicales con frecuencia. No sólo es importante intentar eliminar o minimizar la infección, también es necesario hablar con un urólogo u otro especialista acerca de su relación con el cáncer de pene.


40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.