Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Insomnio

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20080307 mgb .jpg

Los problemas para quedarse dormido y mantener el sueño sin despertares durante toda la noche, se denomina insomnio.

El trastorno no sólo es una molestia nocturna sino que repercute en su etapa de vigilia, ya que una noche de mal dormir provoca somnolencia diurna y con seguridad, al día siguiente tendrá problemas de concentración para realizar sus actividades laborales o académicas.


Contenido

Tipos de Insomnio

El insomnio afecta a personas de todas las edades por una o dos noches. Algunas veces puede prolongarse por semanas, meses, e incluso años.

Insomnio Transitorio

Es la incapacidad para quedarse dormido o dormir bien por unos pocos días. Las causas de este tipo de insomnio, en general son; demasiada excitación, tensión y estrés. Los niños, por ejemplo, la noche previa a volver al colegio después de las vacaciones de verano, tienen problemas para quedarse dormidos.

Ocurre lo mismo, si al día siguiente tienen alguna prueba importante o deben participar como integrantes de algún evento deportivo. Los adultos, padecen este insomnio la noche previa a una reunión importante de negocios o luego de una discusión no resuelta con el cónyuge. Muchas personas tienen problemas para dormir cuando alojan fuera de casa, especialmente si han viajado a otro país y atravesado varias zonas con husos horarios diferentes. Puede interrumpir temporalmente nuestra capacidad para quedarnos dormidos al acostarnos, un vigoroso entrenamiento deportivo si se ha realizado unas cuatro horas antes de irse a la cama. Del mismo modo, si padecemos alguna enfermedad infecciosa tendremos problemas para iniciar el sueño y mantenerlo durante la noche.

Insomnio de corto plazo

En los períodos de estrés laboral o si tenemos gran cantidad de problemas familiares o de relaciones interpersonales, es posible que se padezca de insomnio por unas dos o tres semanas. Cuando la situación estresante se ha resuelto o la persona se acomoda a ella, el sueño retorna a su normalidad.

Insomnio Crónico

Más de 35 millones de norteamericanos se quejan de insomnio crónico. Es decir duermen mal casi todas las noches.

La mayoría de los insomnes se preocupa por su mal dormir. sin embargo, no es lo mejor preocuparse en exceso, preguntándose cuál podría ser la causa del trastorno de sueño. De acuerdo a un estudio a nivel nacional realizado en los Estados Unidos por la "Association of Sleep Disorders Centers", algunas afecciones físicas, tales como desórdenes respiratorios o de la actividad muscular, son la causa de más de la mitad de los casos de insomnio persistente.


Etiología

En general, el insomnio es el síntoma de otro problema de salud, como fiebre o dolor de estómago. No obstante, puede ser causado por muchos factores.


Factores psicológicos

  • Vulnerabilidad al Insomnio.

Algunas personas están más predispuestas que otras a experimentar insomnio durante sus períodos de estrés, así como otras tienen predisposición al dolor de cabeza o a las indigestiones. El hecho de conocer el problema, puede ser de gran utilidad para enfrentar los ataques de insomnio.

  • Estrés Persistente.

Algunos problemas. como por ejemplo, desavenencias matrimoniales, un niño con una afección crónica o un trabajo poco satisfactorio con frecuencia contribuyen a gatillar insomnio. Las personas que tienen estos conflictos pueden lograr ayuda a través de consejería familiar o con un psicólogo, para lograr una nueva perspectiva en el manejo de sus continuos conflictos y de este modo, ejercer más control sobre ellos.

  • Problemas psiquiátricos.

El insomnio, en especial aquel con despertares más temprano de lo que la persona desea, es uno de los síntomas más comunes de la depresión.

Las personas que padecen ansiedad, esquizofrenia y otros desórdenes psiquiátricos pueden experimentar insomnio y dormir muy mal.

El tratamiento de la afección psiquiátrica subyacente, con frecuencia incluye farmacoterapia y psicoterapia lo que puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.


Estilo de Vida

  • Empleo de Estimulantes.

