Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Quimioterapia

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20080428 mgb Quimioterapia .jpg

El término quimioterapia suele reservarse para los fármacos empleados en el tratamiento de las enfermedades neoplásicas que tienen como función el impedir la reproducción de las células cancerosas. Dichos fármacos se denominan medicamento citotástico, citostáticos o citotóxicos. La terapia antineoplásica tiene una gran limitación, que es su escasa especificidad. El mecanismo de acción es provocar una alteración celular ya sea en la síntesis de ácido nucleico, división celular o síntesis de proteínas. La acción de los diferentes citostáticos varía según la dosis a la que se administre. Debido a su inespecificidad afecta a otras células y tejidos normales del organismo, sobre todo si se encuentran en división activa.

Contenido

Tipos de quimioterapia

La quimioterapia no suele ser el único tratamiento del cáncer, por lo que se suele combinar con cirugía y radioterapia, modalidad que se llama tratamiento combinado o multidisciplinar.

  • Poliquimioterapia: Es la asociación de varios citotóxicos que actúan con diferentes mecanismos de acción, sinérgicamente, con el fin de disminuir la dosis de cada fármaco individual y aumentar la potencia terapéutica de todas las sustancias juntas. Esta asociación de quimioterápicos suele estar definida según el tipo de fármacos que forman la asociación, dosis y tiempo en el que se administra, formando un esquema de quimioterapia.
  • Quimioterapia adyuvante: Es la quimioterapia que se administra generalmente después de un tratamiento principal como es la cirugía, para disminuir la incidencia de diseminación a distancia del cáncer.
  • Quimioterapia neoadyuvante o de inducción: Es la quimioterapia que se inicia antes de cualquier tratamiento quirúrgico o de radioterapia con la finalidad de evaluar la efectividad in vivo del tratamiento. La quimioterapia neoadyuvante disminuye el estadio tumoral pudiendo mejorar los resultados de la cirugía y de la radioterapia y en algunas ocasiones la respuesta obtenida al llegar a la cirugía, es factor pronóstico.
  • Radioquimioterapia concomitante: También llamada quimioradioterapia, que se administra de forma concurrente o a la vez con la radioterapia con el fin de potenciar el efecto de la radiación o de actuar espacialmente con ella, es decir potenciar el efecto local de la radiación y actuar de forma sistémica con la quimioterapia.


Farmacología

Existen más de 100 fármacos antineoplásicos que se suelen usar en combinación:

  • Agentes alquilantes.
  • Antimetabolitos.
  • Alcaloides de la vinca.
  • Antibióticos antitumorales.
  • Tratamiento hormonal del cáncer.
  • Cisplatino y derivados.

Mecanismo de acción

La cirugía y la radioterapia actúan eliminando tumor a nivel local. La quimioterapia, al distribuirse de forma sistémica, no sólo actúa a nivel local, sino que llega a todas las zonas del organismo más alejadas, y puede destruir células malignas que estén a distancia.

La inhibición del crecimiento celular puede tener lugar a varios niveles:

  • Sobre la síntesis y función de las macromoléculas. Éste es el principal mecanismo de acción de la gran mayoría de los antineoplásicos. Cuando se interfiere con la síntesis de grandes cantidades de macromoléculas en una célula tumoral, ésta muere.
  • Sobre la organización citoplasmática.
  • Sobre la síntesis y función de la membrana celular.
  • Sobre el entorno de la célula cancerosa en crecimiento.

El ciclo celular de las células cancerosas es similar al de las células normales. El crecimiento de cada célula se inicia en la denominada fase G1, en la que se producen las enzimas necesarias para la síntesis de ADN, ARN y otras proteínas.

Tras esta fase, viene un periodo de síntesis de ADN (fase S), en el que tiene lugar la síntesis de ADN de cada ciclo.

