Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Herpes genital

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar


20100323 pbv herpesgenital .jpg

Es una infección viral de transmisión sexual que afecta la piel de los genitales. El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por los virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) y tipo 2 (VHS-2). La mayoría de los herpes genitales son causados por el tipo VHS-2. La mayoría de las personas infectadas por el VHS-1 o VHS-2 no presentan signos ni síntomas de la infección o presentan síntomas mínimos. Cuando se manifiestan los signos, usualmente lo hacen en forma de una o más ampollas en los genitales o el recto o alrededor de los mismos. Las ampollas se rompen formando úlceras dolorosas (llagas) que pueden tardar de dos a cuatro semanas en curarse la primera vez que se presentan. Típicamente, puede presentarse otro brote semanas o meses después del primero, pero casi siempre es menos intenso y de más corta duración. A pesar de que la infección puede permanecer en forma indefinida en el organismo, la cantidad de brotes tiende a disminuir a medida que pasan los años. El VHS-1 y el VHS-2 pueden encontrarse en las llagas causadas por los virus y ser liberados por las mismas, pero entre brote y brote los virus también pueden ser liberados por la piel que no tiene llagas. Por lo general, una persona solo puede infectarse con el VHS-2 durante el contacto sexual con alguien que tiene una infección genital por VHS-2. La transmisión puede darse a partir de una pareja sexual infectada que no tiene una llaga visible y que no sepa que está infectada. El VHS-1 puede causar herpes genital, pero con más frecuencia causa infecciones de la boca y los labios, también llamadas “ampollas febriles”. La infección por VHS-1 en los genitales puede ser causada por contacto oral-genital o contacto genital-genital con una persona que tiene la infección por VHS-1. Los brotes del VHS-1 genital reaparecen con menos regularidad que los brotes del VHS-2 genital.

Contenido

Causas, incidencia y factores de riesgo

El herpes es causado por dos virus:

• Virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1)

• Virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2)

El VHS-1, el virus responsable del herpes labial o boqueras o fuegos, se puede transmitir a través de las secreciones orales, y es responsable de algunos casos de herpes genital. El VHS se puede diseminar desde la boca a los genitales durante el sexo oral.

El VHS-2 causa la mayoría de los casos de herpes genital y se puede transmitir a través de secreciones orales o genitales.

El virus del herpes simple (VHS) se disemina de una persona a otra por contacto con la piel. El virus se propaga a partir de úlceras, ampollas o erupciones cutáneas visibles durante brotes, pero también se puede propagar desde el área afectada entre brotes de síntomas.

El VHS se transmite al área de la piel con la cual entra en contacto. También hay algunos casos por los cuales otros tipos de contacto pueden diseminar este virus. Por ejemplo, una variante del herpes, conocida como herpes gladiatorum, se puede transmitir durante la práctica de deportes de contacto corporal, como la lucha libre.

Dado que el virus se transmite a través de las secreciones de los tejidos de la boca o los genitales ( mucosa), los sitios comunes de infección en los hombres son:

• Ano

• Cara interna de los muslos

• Escroto

• Cuerpo y cabeza del pene

Los sitios comunes de infección en las mujeres son:

• Ano

• Cuello uterino

• Cara interna de los muslos

• Labios • Vagina

La boca también puede ser un sitio de infección en ambos sexos. Las investigaciones sugieren que la transmisión del virus puede ocurrir incluso en ausencia de síntomas; de modo tal que un compañero sexual sin lesiones obvias de herpes genital, incluso puede transmitir la enfermedad. En efecto, la diseminación asintomática en realidad puede contribuir más a la propagación del herpes genital que las úlceras activas.

Signos Y Síntomas

La mayoría de las personas infectadas por el VHS-2 no saben que tienen la infección. Sin embargo, si se presentan signos y síntomas durante el primer brote pueden ser bastante pronunciados. El primer brote ocurre generalmente dentro de las dos semanas siguientes a la transmisión del virus y las llagas se curan típicamente en dos a cuatro semanas. Otros signos y síntomas durante el episodio primario pueden incluir una segunda serie de llagas y síntomas parecidos a la gripe, entre ellos fiebre e inflamación de las glándulas. Sin embargo, la mayoría de las personas con la infección por VHS-2 nunca presentan llagas o pueden tener signos muy leves que no se notan o que se confunden con picaduras de insectos o con otras afecciones de la piel. La mayoría de las personas a quienes se les ha diagnosticado un primer caso de herpes genital pueden esperar tener varios (típicamente cuatro o cinco) brotes (recurrencias sintomáticas) en un período de un año. Por lo general, estas recurrencias disminuyen en frecuencia a medida que pasa el tiempo. Es posible que la persona se dé cuenta que tuvo un caso de herpes genital años después de que adquirió la infección.