Ingerir cafeína muy cerca de la hora de acostarse, aún cuando no interfiera con el inicio del sueño, puede gatillar despertares durante la noche. La nicotina es otro estimulante, a los fumadores les cuesta más quedarse dormidos que a los no fumadores. Por otra parte, los ingredientes de algunos fármacos recetados para perder peso, asma y resfríos, pueden interferir con el sueño.

  • Ingesta de alcohol.

Una copa de licor aunque puede ayudar a inducir el sueño, lo hace más frágil e induce despertares nocturnos.

  • Horario Errático.

Los trabajadores que hacen turnos nocturnos o rotativos (son personas que trabajan en un horario no tradicional, por ejemplo durante la noche y rotan al día por una semana) junto a las personas que tienen el hábito de acostarse más tarde los fines de semana, están más predispuestos a experimentar problemas de sueño. El mantenimiento de un horario regular en las horas de acostarse y levantarse puede ayudar a programar nuestro organismo para que duerma a horas determinadas y se mantenga despierto en otras.

  • Vida sedentaria.

Las personas que llevan un estilo de vida muy sedentario, con poca actividad física y movimiento, pueden experimentar insomnio debido a que permanecen demasiado inactivas durante el día.

  • Insomnio Aprendido.

Las personas que duermen mal durante períodos de estrés están predispuestas a preocuparse mucho sobre su capacidad para funcionar bien durante sus actividades diurnas. Por ésto mismo, deciden intentar dormir lo mejor posible durante la noche. Desafortunadamente, este esfuerzo las conduce a estar totalmente despiertos por más tiempo, cuando se acuestan. Asimismo, durante su prolongado alerta comienzan a dar vueltas por su cabeza, pensamientos y preocupaciones.

Además,empiezan a realizar una serie de actividades en el dormitorio-ponerse el piyama, prender la lámpara del velador, acomodar las frazadas- que posteriormente se convierten en "claves" que fomenten su período de alerta.

De este modo las personas con trastornos del dormir, cuando se acuestan e intentan conciliar el sueño de inmediato y no lo logran, pueden dormirse muy rápido cuando no lo intentan en ocasiones no adecuadas -mientras leen el diario, ven la TV, o conducen su auto, por ejemplo. Incluso unas pocas noches de mal dormir por un mes puede ser suficiente para mantener el ciclo de sueño deficitario y continuas preocupaciones por dormir mal. El tratamiento para este tipo de insomnio trata de mejorar los hábitos de sueño y calmar la ansiedad que los acompaña.

  • Mal uso o abuso de píldoras para dormir.

Si se utilizan todas las noches, puede que estos fármacos dejen de ser efectivos al cabo de unas pocas semanas. Cuando se interrumpe su empleo en forma repentina, sin embargo, el sueño empeora. Este problema puede aminorarse al ir bajando de a poco las dosis. Es conveniente que el médico supervigile tanto la prescripción como este último procedimiento.