Tras este periodo, la fase entra en el periodo premitótico (fase G2), en el que se sintetiza ARN y proteínas, seguido por la mitosis (fase M), tras la cual, tiene lugar la división física, que lleva a la formación de dos células hijas que entran de nuevo en la fase G1.

Esta última fase está en equilibrio con el estado de reposo, denominado G0. Las células en fase G0 son relativamente inactivas respecto a la síntesis de macromoléculas, por lo que son insensibles a muchos de los agentes quimioterápicos, en especial, a aquellos que afecten a la síntesis de macromoléculas.

La mayoría de los antineoplásicos se agrupan en función a si dependen o no de que la célula esté en una fase distinta a G0 o no, o si la actividad es mayor en alguna de las fases del ciclo citadas previamente.

Los fármacos específicos de ciclo celular más utilizados son cisplatino, carboplatino, doxorrubicina, dacarbacina y melfalán; por el contrario, algunos de los fármacos no específicos de ciclo celular son la carmustina y la lomustina.

Tras la administración de cada ciclo de quimioterapia, se produce la muerte de una proporción de células, por lo que se deben utilizar dosis repetidas de quimioterapia, y así reducir al máximo la carga tumoral.

En función al mecanismo de acción de cada antineoplásico, los ciclos de quimioterapia se ponen semanalmente, cada 3 o cada 4 semanas.

Dependiendo de esto, de la finalidad del tratamiento, del tipo de tumor y de la toxicidad de la quimioterapia, se puede administrar durante 3, 4 ó 6 ciclos en total. La muerte celular puede o no tener lugar en el momento de la administración de la quimioterapia, pero a menudo, la célula puede dividirse varias veces antes de que se produzca su muerte.

¿Cómo se administra la quimioterapia?

Los fármacos de quimioterapia pueden administrarse de diferentes maneras:

  • Vía oral: Los medicamentos de quimioterapia por vía oral, aquellos que se pueden ingerir, vienen en diferentes formas orales (pastillas, comprimidos, cápsulas, líquido), las cuales pueden ser absorbidas por el estómago o debajo de la lengua.
  • Inyección subcutánea.
  • Inyecciones intramusculares.
  • Administración intravenosa: Permite su rápido ingreso en la circulación, donde el torrente sanguíneo se encarga de transportarla por todo el cuerpo. Éste es el método más común de administración de quimioterapia, dado que la mayoría de los fármacos de quimioterapia son fácilmente absorbidos a través del torrente sanguíneo.
  • Quimioterapia intratecal o intraventricular: Se emplea cuando es necesario que los fármacos lleguen al líquido cefalorraquídeo (LCR). Para ello se realiza una punción lumbar(intratecal), o un reservorio Ommaya(intraventricular) que es un pequeño dispositivo con forma de domo provisto con un catéter, el cual se coloca en el tejido subcutáneo del cuero cabelludo.
  • Quimioterapia intraperitoneal: Algunos medicamentos de quimioterapia pueden administrarse directamente en la cavidad abdominal. Se coloca un catéter a través de la pared abdominal de manera tal que drene a la cavidad abdominal.
  • Quimioterapia intraarterial: Los fármacos intraarteriales se administran en la arteria que suministra sangre al tumor.
  • Quimioterapia intravesicular: Los medicamentos intravesiculares se administran a través de un catéter urinario directamente a la vejiga.
  • Quimioterapia intrapleural: Se puede administrar en la cavidad pleural (el espacio entre el pulmón y su pared).
  • Quimioterapia implantable: Es una forma del medicamento de quimioterapia carmustina que se puede colocar y dejar en la cavidad después de la extirpación quirúrgica de un tumor cerebral, específicamente un glioblastoma multiforme. Esta formulación de la lámina de carmustina permite administrar el fármaco directamente en el lugar del tumor cerebral.
  • Quimioterapia tópica: Algunas cremas de quimioterapia se aplican directamente sobre la piel para tratar determinados casos de cáncer de piel. La crema es absorbida por la piel directamente hacia la lesión cancerosa.

