Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Lactancia

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20080513 mgb Lactancia .jpg

La lactancia materna es la alimentación de los bebés con leche materna para satisfacer sus requerimientos nutricionales.

Contenido

Como se produce la leche materna

A lo largo de los nueve meses de gestación, los pechos de la mujer se transforman paulatinamente preparándose para la lactancia. Tanto la placenta como los ovarios han segregado grandes cantidades de estrógenos y progesterona, las hormonas que estimulan las glándulas que producen calostro, la sustancia previa a la leche que sale de los pechos después del parto y durante los tres o cuatro días siguientes.

La producción de leche está directamente relacionada con una veintena de grupos de glándulas que se encargan de segregar leche y que están conectadas a los pezones a través de los conductos galactóforos.

Cuando los bebés maman se estimulan los nervios del pezón. Estos nervios llevan la petición de leche a través de la columna vertebral de la madre a la hipófisis o pituitaria, donde se producen la prolactina y la oxitocina, unas hormonas que fabrican la leche y la liberan a través de los pezones.

La prolactina estimula los pechos para que produzcan más leche y la oxitocina favorece las contracciones de los pequeños músculos que rodean los conductos de los pechos y los aprietan para expulsar la leche hacia las reservas que existen tras la aréola. Éstas son unas pequeñas dilataciones de los conductos llamados senos galactóforos.

A los dos ó tres días del parto se produce la primera subida de leche, y los pechos se ponen muy tensos e inflamados. Puede ser molesto, pero se alivia si se pone al niño a mamar a menudo para que los vacíe y, entre las tomas, se aplican toallas calientes o frías según la preferencia personal.

Más adelante, cuando la lactancia ya está establecida, en cada toma se puede notar una "subida de la leche" (en algunos libros la llaman "bajada") que es debida a la acción de la oxitocina. Se notará un pequeño hormigueo en los pechos cuando el bebé haya dado ya unas cuantas chupadas. Esto indica que la leche empieza a fluir (a veces sale un chorro fuerte y el bebé se atraganta).

Leche materna

Es el alimento más completo que puede tomar un bebé, porque su composición se va adaptando a las necesidades de cada etapa y además incorpora anticuerpos que inmunizan al bebé de las enfermedades. Se compone de los siguientes elementos:

  • Proteínas, de las cuales 60% es suero y 40% es caseína.
  • Grasas, mayoritariamente ácidos grasos esenciales necesarios para el funcionamiento correcto del organismo.
  • Hidratos de carbono, en forma de lactosa, glucosa y galactosa.
  • Sales minerales; calcio, fósforo, sodio, magnesio, potasio y hierro.
  • Vitaminas; la leche materna contiene todas las necesarias para el bebé.

Preparación

Para prepararse adecuadamente para la Lactancia, lo primero es conocer cómo son los propios pezones y pedir al obstetra que los revise, ya que todo pezón puede formarse y cuidarse adecuadamente.

Para el cuidado del pezón se puede recordar la siguiente sigla: "ALAS":

  • AIRE: Es importante airear los pezones para fortalecer la delicada piel que los recubre.
  • LUBRICACIÓN: Es necesario mantener el pezón y la areola lubricados, durante el embarazo y luego de cada toma. Podemos utilizar una gota del propio calostro, cualquier tipo de aceite de cocina, o crema de caléndula.
  • AGUA: Tanto el pezón como la areola están recubiertos por una grasa natural que los mantiene lubricados durante el embarazo. Por eso no es conveniente lavar los pezones con jabón, sino simplemente con agua. No es recomendable utilizar esponjas, cepillos u otro tipo de elementos abrasivos que quiten esta grasa protectora.
  • SOL: Exponer los pezones al sol, empezando con una toma de cinco minutos diarios ayuda a fortalecer y a elastizar la piel. Es importante que la exposición sea directa (no a través de un vidrio) y que se realice en los horarios de máxima protección y seguridad.

Cómo amamantar

  • Sostén al bebé cerca de tu pecho, con el estómago contra ti.
  • Frota la mejilla del bebé con tu pezón, así el bebé volteará hacia ti.
  • Colócale tanto como sea posible de la parte oscura de la areola de tu pecho en la boca del bebé.
  • Deja que el bebé succione por 10 a 15 minutos.
  • Oprime con tu dedo la parte baja de tu pecho, cerca de la boca del bebé para que deje de succionar.
  • Amamanta con el otro pecho por 10 a 15 minutos.
  • Deja que tus pechos se sequen al aire.

