Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Encefalitis

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
El virus herpes es una de las causas de la encefalitis.

Literalmente, encefalitis significa inflamación del cerebro, pero generalmente este término se emplea para referirse a la inflamación del cerebro provocada por un virus. Se trata de una enfermedad poco habitual, que ocurre en aproximadamente 0,5 de cada 100.000 personas –más habitualmente niños, ancianos y personas con el sistema inmunitario debilitado (es decir, con VIH/SIDA o cáncer).

Contenido

Etiología

La causa más frecuente de la encefalitis es una infección viral y muchos tipos de virus la pueden provocar. La exposición a los virus puede suceder por picaduras de insectos, contaminación de los alimentos o de las bebidas, inhalación de las gotitas respiratorias de una persona infectada o por contacto con la piel. En las áreas rurales, los arbovirus transmitidos por mosquitos, por garrapatas o ingeridos accidentalmente, son la causa más común de esta enfermedad.

Los enterovirus son más comunes en las áreas urbanas y, entre ellos, se incluyen el virus Coxsackie, el poliovirus y el echovirus. Entre otras causas se pueden citar la infección del herpes simple, la varicela ( herpes zóster), el sarampión, las paperas, la rubéola, el adenovirus, la rabia, el virus de la encefalitis equina oriental; el virus del Nilo occidental y, muy ocasionalmente, una reacción alérgica a vacunas.

Una vez que el virus ha entrado en el torrente sanguíneo, puede ubicarse en el cerebro, ocasionando inflamación del tejido cerebral y de las membranas que lo rodean. Los glóbulos blancos invaden el tejido cerebral a medida que tratan de contrarrestar la infección.

El tejido cerebral se inflama (edema cerebral), lo cual puede ocasionar destrucción de las neuronas, hemorragia cerebral interna (hemorragia intracerebral) y daño cerebral.

La encefalitis es poco común, las personas de edad avanzada y los niños menores de 1 año son los más vulnerables y pueden presentar un curso más grave de la enfermedad.

Aunque la mayoría de las formas de encefalitis son causadas por virus, las bacterias también pueden provocar este problema. Por ejemplo, la enfermedad de Lyme, la sífilis, la tuberculosis que son causadas por bacterias, puede ocasionar encefalitis. Los pacientes con SIDA y otros diversos individuos en alto riesgo en todo el mundo pueden desarrollar encefalitis, debido a parásitos como la toxoplasmosis. Asimismo, la enfermedad autoinmunitaria y los efectos del cáncer también pueden causar encefalitis.

Tipos de encefalitis

  • Encefaltis por arbovirus: Son frecuentes en América y Extremo Oriente. Se conocen más de 50 tipos de arbovirus o togavirus que transmiten determinados artrópodos que producen encefalitis, fiebre hemorrágica y artralgias.
  • Encefalitis por virus del herpes simple: Es la forma más frecuente de encefalitis vírica en los países europeos, aunque su incidencia es muy baja.
  • Encefalitis por el virus de la rabia: Muy rara en Europa.
  • Encefalitis por el virus de sarampión.
  • Encefalitis por el virus de VIH.

Síntomas

Entre los casos propios de los casos de encefalitis más leves se incluyen los siguientes:

En los casos de encefalitis más graves, es más probable que la persona tenga fiebre alta y cualquiera de una serie de síntomas relacionados con el sistema nervioso central, incluyendo los siguientes:

  • Fuerte dolor de cabeza.
  • Náuseas y vómitos.
  • Rigidez de cuello o nuca.
  • Confusión.
  • Desorientación.
  • Cambios de personalidad.
  • Convulsiones.
  • Problemas de habla o audición.
  • Alucinaciones.
  • Pérdida de memoria.
  • Somnolencia.
  • Coma.

Es más difícil detectar algunos de estos síntomas en los lactantes, pero sigue habiendo algunos signos importantes en que nos podemos fijar, como los siguientes:

  • Vómitos.
  • Fontanelas prominentes o abultadas.
  • Llantos inconsolables o que parecen empeorar cuando se coge al bebé en brazos o se manipula de algún modo.
  • Rigidez corporal.

Puesto que la encefalitis puede seguir o acompañar a las enfermedades víricas comunes, a veces aparecen antes los signos y síntomas característicos de estas enfermedades. Pero a menudo la encefalitis aparece sin previo aviso.

Diagnóstico

Los médicos utilizan varias pruebas para diagnosticar la encefalitis, incluyendo:

  • Pruebas de diagnóstico por la imagen, como la tomografía computerizada (TC) o la resonancia magnética (RM), para comprobar si el cerebro está inflamado o presenta alguna hemorragia u otras anomalías.
  • Electroencefalograma (EEG), que registra las señales eléctricas cerebrales, para comprobar si existen ondas cerebrales anómalas.
  • Análisis de sangre para confirmar la presencia de bacterias o virus en la sangre y si la persona está fabricando anticuerpos (proteínas específicas que luchan contra la infección) como reacción contra determinado germen.
  • Punción lumbar para recoger líquido cefalorraquídeo (el fluido que hay alrededor del cerebro y la médula espinal) a fin de detectar posibles signos de infección.

Pronóstico

Los resultados varían. Algunos casos de esta enfermedad son leves, cortos, relativamente inofensivos y están seguidos de una recuperación completa, mientras que otros casos son graves y pueden ocasionar lesiones permanentes o la muerte.

La fase aguda de la enfermedad dura normalmente de 1 a 2 semanas, con desaparición gradual o súbita de la fiebre y de los síntomas neurológicos, los cuales pueden requerir de muchos meses para una recuperación completa.


Complicaciones

En las personas que sobreviven a los casos severos de encefalitis se pueden presentar daño cerebral permanente que afecta la memoria, el lenguaje, la visión, la audición, el control muscular o la sensibilidad.

Prevención

El control de los mosquitos (la picadura de un mosquito puede transmitir algunos virus) puede reducir la posibilidad de que se presenten algunas infecciones que pueden llevar a encefalitis.

La vacunación de los animales es importante para prevenir la encefalitis producida por el virus de la rabia. Existen vacunas para prevenir una forma de encefalitis viral que, a menudo, afecta a las personas que viven en dormitorios o en la milicia.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.