Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Hongo

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20080408 mgb Hongos .jpg

Los hongos son organismos eucariotas, que producen esporas, no tienen clorofila, con nutrición por absorción, generalmente con reproducción sexual y asexual; el cuerpo consiste generalmente de filamentos ramificados con pared celular quitinosa.

Constituyen uno de los grupos de organismos más importantes para la vida del hombre, ya que son los responsables de gran parte de la descomposición de la materia orgánica aumentando su disponibilidad en el suelo; pueden ser comestibles, venenosos o psicotrópicos; muchos son patógenos; otros, producen ciertas sustancias beneficiosas o intervienen en procesos de elaboración de algunos comestibles.

Contenido

Estructura

Los integrantes del grupo son generalmente filamentosos, aunque hay unicelulares. El tipo unicelular es típico de las levaduras. Pero algunos hongos, especialmente algunos patógenos de animales, pueden existir tanto como filamentosos o como unicelulares.

Estos filamentos vegetativos de los hongos son denominados hifas y el conjunto de hifas se llama micelio.

Generalmente todo el cuerpo de un hongo está basado en filamentos uniseriados, ramificados. En la mayoría de los casos, ese cuerpo se diferencia en una parte vegetativa que absorbe nutrientes, y una parte reproductiva.

Principalmente en hongos superiores (Ascomycota y Basidiomycota) la parte recolectada del hongo no es mas que el órgano de reproducción del hongo, llamado carpóforo. El verdadero cuerpo del hongo, o cuerpo vegetativo, está escondido, formado por una red de filamentos microscópicos inmersa en el substrato, llamada micelio.

Una característica importante entre grupos de hongos, es la presencia o ausencia de paredes transversales en las hifas llamadas septos. En ciertos grupos de hongos, considerados mas primitivos, generalmente no se observan septos, solo en la base de los órganos reproductores o para separar porciones viejas de las hifas. En estas formas no septadas, las hifas contienen numerosos núcleos en una masa común de citoplasma, por lo que se denominan cenocíticas.

Los septos pueden ser simples o complejos; se forman por crecimiento centrípeto. Algunos forman una placa continua, otros dejan un poro o varios. Ese poro puede estar ocluido; aún así, cada poro establece una conexión entre células adyacentes y hasta pueden permitir el paso de orgánulos. Los Ascomycetes exhiben normalmente un septo simple con un poro, a ambos lados del cual pueden observarse sendos "cuerpos de Woronin". Los Basidiomycetes también tienen septos con un poro, pero aquí normalmente, el poro exhibe una prolongación en forma de barril, por lo que se lo denomina "doliporo" y generalmente a ambos lados de este, se observa una especie de capuchón, denominada "parentesoma".

La pared celular está formada en un 80-90% de polisacáridos, el resto consiste en proteínas y lípidos. La quitina es el componente mas usual. La pared es multilaminada y las laminillas están formadas por fibrillas diversamente orientadas. Los componentes microfibrilares están embebidos en una matriz de otras sustancias, siendo las proteínas componentes muy importantes, ya que algunas son enzimas constituyentes de la pared.

El crecimiento de las hifas es, en la mayoría de los casos, apical. El ápice presenta gran número de vesículas citoplasmáticas que provienen inicialmente del retículo endoplasmático, pasan a los dictiosomas y luego son liberadas en el ápice, para fusionarse con la membrana plasmática y liberar su contenido hacia la región de la pared. En la mayoría de los casos el crecimiento es monopodial, con dominancia apical. También existen ramificaciones dicotómicas.

La mayoría de las estructuras fúngicas están formadas por agregación de hifas. Esta agregación puede dar lugar a los rizomorfos, comunes en Basidomycetes, Ascomycetes y Deuteromycetes. Es una agregación paralela de hifas, generalmente indiferenciada, aunque en algunos casos puede distinguirse una corteza y una médula.

El micelio usualmente visible de los Hongos Superiores es el denominado micelio secundario, donde cada célula contiene dos núcleos haploides genéticamente distintos (dicarionte heterocariótico). El micelio es dicariótico, y se distingue del micelio primario (monocariótico) que tiene segmentos con un solo núcleo, haploide (genéticamente idénticos entre células). También puede haber micelio secundario dicariótico, pero con núcleos genéticamente idénticos, por lo que se lo llama micelio homocariótico. Por último, también son agregaciones de hifas los cuerpos reproductivos mas o menos masivos de los hongos superiores (Ascocarpos y Basidiocarpos).


Nutrición

En cuanto al tipo de nutrición, estos organismos desprovistos de clorofila e incapaces de sintetizar los glúcidos que necesitan para vivir, han desarrollado tres sistemas de vida:

  • Los saprobios: Pueden descomponer residuos orgánicos para alimentarse. Este es el caso de los hongos comúnmente hallados sobre troncos muertos, como los "Pleurotos" u hongo ostra, e incluso el más conocido "Champiñón".
  • Parásitos: Extraen las sustancias orgánicas que necesitan de un hospedador al que debilitan y a la larga lo matan.
  • Hongos simbióticos: Extraen las sustancias orgánicas de un hospedador, pero que en contrapartida le procuran cierto número de ventajas. Los más conocidos son los "Boletos" y las "Trufas".