Entre más amamantes, más leche producirás. La mayoría de los recién nacidos se amamantan cada 1½ a 3 horas. Aún si tu bebé no parece hambriento, trata de alimentarlo cuando menos cada 3 horas durante el día.

Asegúrate de que tu pezón y la mayor parte de la areola está dentro de la boca del bebé. El pecho y las rodillas de tí bebé deben estar en línea contra su estómago. Si es necesario, eleva tu seno con los dedos y aléjalo de la nariz del bebé.

Trata de hacer eructar a tú bebé entre alimentos de cada pecho y cuando termine. Acomoda a tu bebé sobre tu hombro, siéntalo en tus piernas, o recuéstalo boca abajo sobre tus piernas. Estate segura de apoyar en tu espalda la cabeza del bebé. Palmea la espalda del bebé ligeramente hasta que se oiga un eructo.

Enganche del bebé con el pecho

El enganche es la manera en la cual el bebé se pega al seno (colocación de la boca del bebé’ en la areola). Es importante obtener un enganche correcto para:

  • Asegurar que el bebé obtenga suficiente leche.
  • Evitar pezones adoloridos.
  • Conseguir que el seno fabrique más leche.

Haz que el bebé abra bien la boca. La manera de hacer esto, es rodando muy ligeramente tu pezón, que todavía esta apuntando al cielo de su boca, a lo largo de sus labios, desde una esquina a la otra. O puedes rodar al bebé alrededor del pezón, algunas veces las mamás encuentran esto mas fácil. Espera a que el bebé abra la boca como si bostezara. Cuando lo traigas hacia ti, su barbilla debe tocar tu pecho primero.

Cuando el bebé abre la boca, utiliza el brazo que lo está sosteniendo para traerlo sobre el pecho. No te preocupes de la respiración del bebé. Si está correctamente colocado, y enganchado, el va a respirar sin problemas. Si no puede respirar, él empujará el pecho. No temas de ser vigorosa.

Si todavía te duele el pezón, utiliza tu dedo índice para tirar hacia abajo de la barbilla del bebé, para traer el labio de abajo hacia fuera. Puede que tengas que hacer esto durante toda la toma, pero esto no es generalmente necesario.

Los mismos principios se aplican si te sientas o te acuestas con el bebé o con el bebé a lo largo de tu mano y antebrazo. Haz que el bebé abra bien la boca, no le deje cerrar la boca en el pezón, sino ha agarrado en la boca lo más posible del areola (no necesariamente el areola entera.)

Un bebé que se enganche apropiadamente, cubrirá más área del areola con con su labio inferior que con el superior.

Ventajas de la lactancia materna

  • Por su composición presenta el equilibirio de nutrientes esenciales para sus requerimientos cambiantes y provee nutrientes específicos para el sistema nervioso central.
  • El crecimiento y desarrollo del niño exclusivamente amamantado hasta los 6 meses es normal, y lo mantiene si es complementado correctamente con papillas y sólidos.
  • Los niños son más armónicos en sus patrones de desarrollo sensorial y emocional, con mayor coeficiente intelectual y mayor desarrollo psicomotor.
  • Se enferman menos con disminución del número de episodios de diarrea y si lo padecen ésta es más leve con recuperción más rápida.
  • Las infecciones respiratorias tambien son mas leves.
  • Si los padres padecen de alergia, el niño tendra menos probabilidades de padecer eczemas u otros tipos de alergia si es exclusivamente amamantado.
  • Recordar que el amamantamiento protege a tu bebé de patologías infecciosas, metabólica,carenciales, gastrointestinales,odontológicas,muerte súbita, abandono y maltrato.
  • La madre mejora su autoestima, logra un más fácil apego, controla su ciclo reproductor, ejerce un derecho, manifiesta sentimientos positivos de satisfacción personal y emocional , le gratifica criar a un bebé más sano.
  • Logra recuperarse física y emocionalmente después del parto, contribuye a recuperar la silueta y a espaciar los embarazos.
  • La protege de patologías (sangrados, anemia, cáncer de mama, de útero, y de ovario).
  • La familia protege el presupuesto, ahorrándose la compra de leche, azúcar, suplementos y contribuye a espaciar patologías. Estrecha lazos afectivos, y brinda un modelo de crianza para su descendencia.
  • Disminye la morbimortalidad infantil, el número de hospitalizaciones y ausentismo laboral materno por enfermedades del niño.

