Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Disfunción Eréctil

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar

La disfunción eréctil o impotencia erigendi , a veces llamada "impotencia", es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual. La palabra "impotencia" también puede usarse para describir otros problemas que interfieren con la relación sexual y la reproducción, tales como la falta de deseo sexual y los problemas con la eyaculación o el orgasmo. El uso de las palabras disfunción eréctil deja en claro que esos otros problemas no están implicados.

En estudios realizados en Estados Unidos se estima que entre los hombres de 40 a 70 años este problema ocurre hasta en un 52%. El grado de disfunción varía desde leve a severo.

El médico especialista en este tema es el urólogo y subespecialista el andrólogo. Estos profesionales parten de un conocimiento profundo de la anatomía y fisiología de la erección e investigan los mecanismos de la misma.

Contenido

Historia

La primera descripción de la disfunción eréctil se encontró en un papiro egipcio de aproximadamente 2000 años antes de Cristo. Se describieron dos tipos de disfunción: impotencia natural , en la cual el hombre era incapaz de culminar el acto sexual , y la impotencia sobrenatural , como resultado de acción del demonio y brujería.

Posteriormente , Hipócrates describió la impotencia masculina en pacientes ricos de la ciudad y concluyó que la causa era el exceso de montar a caballo. A los pobres no les afectaba , pues ellos viajaban a pie.

Aristóteles dijo que los nervios del pene llevaban espíritu y energía para la erección , y que ésta era debida a insuflación de aire. Su teoría fue bien aceptada hasta que en 1505, Leonardo da Vinci notó una gran cantidad de sangre en el pene erecto de un hombre ahorcado. Sin embargo, sus escritos fueron mantenidos en secreto hasta el inicio del siglo XX.

Erección

Vea también el artículo relacionado: Pene.

En una erección normal influyen muchos aspectos. El pene recibe sangre a través de las arterias cavernosas y helicinas. Estas suministran un buen flujo vascular necesario para obtener tumescencia o endurecimiento del órgano genital masculino. Además de lo anterior, las venas del pene deben cerrarse completamente paran prevenir la salida de la sangre llevada por las arterias antes nombradas.

Si hay algún problema con las válvulas de las venas, se escapa la sangre y se pierde, o no logra la erección. De igual forma, si hay algún daño en los nervios que suplen al pene, puede afectarse el mecanismo que lleva la endurecimiento del mismo.


Diagnóstico de la disfunción eréctil

  1. Historia clínica. Interesa recoger problemas médicos actuales y previos, medicamentos que se estén tomando y antecedentes de problemas psicológicos (estrés, ansiedad, depresión). El médico también requerirá antecedentes sexuales —inicio de la disfunción eréctil, frecuencia, calidad y duración de cualquier erección, etc.— e investigará la motivación para el tratamiento y las expectativas del paciente. La DE es lógicamente cosa de dos, y puede ser apropiado entrevistar a la pareja sexual (cualquiera que sea la preferencia sexual del paciente).
  1. Examen físico. Incluye una exploración del área genital y un tacto rectal (examen del recto con un dedo enguantado). Deben buscarse evidencias de otras enfermedades —hipertensión, diabetes, ateroesclerosis, daño nervioso, etc.
  1. Pruebas de laboratorio. Se harán análisis de sangre para medir los niveles de testosterona y, si es necesario, los de prolactina para determinar si hay problemas del sistema endocrino. Pueden ser necesarios diversos exámenes específicos para detectar la disfunción eréctil, como pruebas de respuesta eréctil tras inyección de medicamentos que dilatan los vasos sanguíneos del pene, o detección de erecciones nocturnas mediante diversos dispositivos.
  1. Técnicas de radiología diagnóstica. La cavernosometría y cavernosografía de infusión dinámica (DICC) es una prueba en la cual se induce una erección con medicamentos, se mide la capacidad de almacenamiento del pene, se hace una ecografía de las arterias del pene (para medir la presión arterial de estas arterias) y se realiza una radiografía del pene erecto para obtener datos anatómicos precisos. Sólo es necesaria en algunos casos de disfunción eréctil.

Causas

Pene humano en sus distintos estados de erección

Las causa de la disfunción eréctil son múltiples. Desde el punto de vista etiológico lo más importante es el origen vascular , seguido de la disfunción neurogénica, o sea causas de irrigación sanguínea y de los nervios del miembro.

En los hombres mayores, la disfunción eréctil generalmente tiene una causa física, como una enfermedad, lesión, o efectos secundarios de medicamentos. Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene puede causar disfunción eréctil. La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan disfunción eréctil. Pero la disfunción eréctil no es necesariamente una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

Debido a que una erección requiere una secuencia precisa de eventos, la disfunción eréctil puede presentarse cuando cualquiera de tales eventos se interrumpe. La secuencia completa incluye los impulsos de los nervios en el cerebro, en la columna vertebral, y en el área alrededor del pene, y las respuestas de los músculos, los tejidos fibrosos, las venas y las arterias en y cerca de los cuerpos cavernosos.

La causa más común de disfunción eréctil es el daño a los nervios, arterias, músculos lisos y tejidos fibrosos, a menudo como resultado de una enfermedad. Enfermedades tales como la diabetes, enfermedades del riñón, alcoholismo crónico, esclerosis múltiple, arteriosclerosis, enfermedad vascular y enfermedad neurológica son responsables de alrededor del 70 por ciento de los casos de disfunción eréctil. Entre el 35 y el 50 por ciento de los varones con diabetes padecen DE.

