Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Aneurisma

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
Aneurisma de la aorta abdominal.

Por aneurismas se entienden dilataciones arteriales circunscritas producidas por debilidad de la pared. Las dilataciones arteriales difusas por lo general no se denominan aneurismas; tampoco, las dilataciones venosas, que se llaman flebectasias o varices. Del hecho de que se produzcan por debilidad de la pared arterial, se entiende que los aneurismas sean dilataciones irreversibles y, en verdad, con tendencia a aumentar de tamaño. Esto se sigue de la ley de Laplace, según la cual la tensión de la pared de una formación esférica hueca, es igual al producto de la presión interna por el radio, dividido por el espesor de la pared. Así, dada una lesión parietal y la dilatación consecuente, ambos factores, la disminución del espesor y el aumento del radio, implican un aumento de la tensión, lo que aumenta el grado de dilatación, con lo que vuelve a disminuir el espesor, y así sucesivamente. Se entiende que el proceso suela terminar con la ruptura del aneurisma. Los aneurismas son lesiones frecuentes, que se encuentran en cerca del 10% de las autopsias, los aórticos por sí solos se encuentran en alrededor del 2% de las necropsias. El tamaño es muy variable, los hay microscópicos, de sólo unos cientos de micrones, como son los microaneurismas, en el otro extremo están los aneurismas gigantes, de varias decenas de centímetros.

Algunas de las ubicaciones comunes de los aneurismas son, entre otras:

  • Aorta (la mayor arteria del corazón).
  • Cerebro (aneurisma cerebral).
  • Pierna (aneurisma en la arteria poplítea).
  • Intestino (aneurisma en la arteria mesentérica).
  • Aneurisma en la arteria esplénica.

Contenido

Etiología

No se tiene claridad exacta sobre las causas de los aneurismas. Los defectos en algunos de los componentes de la pared arterial pueden ser responsables de esta afección y, en algunos casos, como el del aneurisma aórtico abdominal, se cree que la hipertensión es uno de los factores contribuyentes. Algunos aneurismas son congénitos (presentes al nacer).

La enfermedad ateroesclerótica (acumulación de colesterol en las arterias) puede contribuir a la formación de ciertos tipos de aneurismas. El embarazo está frecuentemente asociado con la formación y ruptura de aneurismas en la arteria esplénica (la arteria que irriga el bazo).

Clasificación

Macroscópicamente se distinguen tres formas básicas:

  • Aneurisma sacular: En el aneurisma sacular está comprometido solo una parte del perímetro de la arteria. Como variantes se distinguen el aneurisma navicular y el infundibular. Aneurismas saculares son generalmente los aneurismas aórticos sifilíticos y los cerebrales por displasia arterial.
  • Aneurisma fusiforme: En el aneurisma fusiforme está comprometido todo el perímetro de la arteria. Variantes de esta forma son el aneurisma cilíndrico y el anular. El aneurisma ateroesclerótico suele ser fusiforme.
  • Aneurisma disecante: En esta forma hay una disección de la pared a lo largo de la arteria, de manera que el vaso presenta dos paredes, una externa y una interna, y dos lúmenes, uno falso, el espacio de disección entre ambas paredes, y el lumen verdadero. La disección se produce generalmente en el tercio externo de la túnica media, de modo que la capa externa es más delgada que la interna. En la aorta, donde el aneurisma disecante es más frecuente, casi siempre existe una fisura transversal de la capa interna, a través de la cual se comunican los dos lúmenes. Así, el lumen falso suele contener sangre, lo que constituye un hematoma disecante. Bajo la presión de esta sangre el tubo externo se halla dilatado, el interno a veces está colapsado. En la aorta la fisura comunicante se halla las más de las veces en el segmento proximal, a pocos centímetros de la válvula aórtica. No es raro que en la porción descendente haya una fisura distal, también comunicante, de manera que la sangre circula por ambos lúmenes. En cerca del 5% de los aneurismas disecantes aórticos no se encuentra ninguna fisura. En la aorta la disección habitualmente no compromete todo el perímetro del vaso, y cuando es extensa, se dispone a manera de una espiral. La disección puede detenerse en el sitio de origen de las ramas o puede avanzar en la raíz de estas últimas. También puede progresar retrógradamente hasta la vávula aórtica. Según el sitio de la disección, se distinguen tres tipos: tipo I (75% de los casos) en aorta ascendente y descendente, tipo II (5%) solo en la aorta ascendente y tipo III (20%) solo en la descendente. En la actualidad se prefiere hablar de tipo A, que comprende el I y el II; y el tipo B, que comprende solamente el III.

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo de la localización del aneurisma. Frecuentemente, se observa hinchazón con una masa pulsátil (palpitante) en el sitio del aneurisma, cuando el problema se presenta cerca de la superficie corporal. Los aneurismas dentro del cuerpo y el cerebro a menudo son asintomáticos.

En caso de ruptura del aneurisma, se puede presentar presión sanguínea baja, frecuencia cardíaca alta y mareo. El riesgo de muerte a causa de dicha ruptura es alto.

Diagnóstico

Para evaluar los aneurismas se utiliza un examen físico, una ecografía y una Tomografía computacional.

Pronóstico

El pronóstico usualmente es excelente si se tiene éxito con la cirugía de reparación.

Complicaciones

Las principales complicaciones del aneurisma son, entre otras:

  • La ruptura de algunos tipos de aneurismas puede causar sangrados masivos, lo cual es usualmente mortal, y se observa comúnmente con aneurismas aórticos abdominales, aneurismas en la arteria mesentérica y aneurismas en la arteria esplénica. La ruptura de aneurismas en el cerebro puede causar accidente cerebrovascular, discapacidad y muerte. La cirugía del cerebro para casos de aneurismas también puede provocar estas mismas complicaciones si el aneurisma se rompe durante el procedimiento quirúrgico y el sangrado no se puede controlar.
  • La infección del aneurisma, que usualmente sigue a una infección en otras áreas del cuerpo, puede llevar a enfermedad sistémica y ruptura. La coagulación del aneurisma se presenta cuando la sangre deja de pasar por dentro de éste, bloqueando el flujo posterior de sangre más allá del sitio donde se encuentra el aneurisma y privando así del suministro sanguíneo a los tejidos que se encuentran allí.
  • En ciertos casos, los aneurismas pueden comprimir estructuras vecinas, como los nervios, ocasionando problemas neurológicos como debilidad y entumecimiento. Este caso puede ocurrir cuando se presentan aneurismas en la arteria poplítea.

Prevención

El control de la presión sanguínea alta puede ayudar a prevenir algunos aneurismas y el control de todos los factores de riesgo asociados con la enfermedad ateroesclerótica (la dieta, el ejercicio y el control del colesterol) puede ayudar a prevenir los aneurismas o sus complicaciones.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.