Cuidados durante la lactancia

Dieta

  • Evitar la pérdida intencional de peso mientras se amamanta al niño.
  • Conservar un ingreso adicional de 500 calorías en la dieta para la producción de leche.
  • Incluir alimentos de los cuatro grupos principales.
  • Beber diariamente dos litros de líquidos, como agua, leche y jugos no endulzados.
  • Evitar el consumo de tabaco, cafeína, alcohol y fármacos que pueden entrar en la leche materna y ser dañinos para el lactante.


Reposo

  • Animar a la madre a descansar o a tomar una siesta mientras duerme su hijo.
  • Limitar las visitas y hacer que otras personas realicen las tareas del hogar.
  • Lograr el apoyo del padre para fomentar la relajación, el reposo y la dieta, limitar las actividades familiares y ayudar a la madre con los cuidados del lactante.


Cuidado de mamas y pezones

  • Discutir con la madre el empleo de un sostén para la lactancia, muchas mujeres se sienten más cómodas con estas prendas.
  • Las almohadillas para los pezones protegen la ropa contra las manchas de la leche que se escurre.
  • Aconsejar a la madre que lave las mamas y los pezones con agua tibia todos los días.
  • Aconsejar a la madres que se friccione los pezones durante unos cuantos segundos mientras los seca para ayudar a disminuir su sensibilidad, e incrementar su tolerancia a la potente succión inicial del neonato.
  • La madre debe exponer los pezones durante cinco minutos al aire después de cada amamantamiento.
  • También debe evitar poner sustancias sobre las areolas o pezones que podrían irritar su piel, sólo debe usar lanolina, o crema de aloe, vitamina E en pequeñas cantidades si tiene resequedad.

Como saber si el bebé se está alimentando bien

Señales de que todo va bien:

  • Tu bebé come cada dos o tres horas o, al menos, ocho veces al día durante las dos o tres primeras semanas.
  • Durante el primer mes tu bebé hace caquitas tres veces al día; para el quinto día después de nacer son de un color amarillento-mostaza. Luego del primer mes, deja de defecar tan frecuentemente. Algunos bebés pueden pasarse un día o dos sin ir al baño.
  • Su peso aumenta a razón de una onza diaria (alrededor de 28 gramos) a partir del quinto día y hasta los 3 meses de edad.
  • Ensucia siete u ocho pañales de tela al día o entre cinco y seis desechables. Los pañales desechables son más absorbentes y a veces no se distingue bien si están húmedos. Si no estás segura, quítale uno y compara su peso con uno seco. El mojado tiene que pesar un poco más. (Nota: que los pañales estén o no mojados no es razón suficiente para determinar si el bebé recibe leche suficiente. Un bebé deshidratado también puede mojar los pañales. Las heces y el aumento de peso son las mejores medidas para verificar que tu bebé está bien).
  • Puedes oír a tu bebé tragar cuando toma el pecho (en una habitación tranquila).
  • Tus senos se sienten más blandos luego de amamantar.


Señales que indican que el bebé no recibe suficiente leche:

  • Tu bebé ha perdido el 10 por ciento o más del peso con que nació en sus primeros cinco días de vida. Recuerda que es normal que el bebé pierda inmediatamente entre el 5 por ciento y el 9 por ciento de su peso de nacimiento. Pero a partir del quinto día debe ir ganando peso (una onza diaria por lo menos).
  • Rara vez lo escuchas tragar.
  • Tus senos no se sienten más blandos después de amamantar.
  • Tu bebé se muestra inquieto o adormilado gran parte del tiempo.
  • El bebé tiene hoyuelos en las mejillas o hace sonidos chasqueantes al mamar.
  • Tu bebé ensucia menos de seis pañales por periodo de 24 horas después del quinto día desde el nacimiento.
  • Tu bebé no defeca al menos una vez al día o tiene heces pequeñas y oscuras a partir del quinto día desde el nacimiento.
  • Si notas alguna de estas cosas, habla con tu doctor.

Complicaciones

  • Pezones Doloridos.
  • Conductos Lácteos Obstruidos.
  • Infecciones Mamarias(Mastitis).
  • Vasoespasmos en los Pezones.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.