También, la cirugía (especialmente la cirugía radical de próstata debido a cáncer) puede lesionar nervios y arterias cerca del pene, causando disfunción eréctil. Una lesión en el pene, la columna vertebral, la próstata, la vejiga y la pelvis puede llevar a disfunción eréctil, produciendo lesión en los nervios, músculos lisos, arterias y tejidos fibrosos de los cuerpos cavernosos.

Además, muchos medicamentos comunes --medicamentos para la presión arterial, antihistamínicos, antidepresivos, tranquilizantes, supresores del apetito y cimetidina (un medicamento para la úlcera)--pueden causar disfunción eréctil como efecto secundario.

Los expertos piensan que factores psicológicos tales como el estrés, la ansiedad, la culpa, la depresión, una baja autoestima y el miedo a no desempeñarse en el coito como se espera causan 10 a 20 por ciento de los casos de disfunción eréctil. Los hombres con una causa física de disfunción eréctil a menudo experimentan el mismo tipo de reacciones psicológicas (estrés, ansiedad, culpa, depresión).

Otras causas posibles son fumar, que afecta el flujo sanguíneo en las venas y arterias, y anormalidades en las hormonas, como por ejemplo una cantidad insuficiente de testosterona.

Tratamiento

La disfunción eréctil es tratable a cualquier edad, y el conocimiento de este hecho ha ido creciendo. Más hombres han buscado ayuda y regresado a la actividad sexual normal debido a tratamientos mejorados y exitosos de la disfunción eréctil. Tradicionalmente los urólogos, quienes se especializan en problemas de las vías urinarias, han tratado la disfunción eréctil; sin embargo, los urólogos sólo son responsables del 25 por ciento de las menciones de Viagra en 1999.

Alternativas terapéuticas disponibles

  • Modificar algunos factores: tratamiento de la depresión, suspender medicamentos innecesarios, modificar factores de riesgo (tabaco, alcohol, ejercicio, etc.)
  • Estimular la recreación de una intimidad sexual (Ej. Consejo sobre métodos de actividad sexual sin coito).
  • Mejorar la erección: Esto considera tratamiento farmacológico y funciona mejor en conjunto con las otras intervenciones citadas arriba.

Alternativas farmacológicas

  • Inhibidores de la fosfodiesterasa:
  • Sildenafil (Viagra®)
  • Vardenafil (Levitra®)
  • Tadalafil (Cialis®)
  • Yohimbina y Fentolamina
  • Fitoterapia
  • Testosterona

Efectividad de los inhibidores de la fosfodiesterasa

Una revisión sistemática evaluó la efectividad del Sildenafil para la disfunción eréctil (% de relación sexual exitosa al mes), encontrándose que en relación a placebo tenia una efectividad de un 57%. Respecto a la eficacia según dosis se encontró que todas eran efectivas, siendo igual de efectivas las dosis de 50 y 100 mg.

También se observó una variación en la efectividad en algunos subgrupos analizados , siendo ésta menor a mayor edad, en pacientes diabéticos ( 44% v/s placebo) y en disfunción eréctil de etiología neurológica ( 25% v/s 3% placebo).

Respecto a los efectos adversos, en general son leves y con una tasa de 48% v/s un 36% en el grupo placebo, con un RR de 1.4.

Existe actualmente coincidencia entre los expertos (cardiólogos y urólogos) y la evidencia, sobre la seguridad cardiovascular del sildenafil en los pacientes con Síndrome Coronario Estable (SCE). No se ha encontrado en los estudios aumento en la morbimortalidad por el uso de sildenafil en la población general: ni de angor ni de infarto miocárdico. En población seleccionada con enfermedad coronaria estable tampoco se ha encontrado diferencia.

La única contraindicación absoluta es el uso concomitante (24 hrs.) de cualquier nitrito, ya que se amplifica la respuesta hipotensora por la inhibición de la fosfodiesterasa, una contraindicación relativa seria el uso de 2 o más hipotensores , por posibilidad de producir hipotensión.


Existen otros inhibidores de la fosfodiesterasade última generación ,con efectos adversos similares al sildenafil:

Tadalafil (Cialis®): Tiene una efectividad: 68% v/s 31 % Placebo ( p<0.001)y es efectivo hasta 36 hrs (14) después de la dosis Vardenafil ( Levitra®) con una efectividad de 20 % v/s 14 % Placebo ( p <0.001) Vardenafil y un inicio de acción a los 10 minutos (15)

Consideraciones al usar inhibidores de la fosfodiesterasa

  • Su uso debe ser acompañado de estimulación sexual.
  • No se obtiene un buen efecto en las etiologías neurogénicas puras.
  • La dosis recomendada : 50-100 mg ,30-60 minutos previos a la relación sexual.
  • Ingerir con el estomago vacío.
  • No se debe repetir droga antes de 24 horas de la última utilización.
  • Contraindicada con el uso de nitritos.

Fármacos de prescripción frecuente que producen disfunción eréctil

  • Tiazidas.
  • Espironolactona.
  • Antisicóticos.
  • Inhibidores de la recaptura de serotonina
  • Benzodiazepinas.


40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También



20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.