Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Escarlatina

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20080131 mgb Escarlatina1 .jpg

La escarlatina es una enfermedad infectocontagiosa y constituye una de las formas clínicas de la infección por el estreptococo beta hemolítico del grupo A.

La puerta de entrada del estreptococo, generalmente, es respiratoria, localizándose en la faringe desde donde invade los tejidos y ganglios linfáticos regionales.

Produce tres tipos de toxinas responsables de las manifestaciones clínicas de esta enfermedad, por lo que puede padecerse en tres oportunidades. Estas toxinas desencadenan una reacción de hipersensibilidad responsable del cuadro clínico.

La Escarlatina se distingue por la aparición de una erupción cutánea a menudo luego de la infección faríngea. El período de incubación es de entre 2 y 5 días aproximadamente. La forma de contagio es la de contacto persona a persona, a través de las secreciones respiratorias

Es característica la formación de una capa blanca sobre la lengua que. luego de unos días cae dejando la lengua con una apariencia que se ha denominado aframbuesada por su color rojo brillante y la prominencia de las papilas.

Contenido

Etiología

La bacteria estreptocócica produce una toxina que ocasiona una erupción que aparece de 1 a 2 días después del inicio de la enfermedad. La erupción generalmente aparece primero en el cuello y en el tórax y luego se disemina por el resto del cuerpo.

Esta afección es descrita como "papel de lija" en calidad. La textura de la erupción es más importante que la apariencia para confirmar el diagnóstico. Dicha erupción puede durar alrededor de una semana y, a medida que desaparece, se puede presentar un desprendimiento de la piel (descamación) alrededor de las puntas de los dedos de la mano, de los dedos de los pies y en el área de la ingle.

Los principales factores de riesgo son las infecciones por la bacteria que causa la faringitis estreptocócica. Un antecedente de faringitis estreptocócica o de escarlatina en la comunidad, el vecindario o la escuela pueden incrementar el riesgo de infección.

Síntomas

  • La erupción cutánea es el síntoma más evidente de la escarlatina. Al comienzo, suele tener el aspecto de una quemadura solar con pequeños puntos sobreelevados que pueden producir picazón. La erupción comienza primero en el cuello y la cara; por lo general, no afecta el área alrededor de la boca. Se extiende al pecho y la espalda y después se generaliza en el resto del cuerpo. En los pliegues de la piel, especialmente en las axilas y los codos, la erupción forma las clásicas manchas rojas. Las zonas de la piel que presentan la erupción se tornan blancas al presionarlas. Al sexto día de la infección, la erupción comienza su involución, pero la piel afectada puede comenzar a descamarse.
  • Además de la erupción, existen otros síntomas, como la inflamación de los ganglios del cuello.
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre superior a los 101 grados Fahrenheit (38,3 grados Centígrados).
  • Las amígdalas y la parte posterior de la garganta pueden cubrirse de una capa blanca, o verse de color rojo e inflamadas, o mostrar puntos blanco-amarillentos de pus. Al comienzo de la infección, la lengua puede presentar una capa blanco-amarillenta.
  • Escalofríos.
  • Dolores articulares en todo el cuerpo.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Pérdida de apetito.

Cuando la escarlatina es producto de una infección de garganta, la fiebre suele desaparecer dentro de los 3 a 5 días, y el dolor de garganta, poco tiempo después. La erupción de la escarlatina suele desaparecer seis días después de que el dolor de garganta comenzó, pero la piel afectada por la erupción comienza a descamarse. Esta descamación puede durar 10 días. Con antibióticos, la infección se cura en una semana, pero es posible que pasen varias semanas hasta que las amígdalas y las glándulas inflamadas vuelvan a su estado normal.

En ciertos casos excepcionales, la escarlatina puede surgir de una infección cutánea denominada “impétigo”, que también es causada por la bacteria Streptococcus. En estos casos, es posible que no se presente dolor de garganta.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los datos clínicos (edad, contactos, historia clínica y examen físico) y en estudios de laboratorio como son los Exudados de Fauces con Cultivo y las Pruebas de detección rápida del Estreptococo en garganta. Las pruebas rápidas son efectivas pero siempre requieren del Cultivo de garganta para confirmar el diagnóstico. Los resultados de los cultivos tardan unas 48 horas.

Pronóstico

Con tratamiento antibiótico apropiado, los síntomas de la escarlatina se deben resolver rápidamente, aunque la erupción puede durar hasta 2 ó 3 semanas antes de estar completamente curada.

Complicaciones

Cuando hay un tratamiento apropiado, es raro que se presenten complicaciones, que podrían ser:

Prevención

Las infecciones bacterianas que causan la escarlatina son contagiosas. Una persona que tiene escarlatina puede transmitir la bacteria a otros a través de las secreciones nasales y de la garganta al respirar y estornudar. Si se tiene una infección cutánea causada por un estreptococo, como el impétigo, puede contagiarse por el contacto con la piel.

En la vida cotidiana, no existe una manera ideal o perfecta para evitar las infecciones que causan la escarlatina. Cuando el enfermo está en su casa, asegúrese de que los vasos y otros utensilios de cocina que utilice no sean usados por otro miembro de la familia, y lave bien estos elementos con agua caliente y jabón. Cuando está cuidando a un enfermo con una infección por estreptococo lávese las manos con frecuencia.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.