Diagnostico

Los signos y síntomas asociados al VHS-2 pueden variar ampliamente. Los proveedores de atención médica pueden diagnosticar el herpes genital mediante una inspección visual, si el brote es típico y mediante un análisis de laboratorio de una muestra de la llaga o de las llagas. Las infecciones por VHS se pueden diagnosticar entre brotes mediante un análisis de sangre. Estos análisis, que detectan los anticuerpos de la infección por el VHS-1 o el VHS-2, pueden ser útiles, aunque los resultados no son siempre precisos.

Prevencion

La manera más segura de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, incluido el herpes genital, es abstenerse del contacto sexual o tener una relación duradera, mutuamente monógama, con una pareja a quien se le han hecho las pruebas y se sabe que no está infectada. Las enfermedades genitales ulcerosas pueden aparecer tanto en las áreas genitales masculinas como en las femeninas, que hayan o no estado cubiertas o protegidas con un condón de látex durante la relación sexual. El uso adecuado y habitual de condones de látex puede reducir el riesgo de adquirir el herpes genital. Las personas con herpes deben abstenerse de tener relaciones sexuales con parejas sexuales no infectadas cuando tengan lesiones u otros síntomas del herpes. Es importante saber que aunque la persona no tenga síntomas, todavía puede infectar a sus parejas sexuales. Se le debe indicar a las parejas sexuales de las personas infectadas que pueden contagiarse y que deben usar condones para reducir el riesgo. Las parejas sexuales pueden hacerse pruebas para determinar si están infectadas por el VHS. Un resultado positivo a un análisis de sangre para la detección del VHS-2 indica que lo más probable es que haya una infección de herpes genital.

Exámenes

• El cultivo viral del líquido de la ampolla proveniente de la lesión es positivo para el virus del herpes simple. El virus del herpes simple puede multiplicarse en 2 a 3 días.

• El PCR del líquido de la ampolla detecta pequeñas cantidades de ADN y puede mostrar si el virus del herpes está presente en dicha ampolla.

• El examen de Tzanck de la lesión cutánea puede mostrar resultados congruentes con la infección por virus del herpes. Este examen consiste en la tinción de células humanas dentro del líquido de la ampolla con una tintura. Si las células del líquido contienen partículas virales se vuelven visibles; sin embargo, el examen no puede determinar qué cepa del virus se encuentra en la ampolla.

Unas pruebas para anticuerpos recientemente desarrolladas pueden determinar si una persona tiene VHS-1 o VHS-2. Estas pruebas también pueden revelar si una persona alguna vez ha estado expuesta a cualquiera de estas cepas en el pasado (prueba IgG) o resultó expuesta recientemente a una de ellas (Prueba IgM).

Tratamiento

El herpes genital no se puede curar, sin embargo, el tratamiento antiviral puede mejorar los síntomas. Los medicamentos pueden disminuir rápidamente el dolor y la molestia durante un brote y también pueden acortar el tiempo de curación. Se ha demostrado que los medicamentos aceleran la curación y el alivio de los síntomas en los primeros ataques más que en los episodios recurrentes de infecciones genitales con VHS-1 y VHS-2.

Si es necesario, los pacientes pueden emplear una terapia inhibidora diariamente, la cual puede reducir la frecuencia de recurrencia en pacientes con brotes frecuentes de herpes genital.

Para un beneficio máximo durante las recurrencias, se debe iniciar la terapia tan pronto como el hormigueo, ardor, o prurito comiencen o tan pronto como se descubran las ampollas.

Entre los posibles efectos secundarios de estos medicamentos están:

• Fatiga

• Dolor de cabeza

• Náuseas y vómitos

• Erupción cutánea

• Convulsiones

• Temblor

Algunas personas necesitan medicamentos por vía intravenosa para infecciones severas por herpes que pueden comprometer el cerebro, los ojos y los pulmones. Estas complicaciones se desarrollan algunas veces en personas con sistemas inmunitarios comprometidos. Los baños tibios pueden aliviar el dolor de las lesiones genitales y se recomienda la limpieza suave con agua y jabón. Se puede usar un antibiótico tópico u oral en caso de presentarse una infección secundaria de las lesiones cutáneas por bacterias.


40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

Herpes Simple

Condiloma Acuminado

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.