Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Gripe H1N1

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20100517 mgb Gripe H1N1 .jpg

El virus H1N1 (gripe porcina) es una nueva cepa del virus de la gripe que está causando enfermedades en los seres humanos en todo el mundo.

En junio de 2009, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una pandemia de la gripe porcina a nivel mundial.


Contenido

Historia

El virus influenza H1N1 es uno de los descendientes de la gripe española que causó una pandemia devastadora en la humanidad durante el periodo 1918–1919. Tras la finalización de la pandemia el virus persistió en cerdos, y con ello, los descendientes del virus de 1918 han circulado en seres humanos durante todo el transcurso del siglo XX, contribuyendo a la aparición normal de gripe estacional anualmente.

A comienzos de marzo del 2009, una gripe que derivaba en muchos casos en problemas respiratorios afectó al 60% de los residentes de La Gloria, Veracruz, México. La Gloria está localizada cerca de una granja de cerdos que cría anualmente alrededor de un millón de estos animales. El propietario de la granja de cerdos declaró que no se han encontrado signos clínicos o síntomas de presencia de la gripe porcina en los animales (que son propiedad de la compañía) ni en sus empleados, y que la compañía administra rutinariamente la vacuna contra el Influenzavirus a su piara, además de la realización de análisis mensuales para detectar la presencia de la gripe porcina.

Las autoridades mexicanas atribuyeron este aumento a una "gripe de temporada tardía", la cual coincide normalmente con un ligero aumento del Influenzavirus B hasta el día 21 de abril, cuando los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos dieron la voz de alarma a los medios acerca de dos casos aislados de una nueva gripe porcina.

Los dos primeros casos confirmados fueron dos niños residentes en los Estados Unidos (una niña de 9 años en el condado de Imperial, California y un niño de 10 años en el condado de San Diego) que enfermaron el 28 y 30 de marzo respectivamente, no habiendo tenido ningún contacto con cerdos ni antecedentes de haber viajado a México.

La primera muerte debida a la gripe A ocurrió el 11 de abril en una niña que enfermó desde el 19 de Marzo y fue atendida en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias de México. Más conocida es otra ocurrida el 13 de abril, cuando una mujer diabética natural de Oaxaca murió por complicaciones respiratorias.

Se enviaron algunas muestras al CDC y a Winnipeg (Canadá) desde México el 21 de abril que dieron positivo en gripe porcina y se relacionaron rápidamente con el aumento de la gripe tardía. Algunos casos en México y los Estados Unidos fueron identificados por la Organización Mundial de la Salud como una nueva cepa del H1N1.

Los primeros casos de influenza en México se detectaron el 11 de abril en el estado mexicano de Veracruz. Al mes se extendió por varios estados de México, Estados Unidos y Canadá, para exportarse a partir de entonces, con aparición de numerosos casos en otros países de pacientes que habían viajado a México y Estados Unidos.

En marzo y abril de 2009, se detectaron más de 1000 casos sospechosos de gripe porcina en humanos de México y del Suroeste de Estados Unidos. También se notificaron casos en los estados de San Luis Potosí, Hidalgo, Querétaro y Estado de México, dentro de México central. El ministro de Sanidad mexicano José Ángel Córdova declaró lo siguiente el 24 de abril: "Estamos tratando con un nuevo virus de la gripe que constituye una epidemia respiratoria (aunque es controlable)".

Etiología

El origen de la infección es una variante de la cepa H1N1, con material genético proveniente de una cepa aviaria, dos cepas porcinas y una humana que sufrió una mutación y dio un salto entre especies (o heterocontagio) de los cerdos a los humanos, y contagiándose de persona a persona.

Debido a que el H1N1 es un nuevo virus en los humanos, el sistema inmunitario no puede combatirlo muy bien. Como resultado, éste se ha propagado rápidamente alrededor del mundo.