Efectos secundarios

El tratamiento quimioterápico puede deteriorar físicamente a los pacientes con cáncer. Los agentes quimioterápicos destruyen también las células normales sobre todo las que se dividen más rápidamente, por lo que los efectos secundarios están relacionados con estas células que se destruyen. Los efectos secundarios dependen del agente quimioterápico y los más importantes son:

  • Alopecia o caída del cabello: Es el efecto secundario más visible debido al cambio de imagen corporal y que más afecta psicológicamente a los enfermos, sobre todo a las mujeres.
  • Náuseas y vómitos: Pueden aliviarse con antieméticos como la metoclopramida o mejor con antagonistas de los receptores tipo 3 de la serotonina como dolasetron, granisetron y ondansetron.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Anemia: Debido a la destrucción de la médula ósea, que disminuye el número de glóbulos rojos al igual que la inmunodepresión y hemorragia. A veces hay que recurrir a la transfusión de sangre o a la administración de eritropoyetina para mitigar la anemia.
  • Inmunodepresión: Prácticamente todos los regímenes de quimioterapia pueden provocar una disminución de la efectividad del sistema inmune, como la neutropenia que puede conducir a la infección, a la sepsis y a la muerte si no se detecta y trata a tiempo. La neutropenia se puede solucionar con la administración de factor de crecimiento de colonias de granulocitos (G-CSF del inglés granulocyte-colony stimulating factor) como el filgastrim.
  • Hemorragia: Debido a la disminución de plaquetas por destrucción de la médulaósea.
  • Tumores secundarios.
  • Cardiotoxicidad: La quimioterapia aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares (ejemplo: adriamicina).
  • Hepatotoxicidad.
  • Nefrotoxicidad.
  • Síndrome de lisis tumoral: Ocurre con la destrucción por la quimioterapia de las células malignas de grandes tumores como los linfomas. Este grave y mortal efecto secundario se previene al inicio del tratamiento con diversas medidas terapéuticas.

Duración del tratamiento

La duración del tratamiento de quimioterapia depende de una serie de diversos factores. Entre estos factores se encuentran el tipo de cáncer, la extensión del cáncer, el tipo de fármacos administrados, así como las toxicidades previstas de los fármacos y el tiempo necesario para recuperarse de esas toxicidades. Muchos programas de tratamiento con quimioterapia (incluyendo el tipo y la duración del tratamiento de quimioterapia) han sido determinados por medio de ensayos clínicos en los que se hicieron comparaciones y se estableció cuál era el más beneficioso y cuál era el que se toleraba mejor.

En general, el tratamiento de quimioterapia se administra en ciclos. Esto permite atacar las células cancerosas cuando son más vulnerables y dar tiempo a las células normales del cuerpo para recuperarse del daño sufrido.

Consejos para el paciente

Nauseas y Vómitos

  • Haga las comidas en pequeñas cantidades y con frecuencia. De esta manera el estomago nunca estará excesivamente lleno.
  • Evite las comidas abundantes después del tratamiento.
  • Evite los dulces, las frituras y los alimentos grasos.
  • Coma los alimentos a temperatura ambiente, ni demasiado fríos ni demasiado calientes. Coma despacio de modo que los alimentos entren lentamente al estómago y no se llene excesivamente.
  • Mastique bien la comida. Esto hará que se acelere la digestión.
  • Coma alimentos secos, como tostadas y cereales. Suelen aliviar la irritación del estómago.
  • Descanse después de comer, sentarse pero no echarse. Esto facilita la digestión.
  • No utilice las prótesis dentales (dentadura postiza, puentes dentales) durante los días que reciba tratamiento ya que pueden favorecer el vómito.
  • En algunos casos pueden producirse llagas que requieran de algún tipo de tratamiento para evitar el dolor mientras se curan. Si fuera éste su caso, contacte con su médico. No se pueden realizar intervenciones dentales(empastes, endodoncias o extracciones dentales) mientras reciba la quimioterapia.


