Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Neuropatía periférica

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20090514 mgb Neuropatía periférica .jpg

Es un problema con los nervios que llevan la información hasta y desde el cerebro y la médula espinal. Esto puede producir dolor, pérdida de la sensibilidad e incapacidad para controlar los músculos.


Contenido

Etiología

Una serie de nervios periféricos retransmiten información desde el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) hasta los músculos y otros órganos. Una segunda serie retransmite información desde la piel, las articulaciones y otros órganos de nuevo al cerebro.

La neuropatía periférica se presenta cuando estos nervios no funcionan adecuadamente, ocasionando pérdida de la sensibilidad, dolor, incapacidad para controlar los músculos y otros posibles problemas.

En algunos casos, la insuficiencia de los nervios que controlan los vasos sanguíneos, los intestinos y otros órganos provoca presión arterial anormal, problemas de digestión y pérdida de otros procesos básicos del organismo. La neuropatía periférica puede involucrar daño a un solo nervio o a un grupo de nervios (mononeuropatía) o puede afectar a múltiples nervios (polineuropatía).

Existen muchas razones por las cuales es posible que los nervios no funcionen adecuadamente y en muchos casos no se puede identificar ninguna causa. El daño a los nervios puede resultar de:

La neuropatía periférica es muy común. Dado que existen muchos tipos y causas de neuropatía, y que los científicos no siempre se ponen de acuerdo acerca de la misma definición de esta afección, su incidencia exacta no se puede determinar con precisión.

Algunas personas presentan una predisposición hereditaria para esta afección.

Clasificación

  • Formas de presentación:
    • Agudas: Menos de 1 semana.
    • Subagudas: Menos de 1 mes.
    • Crónicas: Mas de 6 meses.

Síntomas

Los síntomas dependen de qué tipo de nervio esté afectado. Los tres principales tipos de nervios son:

  • Aquellos que llevan las sensaciones (sensoriales).
  • Aquellos que controlan los músculos (motores).
  • Aquellos que llevan información a órganos y glándulas (autónomos).

La neuropatía puede afectar a uno o a una combinación de todos los tres tipos de nervios. Los síntomas también dependen de si el padecimiento afecta a todo el cuerpo o simplemente a un nervio (como en el caso de una lesión).

Los nervios más largos son los que se lesionan más fácilmente que los más cortos, de manera que es más común que uno tenga síntomas peores en las piernas y los pies que en las manos y los brazos.


Cambios en la sensibilidad

El daño a las fibras sensoriales ocasiona cambios en la sensibilidad, sensaciones urentes, neuralgia, hormigueo o entumecimiento o una incapacidad para determinar la posición de la articulación, lo cual causa falta de coordinación.

En muchos casos de neuropatías, los cambios en la sensibilidad a menudo comienzan en los pies y progresan hacia el centro del cuerpo con compromiso de otras áreas a medida que la afección empeora. La diabetes es una causa frecuente de neuropatía sensorial.


Dificultades de movimiento

El daño a las fibras motoras interfiere con el control muscular y puede causar debilidad, pérdida del volumen muscular y pérdida de la destreza. Algunas veces, los calambres son un signo de compromiso de los nervios motores.

Otros síntomas relacionados con los músculos incluyen:

  • Dificultad para respirar o deglutir.
  • Dificultad o incapacidad para mover una parte del cuerpo (parálisis).
  • Caídas (debido al encorvamiento de las piernas o por tropezones en los dedos de los pies).
  • Falta de destreza (como no ser capaz de abotonarse la camisa).
  • Falta de control muscular.
  • Pérdida del tejido muscular (atrofia muscular).
  • Fasciculaciones o calambres musculares.


Síntomas autónomos

Los nervios autónomos controlan las funciones voluntarias y semi involuntarias, tales como el control de los órganos internos y de la presión arterial. El daño a estos nervios puede causar:

  • Distensión abdominal.
  • Visión borrosa.
  • Estreñimiento.
  • Disminución de la capacidad para sudar.
  • Diarrea.
  • Dificultad para comenzar a orinar (dificultad para iniciar la micción).
  • Mareos que se presentan al momento de pararse o desmayos asociados con una baja en la presión arterial.
  • Sensación de llenura después de ingerir una cantidad pequeña de comida (saciedad rápida).
  • Sensación de evacuación incompleta de la vejiga.
  • Intolerancia al calor con esfuerzo.
  • Impotencia masculina.
  • Náuseas o vómitos después de las comidas.
  • Pérdida de peso involuntaria (más del 5% del peso corporal).
  • Incontinencia urinaria


Diagnóstico

Se necesita una historia detallada para determinar la causa de la neuropatía. El examen neurológico puede mostrar problemas con el movimiento, la sensibilidad o el funcionamiento de un órgano. Asimismo, se pueden presentar cambios en los reflejos y en la masa muscular.

Se pueden hacer exámenes de sangre para detectar afecciones médicas tales como diabetes y deficiencias vitamínicas.

Algunos de los exámenes que revelan la neuropatía pueden ser:

  • Electromiografía (un registro de la actividad eléctrica de los músculos).
  • Pruebas de conducción nerviosa.
  • Biopsia de nervio.

Los exámenes para detectar la neuropatía se realizan de acuerdo con la causa que se sospecha provoca el trastorno, como lo indican la historia clínica, los síntomas presentados y el patrón de desarrollo de los síntomas. Los exámenes pueden incluir diversas pruebas de sangre, radiografías, gammagrafías u otros exámenes y procedimientos.


Pronóstico

El pronóstico depende enormemente de la causa de la neuropatía y puede ser excelente en los casos en los que se pueda identificar y tratar la afección. Sin embargo, en la neuropatía severa, el daño al nervio puede ser permanente, incluso si se trata la causa de manera adecuada.

Para la mayoría de las neuropatías hereditarias, no existe cura. Algunas de estas afecciones son inofensivas, mientras que otras progresan más rápidamente y pueden llevar a complicaciones permanentes y graves.


Complicaciones

La incapacidad para sentir o notar lesiones puede llevar a que se presente infección o daño estructural. Los cambios incluyen curación deficiente, pérdida de la masa tisular, erosión en los tejidos, cicatrización y deformidades. Otras complicaciones pueden ser:

  • Baja autoestima.
  • Dificultad respiratoria.
  • Dificultad para deglutir.
  • Ritmos cardíacos anormales (arritmias).
  • Necesidad de una amputación.
  • Pérdida de movimiento parcial o total (o control del movimiento).
  • Pérdida de la sensibilidad parcial o total.
  • Problemas de relaciones interpersonales relacionados con la impotencia.
  • Lesión recurrente o inadvertida en cualquier parte del cuerpo.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.