Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Cáncer de piel

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20100511 mgb Cáncer de piel .jpg

Es el crecimiento incontrolable de células cutáneas anormales. Si se dejan sin examinar, estas células cancerosas se pueden diseminar desde la piel a otros tejidos y órganos.


Contenido

Etiología

En general se puede decir que el cáncer, no sólo el de la piel, sino todos los cánceres que afectan al organismo se deben a factores de tipo genético y ambientales, es decir son de origen multifactorial.


Clasificación

La capa exterior de la piel, la epidermis, está compuesta por diferentes tipos de células. Los cánceres de la piel se clasifican por el tipo de células epidérmicas involucradas:

  • Carcinoma de células basales que se desarrolla a partir del crecimiento anormal de las células en la capa inferior de la epidermis y es el tipo más común de cáncer de piel.
  • Carcinoma escamocelular que involucra cambios en las células escamosas que se encuentran en la capa media de la epidermis.
  • Melanoma que se presenta en los melanocitos (células que producen pigmento) y es menos común que los dos anteriores, pero más peligroso. De hecho, es la causa más importante de muerte por enfermedad de la piel.

Los cánceres de la piel algunas veces se clasifican ya sea como melanoma o no melanoma. El carcinoma de células basales y el carcinoma escamocelular son los cánceres de piel no melanoma más comunes. Otros cánceres de piel no melanomas son el sarcoma de Kaposi, el carcinoma de las células de Merkel y el linfoma cutáneo.

Factores de riesgo

El cáncer de piel es la forma más común de cáncer y entre sus factores de riesgo conocidos se encuentran los siguientes:

  • Color de piel: Los cánceres de piel son más comunes en personas de piel, ojos y cabello claros.
  • Genética: El hecho de tener antecedentes familiares de melanoma incrementa el riesgo de desarrollo de cáncer de piel.
  • Edad: Los cánceres de piel no melanomas son más comunes después de los 40 años de edad.
  • Exposición al sol y quemaduras solares: La mayoría de los cánceres de piel se presentan en áreas regularmente expuestas a la luz solar o a otro tipo de radiación ultravioleta y se considera la causa principal de todos los cánceres de piel.

Los cánceres de piel se pueden desarrollar en cualquier persona y no sólo en aquellas con estos factores de riesgos. Las personas jóvenes y sanas, incluso aquellas de ojos, cabellos y piel oscura, pueden desarrollar este tipo de cáncer.


Síntomas

Los cánceres de piel pueden tener muchas apariencias diferentes: pueden ser pequeños, brillantes o cerosos; escamosos o ásperos; firmes y rojos; en costra o sangrantes; o tener otras características. Por lo tanto, el médico debe examinar cualquier aspecto sospechoso.

Éstas son algunas de las características para buscar:

  • Asimetría: La mitad del área de la piel anormal es distinta de la otra mitad.
  • Bordes: Irregulares.
  • Color: Cambia de un área a otra con sombras de color canela, café o negra (algunas veces blanca, roja o azul).
  • Diámetro: Por lo general (pero no siempre) es mayor de 6 mm (diámetro del borrador de un lápiz).
  • Cualquier tumor cutáneo que sangre o no sane.


Diagnóstico

Si existe algún motivo para sospechar que existe un cáncer de la piel, el médico empleará uno o más métodos para determinar si la enfermedad se encuentra realmente presente. El médico observará el tamaño, la forma, el color y la textura del área en cuestión, y si ésta sangra o se descama.

Se examinará el resto del cuerpo para ver si tiene manchas o lunares que puedan estar relacionados con el cáncer de la piel. Es posible que sea necesario hacer otras preguntas u otros exámenes, dependiendo de su estado de salud, en particular.

Si el médico piensa que un área pudiera presentar un cáncer de la piel, éste tomará una muestra de piel del área sospechosa para examinarla con un microscopio. Esto se llama una biopsia de piel. Para hacer esta prueba pueden utilizarse diferentes métodos. El método elegido depende del tipo de cáncer de la piel, de la localización del mismo en el cuerpo y del tamaño del área afectada.

Pronóstico

El pronóstico depende de muchos factores, incluyendo el tipo de cáncer y la prontitud con que se diagnosticó. El carcinoma de células basales y el carcinoma escamocelular rara vez se diseminan a otras partes del cuerpo. Sin embargo, es más probable que se disemine el melanoma.

Autoexamen

Debe hacerlo una vez al mes con la ayuda de un espejo y una buena iluminación. Al hacer el autoexamen debe buscar:

  • Nuevas marcas en la piel: lunares, manchas, coloraciones, protuberancias.
  • Lunares con cambio en tamaño, textura, color o forma.
  • Lunares o lesiones que no sanan o sangran.
  • Lunares con bordes desiguales, diferencia de color o asimétricos

Prevención

La mejor forma de prevenir el daño a la piel, incluyendo muchos tipos de cáncer de piel, es minimizar la exposición al sol:

  • Proteja la piel del sol siempre cuando pueda: use prendas de vestir protectoras tales como sombreros, camisetas de manga larga, pantalones o faldas largas.
  • Trate de evitar la exposición al sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m. cuando éste es más intenso.
  • Use protector solar con factor protección solar (FPS) de al menos 30 y aplíquelo por lo menos media hora antes de la exposición al sol y vuélvalo a aplicar con frecuencia.
  • Aplique protector solar también durante los meses de invierno.
  • Los lechos de bronceado y las lámparas solares, son tan peligrosos como la radiación solar y también deben evitarse.
  • No exponga a los bebés al sol.
  • Use lentes de sol, que filtren los rayos UVA.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.