Riesgo de infecciones

La mayoría de los medicamentos usados en la quimioterapia afectan a las células encargadas de protegernos contra las infecciones, por lo que hay un mayor riesgo de que éstas aparezcan. Durante todo el tratamiento su médico controlará el estado de sus defensas y tomará las medidas adecuadas en el caso de que esa protección contra las infecciones esté muy afectada.

  • Lávese las manos a menudo durante el día, especialmente antes de las comidas y después de usar el WC.
  • No se rasque ni se toque los granos que puedan aparecerle. Tampoco debe morderse o cortarse las pieles de los dedos de la mano.
  • Evite aglomeraciones de gente y el contacto con personas que tengan infecciones contagiosas como la gripe.
  • Si se corta o hiere, límpiese la zona con abundante agua tibia y jabón.


Caída del cabello


No todas las quimioterapias provocan la caída del cabello. El médico le informará si la que usted recibe dará lugar o no a ese efecto secundario.

En los casos en que se produce caída del cabello, ésta puede ser parcial o total. De todas formas, no se puede decir nunca con absoluta seguridad si el cabello se caerá o no.

Algunos enfermos optan por cubrirse la cabeza, mientras que otros prefieren no hacerlo. Si desea cubrirse la cabeza puede hacerlo con un gorro, una boina, un turbante o una peluca. Ha de tener en cuenta que la caída del cabello suele empezar los primeros días después del tratamiento, por lo que si quiere una peluca tiene que solicitarla rápidamente. Recuerde que su cabello volverá a crecer cuando finalice el tratamiento.


Órganos sexuales

La quimioterapia puede afectar, aunque no siempre, a los órganos sexuales y a su función, tanto en los hombres como en las mujeres. Es decir, puede provocar esterilidad o infertilidad de manera transitoria o definitiva. Estos efectos adversos dependen del fármaco utilizado, de la edad y del estado general del paciente. En las mujeres, además, la menstruación puede desaparecer de forma temporal o definitiva.

Hay que prestar una atención especial en los casos de embarazo o de riesgo de embarazo, pues la quimioterapia puede provocar malformaciones congénitas.

Las mujeres en edad fértil y que tengan relaciones sexuales han de utilizar algún método contraceptivo durante el tratamiento. Pida a su médico los métodos contraceptivos más apropiados.

Una situación especial se produce ante la mujer embarazada que precisa el tratamiento con quimioterapia. En cada caso, el médico le comentará la solución más adecuada.

En el caso de los hombres, y ante el caso de una esterilidad definitiva, el médico le informará de las posibilidades de utilizar el banco de semen (recoger el semen y congelarlo para permitir una inseminación artificial en una fecha futura).


Problemas en la piel

Pueden presentarse algunos pequeños problemas en la piel mientras se recibe el tratamiento de quimioterapia. Los más frecuentes son: enrojecimiento, picores, descamaciones, sequedad de la piel y acné. En la mayoría de casos, usted mismo se puede tratar este problema.

Si sale acné, mantenga la piel limpia y seca. Para disminuir el picor, utilice polvos de talco. Las leches hidratantes y los aceites disminuyen la sequedad de la piel.

Si estos problemas no mejorasen con estas medidas, consulte a su médico.


Otros efectos secundarios

Puede cambiar el olor y color de la orina y también, en algunas ocasiones, irritación de la vejiga urinaria.

Por ultimo, algunas pequeñas molestias producidas por retención de líquidos, o sensaciones de cansancio y de dolor muscular o articular, son también frecuentes.

La mayoría de los medicamentos se eliminan por la orina a través del riñón.

Es muy importante beber muchos líquidos para favorecer la eliminación de los medicamentos y, de esta manera, disminuir los efectos adversos que provocan.


Diarrea

Inicialmente tome una dieta líquida para que descanse el intestino. Cuando las diarreas cedan puede iniciar una dieta blanda y después una dieta normal. Evite los alimentos que puedan producirle dolor cólico: café, legumbres, frutos secos, coliflor, alimentos muy condimentados y dulces.