El número más grande de casos de gripe por H1N1 ha ocurrido en personas de 5 a 24 años. Asimismo, se ha informado de pocos casos y ninguna muerte en personas de más de 64 años de edad.


Contagio

El virus de la gripe H1N1 puede propagarse de una persona a otra cuando:

  • Alguien con gripe tose o estornuda hacia el aire que otros inhalan.
  • Alguien toca una perilla de la puerta, un escritorio, un computadora o mostrador que contiene gérmenes del H1N1 y luego se toca la boca, los ojos o la nariz.
  • Alguien toca el moco de un niño u otras personas mientras los están cuidando cuando están enfermos con el virus de la gripe H1N1.
  • Usted NO PUEDE contraer el virus de la gripe H1N1 por comer carne de cerdo o cualquier otro alimento, tomar agua, nadar en estanques o usar un jacuzzi o sauna.


Síntomas

Los síntomas de la infección de gripe H1N1 en los humanos son similares a los síntomas seudogripales clásicos, que podrían abarcar:

Diagnóstico

Si usted cree que ha estado expuesto a la influenza H1N1, llame al médico antes de la consulta. Es posible que el personal médico necesite tomar las precauciones apropiadas para protegerse ellos mismos y proteger a otros pacientes durante su visita al consultorio.

Debido a que la gripe H1N1 se ha vuelto generalizada, la mayoría de las personas no necesitan ser evaluadas cuando tienen síntomas.

El médico puede examinarlo a usted debido al virus de la gripe H1N1 con un hisopado de la parte posterior del interior de la nariz si:

  • Está en alto riesgo de sufrir complicaciones de la gripe.
  • Otras personas en alto riesgo o con complicaciones de la gripe han estado en estrecho contacto con usted.
  • Está muy enfermo.

El médico puede:

  • Examinar la boca, la garganta, la nariz y los oídos.
  • Auscultar los pulmones.
  • Llevar a cabo una radiografía del tórax.

Pronóstico

El pronóstico depende de la gravedad de la infección, de la edad y de si hay otros problemas de salud.

Las mujeres embarazadas y las personas jóvenes parecen contraer con mayor probabilidad el virus H1N1 y también tener pronósticos desalentadores cuando resultan infectadas.

Sorprendentemente, las personas de 65 año o más tienen un riesgo más bajo que los grupos etarios más jóvenes.


Complicaciones

La enfermedad severa puede ocurrir junto con:

Al igual que la gripe estacional, la gripe H1N1 puede empeorar otros problemas de salud crónicos.


Prevención

Todas las personas deben tomar estas medidas para prevenir la diseminación de la gripe:

  • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar y deséchelo después de usarlo.
  • Lávese con frecuencia las manos con agua y jabón durante 15 a 20 segundos, sobre todo después de toser o estornudar. Puede usar limpiadores de manos a base de alcohol.
  • Absténgase de tocarse los ojos, la nariz o la boca para evitar resultar infectado por gérmenes.
  • Evite el contacto cercano con personas enfermas.
  • Si usted efectivamente se enferma, considere la posibilidad de quedarse en su casa y no ir al trabajo ni a la escuela durante 7 días después del comienzo de los síntomas o hasta que esté libre de ellos durante 24 horas, lo que sea que dure más tiempo.
  • Use una mascarilla, si es posible, cuando comparta espacios comunes con otros miembros del núcleo familiar.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que estos grupos reciban la vacuna:

  • Mujeres embarazadas.
  • Personas que cuidan o viven con niños menores de 6 meses de edad.
  • Personal de servicios sanitarios y de emergencia.
  • Personas entre los 6 meses y 24 años de edad.
  • Personas desde los 25 hasta los 64 años que estén en mayor riesgo de complicaciones a causa de una infección de H1N1.

Cualquiera que reciba esta nueva vacuna aún debe recibir también la vacuna contra la gripe estacional que se distribuye todos los años. Usted puede recibir ambas vacunas en el mismo día.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.