Existen hongos con distintas afinidades filogenéticas que encontraron solución a sus requerimientos nutritivos, asociándose simbióticamente con algas. Esta unión, que representa un ejemplo de convergencia fisiológica en el proceso evolutivo, constituye un grupo particular de organismos: los Líquenes. Este tipo de relación entre hongos y algas, se conoce como simbiosis. Este hecho demuestra que los líquenes no pueden constituir un grupo taxonómico natural. La sistemática moderna considera el concepto de liquen como biológico y los clasifica dentro del gran reino de los hongos.

Reproducción

Durante la reproducción, el talo completo del hongo puede convertirse en una o mas estructuras reproductivas, es decir, no coinciden en el mismo individuo las fases reproductiva y somática. Los hongos que siguen este esquema se nombran holocárpicos y se consideran formas más primitivas. En los hongos están presentes los dos tipos generales de reproducción, la sexual y la asexual. Esta última, denominada también somática o vegetativa , no involucra la unión de núcleos, células sexuales u órganos sexuales y es la de mayor importancia para estos organismos, pues da lugar a un mayor número de individuos y tiene lugar muchas veces durante una estación, mientras la sexual transcurre una vez por año.

Los métodos de reproducción asexual que se presentan en los hongos son:

  • Fragmentación del soma, cuando cada fragmento da origen a un nuevo individuo.
  • Fisión de células somáticas en células hijas.
  • Gemación de células o esporas somáticas, donde cada yema produce un nuevo organismo.
  • Producción de esporas que dan lugar a un tubo germinativo y posteriormente a un micelio.


Las células formadas producto de la fragmentación se denominan artrosporas u oidios ( del griego oidion, huevo pequeño ), pero si se rodean de una gruesa pared antes de la separación, se le nombran clamidosporas (del griego chlamys, capa impermeable).

La fisión, simple división de una célula en células hijas por constricción, es característica de las bacterias, pero se presenta en las levaduras, que son verdaderos hongos.

La gemación es la producción de pequeñas excrecencias (yemas) a partir de una determinada célula; estas yemas crecen y pueden soltarse o quedar adheridas a la célula madre.

La reproducción por medio de esporas, es la más común en los hongos; las esporas pueden variar sustancialmente por su color, tamaño o aspecto, en el número y en la forma en que se producen. Pueden originarse en una especie de sacos denominados esporangios (del griego sporos, espora, semilla y angeion, vaso), por lo que se nombran esporangiosporas o en los extremos o lados de ciertas hifas que se llaman conidióforos, reconociéndoseles entonces como conidios.

La reproducción sexual en los hongos, como en muchos organismos, tiene lugar casi siempre en presencia de condiciones adversas e implica la unión en una célula de dos juegos de cromosomas para formar un cigoto. Los órganos sexuales se denominan gametangios y el proceso de unión implica plasmogamía, cariogamía y meiosis. En los hongos encontramos 5 tipos de reproducción sexual:

  • Copulación planogamética: Cuando tiene lugar la fusión de dos gametos descubiertos, planogametos (del griego planetes, ambulante y gamete, conyuge), uno de los cuales puede ser móvil.
  • Contacto gametangial: Si los gametangios , masculino y femenino, se ponen en contacto y uno o más núcleos migran desde el primero hacia el segundo. No se efectúa una total fusión entre los dos gametos.
  • Copulación gametangial: Si tiene lugar una fusión de todo el contenido de dos gametangios en contacto, por el paso del contenido de uno a otro o por fusión directa de células gametangiales en una, al disolverse las paredes de contacto.
  • Espermatización: Cuando las estructuras masculinas, denominadas espermacios, que asemejan esporas, son transportadas por insectos, el viento o el agua hasta los gametangios femeninos. En el punto de contacto se desarrolla un poro y el contenido del espermacio pasa a la estructura receptiva.
  • Somatogamía: Si no se producen órganos sexuales y las células somáticas asumen la función sexual. Este proceso es característico de las levaduras. Algunos hongos no tienen un verdadero ciclo sexual que concuerde con lo que acabamos de definir, pero obtienen muchos beneficios de la sexualidad a través de la parasexualidad. Esto es un proceso donde tienen lugar plasmogamia, cariogamia y haploidización (división reductiva), pero que no tiene puntos específicos en el talo ni en el ciclo de vida. En los hongos de la clase Deuteromycetes este ciclo parasexual tiene gran importancia.

Sobre la base del sexo los hongos se pueden agrupar en tres categorías:

  • Hermafrodítica, cuando el talo produce órganos masculinos y femeninos.
  • Dioica, si unos talos producen órganos masculinos y otros los órganos femeninos.
  • Indiferenciada sexualmente, cuando las estructuras con función sexual son morfológicamente indistinguibles como masculinas o femeninas.

Los hongos de las categorías antes mencionadas, pertenecen a uno de los siguientes grupos atendiendo a la compatibilidad de sus talos:

  • Hongos homotálicos: Son aquellos cuyos talos son sexualmente fértiles y pueden reproducirse sin la ayuda de otro talo.
  • Hongos heterotálicos: Donde el talo es sexualmente autoestéril y requiere la ayuda de otro talo compatible para la reproducción sexual.

Enfermedades micóticas

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.