Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Deshidratación

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20071115 mgb deshidratacion .jpg

Falta de líquidos corporales adecuada para que el cuerpo lleve a cabo sus funciones a nivel optimo(nuestro cuerpo contiene aproximadamente dos tercios de agua). Puede ocurrir por pérdidas de líquidos, falta de ingesta, o ambas situaciones juntas. Este estado tiene consecuencias negativas en mucha partes del organismo, tales como la circulación sanguínea, el estado mental, la orina, etc. La deshidratación puede producirse más fácilmente en los bebés y en los niños debido a que su cuerpo contiene una proporción mayor de agua. También resulta más factible en los ancianos que tienen menos capacidad para retener el agua y menos capacidad para sentir la sensación de sed. Además con el calor del verano, tanto los niños como los mayores son más propensos a desarrollar diarreas, lo que puede reducir demasiado los líquidos de nuestro organismo. La deshidratación se clasifica en leve, moderada o severa sobre la base del porcentaje de líquido corporal que se ha perdido o que no se ha repuesto. La deshidratación severa es una situación de emergencia potencialmente mortal.

Usted pierde fluidos cuando:

  • Orina.
  • Vomita o tiene diarrea.
  • Suda.
  • Respira, sobre todo cuando respira rápidamente.
  • Se esfuerza demasiado cuando el clima es cálido o húmedo.
  • Tiene fiebre.

Junto con los fluidos su cuerpo también pierde electrólitos(sales minerales), que son importantes para realizar las funciones normales del cuerpo.

Contenido

Etiología

Deshidratación por pérdidas. Puede ocurrir en situaciones de:

  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Exceso de pérdidas por orina(poliuria).
  • Sudoración profusa(situaciones de fiebre, por ejemplo).
  • Ingestión de diuréticos o laxantes químicos o naturales.
  • Exposición al calor y el sol.

Deshidratación por falta de aporte. Puede ocurrir en situaciones de:

  • Náuseas.
  • Estomatitis(inflamación de la boca) o faringitis(de la faringe).
  • Enfermedad aguda con pérdida de apetito. Es mucho más importante en niños, enfermos con fiebre, que rechazan los líquidos.
  • Falta de percepción de la sed.
  • Deseo de limitar la incontinencia.

Desequilibrio líquido ocasionado por enfermedades, tales como:

  • Diabetes mellitus.
  • Diabetes insipidus.
  • Enfermedad pulmonar.
  • Problemas renales.
  • Quemaduras.

Las pérdidas de hasta 5% se consideran leves; hasta el 10% moderadas; y hasta el 15% severa. La deshidratación severa puede llevar al colapso cardiovascular(o shock) y a la muerte, si no se trata rápidamente.

Síntomas

  • Presencia de vómitos, diarrea, poliuria, sudoración.
  • Sed.
  • Cara enrojecida.
  • Calambres en brazos y pies.
  • Dolor de cabeza.
  • Poca ingesta de líquidos.
  • Ojos hundidos.
  • Lengua y mucosas de la boca secas o pegajosas.
  • Fontanelas hundidas en los lactantes(curvatura hacia adentro del “punto blando” del cráneo del bebé).
  • “Signo del pliegue”, a la piel le falta su elasticidad normal y si uno la pellizca, el pliegue resultante no vuelve a su sitio.
  • Orina poco abundante y, en los casos más graves, de color amarillo muy oscuro.
  • Ausencia de producción de lágrimas.
  • Latido cardíaco rápido.
  • Baja presión sanguínea.
  • Estómago hinchado.
  • Labios agrietados.
  • A veces, cuando es más grave, convulsiones, aturdimiento, falta de conciencia, o shock.

Diagnóstico

  • Examen físico: Suele haber tensión arterial baja y pulso rápido(taquicardia). Turgencia deficiente de la piel. Shock.
  • Analítica: Puede haber alteraciones en los iones(electrolitos) de la sangre, aumentos en la urea y la creatinina del plasma(por la postura defensiva del riñón ante la deshidratación), y acidosis(aumento del CO2 en la sangre). Bun(nitrógeno ureico en sangre, puede estar elevado cuando se presenta deshidratación). Conteo sanguíneo completo(CSC) que se realiza para buscar signos de sangre concentrada.

Pronóstico

El reconocimiento y tratamiento precoces de la deshidratación lleva a un restablecimiento rápido. La deshidratación grave no tratada puede terminar en convulsiones, daño cerebral permanente o muerte.

Prevención

Beber muchos líquidos para evitar la deshidratación y compensar la pérdida de agua por el sudor. Resulta muy recomendable beber, al menos, un par de litros diarios. Cuando la actividad es muy fuerte y se suda mucho, puede ser conveniente, a no ser que se tengan problemas de hipertensión arterial, añadir un poco de sal al agua. No tome alcohol ni bebidas con cafeína. Evitar hacer ejercicio en las horas de pleno calor. Es más conveniente hacerlo por la mañana o por la tarde. La gente mayor debería permanecer en su casa en las horas más calurosas. Vestir con ropa ligera y fresca. Lo más aconsejado es llevar ropa de algodón fina y proteger la cabeza con sombrero de paja o con alguna gorra. (Esto se hace especialmente indicado en los bebés que no deben colocarse al sol con la cabeza desnuda) Si el calor es muy fuerte, puede colocarse entre la cabeza y el sombrero un pañuelo húmedo. Las fibras acrílicas no permiten transpirar bien y retienen demasiado calor. Comer comidas ricas en líquidos. Lo más adecuado es alimentarse a base de alimentos vegetales naturales crudos(ensaladas, frutas o verduras). Descansar de tanto en tanto si se realiza trabajo o ejercicio físico duro. Dejar de trabajar unos minutos para refrescarse a al sombra, descansando y bebiendo agua para que el cuerpo recupere su temperatura. Si se sienten síntomas de mareo dejar de trabajar o hacer ejercicio. Nunca se deberían realizar deportes o caminatas duras solo. Es conveniente hacerlo, como mínimo, en pareja para que uno de los pueda ayudar al otro en caso de necesidad.

Situaciones que requieren asistencia médica

  • Siente vértigo o mareo.
  • Presenta letargo o confusión.
  • Ausencia de producción de lágrimas.
  • Ojos hundidos.
  • Ausencia o poco gasto urinario durante 8 horas.
  • Piel reseca que regresa a su posición lentamente al pinzarla en un pliegue.
  • Resequedad en la boca y en los ojos.
  • Fontanelas hundidas en la cabeza de un bebé.
  • Latidos cardiacos rápidos.
  • Sangre en las heces o en el vómito.
  • El bebé tiene menos de dos meses y presenta diarrea o vómitos.

Asimismo, se debe buscar asistencia médica si:

  • Se presenta una enfermedad combinada con la incapacidad de retener líquidos.
  • El vómito se ha presentado en forma continua durante más de 24 horas en un adulto o más de 12 horas en un niño.
  • La diarrea ha durado más de 5 días en un adulto o en niño.
  • El bebé o el niño es mucho menos activo de lo usual o está irritable.
  • El adulto o el niño presenta micción excesiva, especialmente si hay antecedentes personales o familiares de diabetes o la persona está tomando diuréticos.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.