  • Factores Medioambientales.
    • Ruido: Del tráfico de la calle, aviones, televisión y otros ruidos pueden alterar el período de sueño aún cuando la persona que duerme no se despierte con ellos.
    • Luz: La luz se filtra por los párpados incluso cuando tenemos los ojos cerrados.
  • Enfermedades físicas.
    • Desórdenes respiratorios: Ciertas alteraciones de la respiración pueden provocar repetidas interrupciones de la misma durante el sueño. Estos eventos pueden despertar a una persona una docena o cientos de veces por noche. Dichas pausas respiratorias pueden ser cortas -aproximadamente 10 segundos- y la persona no las recuerda al día siguiente. No obstante, tales eventos producen un sueño inquieto. Las interrupciones severas de la respiración durante el sueño (apnea del sueño) incluso pueden observarse en personas que respiran en forma normal durante el día. La excesiva relajación de los músculos del aparato respiratorio o problemas en los centros cerebrales que controlan la respiración, ocurren algunas veces durante el sueño. Estas interrupciones respiratorias se hacen más comunes a medida que la persona envejece. La mayoría de ellas son leves y no requieren de tratamiento, pero es aconsejable evitar las píldoras para dormir, pues éstas empeoran los problemas respiratorios. Los casos severos de apnea del sueño tienen una eficaz terapia conocida como Presión positiva continua de Flujo Aéreo C-PAP. Este tratamiento mantiene despejadas las vías respiratorias superiores gracias a un flujo aéreo continuo que pasa a través de una máscara colocada sobre la nariz y boca, durante el sueño.
    • Movimiento periódico de las piernas: Contracciones musculares breves pueden causar brincos de las piernas que duran un segundo o dos y pueden ocurrir algunas veces cada 30 segundos (con frecuencia por una hora o por tiempos más prolongados), varias veces por noche. Tales movimientos pueden ocasionar micro despertares cada noche, lo que se traduce en un sueño muy inquieto. El movimiento periódico de las piernas se hace más frecuente y severo a medida que las personas envejecen. El tratamiento de esta alteración incluye la prescripción de píldoras para dormir, analgésicos, ejercicios durante la tarde, un baño de tina caliente, o una combinación de todas estas terapias. La prescripción de suplementos de hierro puede ayudar a las personas que tienen deficiencias de este mineral, en especial si están experimentando movimientos periódicos de piernas durante la noche.
    • Actividad cerebral de vigilia que persiste durante el sueño: En los exámenes nocturnos de la actividad cerebral se ha observado que muchas personas con quejas de tener excesiva luz en la noche o que dicen dormir muy mal y amanecer cansados, presentan una incapacidad de lograr etapas de sueño profundo.
    • Reflujo Gastroesofágico: La devolución de alimentos desde el estómago al esófago, puede despertar a una persona varias veces por noche. Cuando este reflujo ocurre durante el día, la posición erguida y la capacidad de tragar otra vez estos contenidos o botarlos, en general despeja de materiales irritantes al esófago. Durante el sueño la capacidad de tragar es menor y la posición acostada hace que este reflujo irritante haga toser y la persona despierte semi-ahogada. Si este es el problema, la acción adecuada es levantar la cabecera de la cama unos cuantos centímetros (10 a 15), o dormir semi-reclinado con almohadones.Existe tratamiento medicamentoso que alivia este problema.
    • Dolor: Afecciones como la artritis, artrosis, angina, dolor de espalda, fibromialgia y cefaleas pueden alterar el sueño y las horas de vigilia. En algunas ocasiones, un cambio en la posición de las almohadas, un colchón adecuado, y desarrollar conductas que promuevan el sueño, pueden aliviar el dolor. Es importante visitar al médico para una terapia si el dolor es muy fuerte.

Buenos hábitos de sueño

Esta guía puede serle útil para aliviar sus problemas de sueño y promover un buen dormir.

  • Levántese a la misma hora todos los días.
  • Acuéstese sólo cuando sienta sueño.
  • Establezca algún ritual previo al sueño, que lo relaje. Por ejemplo darse un baño caliente, ingerir una comida liviana o 10 minutos de lectura.
  • Haga ejercicio en forma regular. El ejercicio vigoroso realícelo en la mañana, al menos seis horas antes de irse a la cama. Ejercicios suaves como estirarse, hacer flexiones y caminar, efectúelo al menos cuatro horas antes de acostarse.
  • Mantenga un horario regular para comer, tomar medicamentos, hobbies y otras actividades. Todas ellas mantienen ajustado a la hora, nuestro reloj biológico interno.
  • Evite la ingesta de cafeína seis horas antes de irse a la cama. No beba alcohol, si está soñoliento. Incluso una pequeña dosis puede tener un efecto potente si se está muy cansado.
  • Evite fumar antes de irse a acostar.
  • Si duerme siesta, hágalo a la misma hora todos los días.
  • Evite la ingesta de píldoras para dormir. Gran cantidad de médicos evita prescribirlas por largos períodos (más de tres semanas). No mezcle el alcohol con las píldoras para dormir.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.