Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Nefropatía diabética

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20110608 mgb Nefropatía diabética .jpg

Es un daño o enfermedad renal que se da como complicación de la diabetes.

Contenido

Etiología

La causa exacta de la nefropatía diabética se desconoce, pero se cree que la hiperglucemia no controlada lleva al desarrollo de daño renal, especialmente cuando también se presenta hipertensión. En algunos casos, los genes o antecedentes familiares suyos también pueden jugar un papel. No todas las personas con diabetes desarrollan esta afección.

Cada riñón está compuesto de cientos de miles de unidades filtradoras llamadas nefronas y cada nefrona tiene un montón de diminutos vasos sanguíneos, llamados glomérulos. Juntas, estas estructuras ayudan a eliminar los residuos del cuerpo. La presencia de demasiada azúcar puede dañar estas estructuras, haciendo que se vuelvan gruesas y cicatricen. Lentamente, con el tiempo, más y más vasos sanguíneos resultan destruidos. Las estructuras renales comienzan a tener filtraciones y la proteína (albúmina) empieza a salir en la orina.

La nefropatía diabética generalmente viene acompañada de otras complicaciones de la diabetes, incluyendo hipertensión, retinopatía y cambios vasculares.


Factores de riesgo

Las personas con diabetes y con los siguientes factores de riesgo tienen mayor probabilidad de presentar esta afección:


Etapas

  • Estadio I: No provoca síntomas. Existe hiperfiltración glomerular y los análisis de orina y creatinina son normales. Tampoco hay alteraciones histológicas.
  • Estadio II: Aparece proximadamente después de 5 años de evolución. Es silente. Mantiene función renal normal y no hay perdida de albúmina. Alteraciones mínimas en el glomérulo como inicio de engrosamiento de membranas basales o ligero aumento de la matriz mesangial.
  • Estadio III: Presencia de microalbuminuria (más de 30 mg de albúmina en 24 horas o 20 mg/litro de orina). La creatinina en sangre es normal. La hipertensión arterial asociada puede empeorar la lesión renal.Expansión mesangial y de las membranas basales.
  • Estadio IV: Proteinuria persistente, disminución la función renal. Creatinina sérica en límites altos de lo normal o elevados (mayor o igual de 1.3 mg/dl en la mujer o varones de menos de 65 kg de peso o mayor o igual 1.5 mg/dl en varones). Puede presentarse como síndrome nefrótico. Histología : glomerulosclerosis parcheada. Engrosamiento de membranas basales. Expansión mesangial. Aparición después de 15 años del diagnóstico. Se asocia a retinopatía en más del 75%, coronariopatía en más del 45% y enfermedad cerebro vascular en más de 25% de los casos.
  • Estadio V: Proteinuria. Creatinina mayor de 200 µmol/litro o 2.2 mg/dl, Hipertensión arterial. Glomerulosclerosis, lesiones nodulares, fibrosis intersticial, atrofia tubular. Aparición en general después de 20 años de evolución.


Síntomas

La nefropatía diabética en su etapa inicial es asintomática. Con el tiempo, la capacidad del riñón para funcionar comienza a disminuir. Los síntomas se desarrollan en las etapas posteriores de la enfermedad y pueden abarcar:

  • Fatiga.
  • Apariencia espumosa o espuma excesiva en la orina.
  • Hipo frecuente.
  • Sensación de malestar general.
  • Prurito generalizado.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas y vómitos.
  • Inapetencia.
  • Hinchazón de las piernas.
  • Inflamación, generalmente alrededor de los ojos en las mañanas; se puede dar una inflamación corporal generalizada en las etapas avanzadas de la enfermedad.
  • Aumento de peso involuntario (por la acumulación de líquido)

Diagnóstico

El principal signo de nefropatía diabética es la proteína persistente en la orina. (La proteína puede aparecer en la orina durante 5 a 10 años antes de que se presenten otros síntomas). Si el médico piensa que una persona podría tener esta afección, se llevará a cabo un examen de microalbuminuria. Un examen positivo significa a menudo que la persona tiene al menos algún daño en el riñón por la diabetes. El daño en esta fase puede ser reversible. Los resultados del examen pueden ser altos por otras razones, así que es necesario repetirlo para su confirmación.

La hipertensión arterial a menudo acompaña a la nefropatía diabética. Se puede presentar hipertensión arterial que se desarrolla rápidamente o que es difícil de controlar.

Los exámenes de laboratorio que se pueden hacer abarcan:

Los niveles de estos exámenes aumentarán a medida que empeore el daño renal. Otros exámenes de laboratorio que pueden hacerse abarcan:

  • Proteína en orina de 24 horas.
  • Niveles sanguíneos de fósforo, calcio, bicarbonato y potasio.
  • Hemoglobina.
  • Hematocrito.
  • Electroforesis de proteína en orina.

Una biopsia del riñón confirma el diagnóstico. Sin embargo, el médico puede diagnosticar la afección sin una biopsia si usted reúne las siguientes tres condiciones:

  • Proteína persistente en la orina.
  • Retinopatía diabética.
  • Ninguna otra enfermedad del riñón o del tracto renal.

Sin embargo, se puede llevar a cabo una biopsia si hay alguna duda en el diagnóstico.


Pronóstico

La nefropatía es una causa importante de enfermedad y muerte en personas con diabetes. Es la causa principal de insuficiencia renal crónica y enfermedad renal terminal en los Estados Unidos, y a menudo lleva a la necesidad de diálisis o trasplante del riñón.

La afección sigue empeorando lentamente una vez que comienzan a aparecer grandes cantidades de proteína en la orina o los niveles de creatinina en la sangre empiezan a elevarse.

Es más probable que las complicaciones de la insuficiencia renal crónica se presenten más temprano y empeoren más rápidamente cuando ésta es causada por diabetes que por otras causas. Incluso, después de la diálisis o de un trasplante, las personas con diabetes tienden a estar peor que los no diabéticos.

Complicaciones

Las posibles complicaciones abarcan:


Prevención

Todas las personas con diabetes deben someterse a un chequeo médico anual para hacerse examinar la sangre y la orina en búsqueda de signos de posibles problemas renales.

En lo posible, las personas con enfermedad renal deben evitar los medios de contraste que contengan yodo, dado que éstos son eliminados a través de los riñones y pueden empeorar la función renal. Ciertas pruebas imagenológicas usan estos tipos de tintes o medios de contraste. En caso de que se tengan que usar, se deben administrar líquidos a través de una vena durante varias horas antes del examen, lo cual permite su rápida eliminación del cuerpo.

Los antinflamatorios no esteroides (AINES) normalmente usados, incluyendo ibuprofeno, naproxeno e inhibidores de COX-2 recetados como el celecoxib (Celebrex), pueden lesionar el riñón debilitado. Siempre se debe hablar con el médico antes de usar cualquier fármaco.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.