Tome líquidos en abundancia para reponer las pérdidas siempre a temperatura ambiente (agua, té, zumo de manzana). Si toma bebidas carbónicas déjelas un tiempo abiertas para que pierdan parte del gas.

Evite la leche y sus derivados, ya que pueden hacer que empeore la diarrea.


Estreñimiento

Debe beber abundantes líquidos, ya que permite hacer las heces más blandas y por lo tanto aumentar el volumen fecal.

Las dietas con un alto contenido en fibra (salvado, frutas y vegetales frescos, pan integral y frutos secos) ejercen un efecto laxante.

Mantenga un nivel de actividad o ejercicio físico mientras pueda.


Boca y garganta

Beba mucho líquido. Utilice también chicles o caramelos sin azúcar para favorecer la salivación.

Coma alimentos húmedos (fruta y helados) o humedezca los alimentos secos con mantequilla, margarina, zumos, salsas, caldo, café, té o leche.

Triture los alimentos muy duros e intente comer alimentos blandos y fríos como los helados, sandía, papillas y alimentos envasados de bebé.

Mantenga la boca y las encías limpias para prevenir las infecciones. Use un cepillo de dientes blando y cepíllese suavemente. Haga enjuagues con una cucharadita de bicarbonato sódico disuelto con agua tibia después de cada cepillado, durante un minuto aproximadamente.

Si tiene llagas, evite los alimentos y los zumos ácidos como el tomate, el limón y la naranja. Los zumos de pera y albaricoque(o damasco) y las verduras se toleran muy bien.

Dieta

La nutrición es importante para que el organismo pueda hacer frente a la quimioterapia y a la enfermedad. Comer bien durante el tiempo que dura el tratamiento ayuda a tolerarlo mejor.

A no ser que el médico le indique lo contrario, no tiene por qué seguir una dieta específica. Basta con que mantenga una alimentación equilibrada, que debe incluir:

  • Frutas, verduras y hortalizas. Contienen vitaminas y minerales importantes para el organismo y, además, proporcionan fibra vegetal, que es importante para regular el hábito intestinal.
  • Carnes, pescados y huevos. Contiene un alto nivel de proteínas, además de vitaminas, grasas y colesterol.
  • Leche y derivados. La leche y derivados (queso, yogures) aportan proteínas, calcio y vitaminas.
  • Cereales y derivados. Legumbres, tubérculos. Tienen un alto contenido energético y tendrían que proporcionar más de la mitad de calorías totales diarias.


Además de estas recomendaciones sobre la dieta, vamos a darle algunos pequeños consejos que pueden ayudarle a superar problemas en tomo a la alimentación como pérdida del apetito o cambio del sentido del gusto:

  • Si ha perdido el apetito, coma siempre que tenga hambre, aunque no coincida con las horas de las comidas.
  • Si se llena con poca comida, procure hacer pequeñas comidas, frecuentes y nutritivas (frutos secos o frutas frescas, verduras, requesón, leche, zumos naturales, huevos, etc.).
  • Evite los líquidos o las comidas que llenen, pero que son poco nutritivos. Las grasas son difíciles de digerir y provocan sensación de plenitud.
  • Si la comida habitual le resulta apetitosa, procure cambiar tanto como pueda las comidas. Haga platos nuevos, añada condimentos que le gusten, etc. Adapte la comida a sus gustos.
  • En principio se puede comer de todo, pero siempre respetando una alimentación equilibrada. Los productos de pastelería, las bebidas refrescantes y las bebidas alcohólicas no son indispensables para la nutrición, pero se pueden permitir de vez en cuando sin problemas en la mayoría de los casos.
  • Recuerde que comer bien es muy importante. El cuerpo necesita alimentos para mantenerse, combatir la enfermedad y recuperar su fortaleza.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.