Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Quinina

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20080911 mgb Quinina .jpg

La quinina es un medicamento usado desde tiempo antíguo por los incas. Se trata de un producto que se obtiene de la corteza de un árbol que florece en Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia a temperatura fresca y uniforme a una altura entre 800m y 3000m sobre el nivel del mar. Las especies más importantes de las que se obtiene son la cinchona calisaya, cinchona succirubra y cinchona officialis.

Contenido

Historia

Fue alrededor de 1539, de la mano de Pizarro, cuando los españoles tuvieron noción de este remedio. En 1638 la condesa de Chinchón popularizó su uso, tras haber caido enferma en Lima, de fiebres intermitentes y haber sido tratada y curada con quinina.

Por ello este fármaco fue conocido también como “polvos de la condesa”. En España se usó por primera vez en Alcalá de Henares en 1639.


Propiedades

Su denominación sistemática (IUPAC) es: (6-metoxi- quinolin-4-il)- 5 (vinil- 1-aza- biciclo [2.2.2] oct-2-il) - metanol.

Su masa molecular es de 324.5 uma y su punto de fusión de 175ºC.

Se trata de un alcaloide, sustancia que se denomina así, ya que la molécula presenta una conducta química parecida a los álcalis; foman sales al combinarse con ácidos.

Es extraida del árbol de la quina cuando éste tiene unos 15 años. La técnica usualmente empleada consiste en golpear el árbol hasta que se afloje la corteza, arrancarla y secarla. Tradicionalmente se preparan infusiones de la corteza seca.


Usos y efectos

En la actualidad es la única sustancia disponible para tratar la malaria.

Esto representó durante mucho tiempo un monopolio para los comerciantes de quinina y una deforestación de las especies en Suramérica. Desde hace más de medio siglo estas especies vegetales fueron transplantadas a las Indias holandesas e inglesas donde se cultivan profusamente. La gran demanda de quinina fue siempre un incentivo para conseguir este compuesto de manera sintética, aunque esto no ocurriría hasta 1944.

Básicamente se utiliza para tratar y prevenir la malaria y las fiebres tropicales. Además en la actualidad también es utilizada (en dosis pequeñas y con un tratamiento regular, ya que el beneficio parece ser acumulativo) para tratar los calambres musculares en las piernas que ocurren por la noche. Las personas mayores son las más afectadas por esta dolencia. Tiene también una actividad antiarrítmica, descubierta de forma accidental por Wenc- Kerbach (1914). Aunque sus efectos terapéuticos para esto último, se vieron superados por los de la quinidina (1918).

Es especialmente eficaz cuando se utiliza en forma de sulfato de quinina, generalmente se presenta en pastillas (para calambres nocturnos sulfato de quinina: 200 - 300 mg/ día. La quinina, al ser fotosensible debe mantenerse en recipientes de cristal oscuro.

Precauciones

Antes de tomar quinina:

  • Dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la quinina, a la quinidina, a la mefloquina (Lariam) o a otros medicamentos.
  • Dígales a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbales está tomando o piensa tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: acetazolamida (Diamox); aminofilina; anticoagulantes como warfarina (Coumadin) y heparina; antidepresivos como desipramina; ciertos antimicóticos como fluconazol (Diflucan), ketoconazol (Nizoral) e itraconazol (Sporanox); medicamentos para bajar el colesterol, como atorvastatina (Lipitor), lovastatina (Mevacor), simvastatina (Zocor); cisaprida (Propulsid); dextrometorfano; antibióticos derivados de la fluoroquinolona, como ciprofloxacina (Cipro), gatifloxacina (Tequin), levofloxacina (Levaquin), lomefloxacina (Maxaquin), moxifloxacina (Avelox), norfloxacina (Noroxin), ofloxacina (Floxin) y esparfloxacina (Zagam); antibióticos derivados de la macrolida, como eritromicina (E.E.S., E-Mycin, Erythrocin) y troleandomicina; medicamentos contra la diabetes, como repaglinida (Prandin); medicamentos contra la presión arterial alta; medicamentos contra los latidos cardíacos irregulares, como amiodarona (Cordarone, Pacerone), digoxina (Lanoxin), disopiramida (Norpace), dofetilida (Tikosyn), flecainida (Tambocor), procainamida (Procanbid, Pronestyl), quinidina y sotalol (Betapace); ciertos medicamentos anticonvulsivos como carbamazepina (Tegretol), fenobarbital (Luminal, Solfoton) y fenitoína (Dilantin); medicamentos contra las úlceras, como cimetidina (Tagamet); mefloquina (Lariam); metoprolol (Lopressor, Toprol XL); paclitaxel (Abraxane, Taxol); pimozida (Orap); rifampina (Rifadin, Rimactane); ciertos inhibidores selectivos de la reabsorción de la serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés), como fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox) y paroxetina (Paxil); bicarbonato de sodio; tetraciclina; y teofilina. Es posible que su médico deba cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle estrechamente por si presentara efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también pueden interactuar con la quinina, así que asegúrese de informar a su médico de todos los que esté tomando, incluso aquellos que no figuren en esta lista.
  • No tome antiácidos que contengan magnesio o aluminio (Alternagel, Amphogel, Alu-cap, Alu-tab, Basaljel, Gaviscon, Maalox, Leche de Magnesia o Mylanta) mientras esté tomando quinina.Pregúntele a su médico o a su farmacéutico cuánto tiempo debe aguardar después del tratamiento con quinina para poder volver a tomar esos antiácidos.
  • Dígale a su médico si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido un intervalo QT prolongado (un problema raro del corazón que puede ocasionar desvanecimiento o latidos cardíacos irregulares), un electrocardiograma anormal (ECG; prueba que mide la actividad eléctrica del corazón), y si usted tiene o ha tenido deficiencia de G-6-PD (una enfermedad hereditaria de la sangre), miastenia grave (MG; padecimiento que provoca debilidad de ciertos músculos) o neuritis óptica (inflamación del nervio óptico, lo que puede ocasionar cambios súbitos en la visión). Dígale también a su médico si después de tomar quinina tuvo alguna vez una reacción grave, sobre todo problemas de sangrado o trastornos de la sangre. Probablemente el médico le diga que no tome quinina.
  • Dígale a su médico si tiene o ha tenido latidos cardíacos irregulares o lentos; bajas concentraciones de potasio en la sangre; o enfermedades del corazón, de los riñones o del hígado.
  • Dígale a su médico si está embarazada, planea estarlo o está dando el pecho. Si queda embarazada mientras está tomando quinina, llame a su médico.
  • Si le van a hacer una cirugía, incluyendo una cirugía dental, dígale al médico o al dentista que está tomando quinina.
  • Dígale a su médico si consume productos derivados del tabaco. La eficacia de este medicamento puede disminuir si fuma cigarrillos.

Efectos secundarios

Puede presentar hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) mientras toma este medicamento. Su médico le dirá qué hacer en caso de tener hipoglucemia. Posiblemente le diga que debe controlar el azúcar en la sangre; consumir algún alimento o bebida que contenga azúcar, como un caramelo duro o un jugo de fruta; o bien, buscar atención médica.

La quinina puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • Náusea.
  • Intranquilidad.
  • Dificultad para oír o tintineo en los oídos.
  • Confusión.
  • Nerviosismo.


Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato:

  • Sarpullido.
  • Erupción de la piel.
  • Picazón
  • Ronquera.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Inflamación de la cara, la garganta, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o las pantorrillas.
  • Fiebre.
  • Ampollas.
  • Dolor de estómago.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Visión borrosa o cambios en la visión del color.
  • Incapacidad para ver u oír.
  • Desvanecimiento.
  • Tendencia a los moretones.
  • Sangrado fuera de lo común.
  • Sangre en la orina.
  • Heces de color oscuro o con aspecto de alquitrán.
  • Sangrado nasal.
  • Dolor de garganta.
  • Alteraciones de los latidos cardíacos.
  • Dolor en el pecho.

La quinina puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inesperado mientras toma este medicamento.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.