Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Ataque cardíaco

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20080324 mgb Infarto .jpg

Se presenta cuando el bajo flujo sanguíneo hace que el corazón sufra por la falta de oxígeno. El músculo cardíaco muere o resulta dañado en forma permanente. Los médicos llaman a esto infarto de miocardio.

Contenido

Etiología

La mayoría de los ataques cardíacos son provocados por un coágulo que bloquea una de las arterias coronarias, las cuales llevan sangre y oxígeno al corazón. Si el flujo sanguíneo se bloquea, el corazón sufre por la falta de oxígeno y las células cardíacas mueren.

Con mucha frecuencia, se forma un coágulo en una arteria coronaria que presenta un estrechamiento debido a la acumulación de una sustancia llamada placa a lo largo de las paredes arteriales. (ateroesclerosis). Algunas veces, la placa se rompe y desencadena la formación de un coágulo.

En ciertas ocasiones, el estrés súbito y abrumador puede desencadenar un ataque cardíaco.

Es difícil estimar con exactitud qué tan común son los ataques cardíacos, ya que de 200.000 a 300.000 personas en los Estados Unidos mueren cada año antes de buscar asistencia médica. Se estima que alrededor de1 millón de pacientes concurren al hospital cada año, debido a un ataque cardíaco, y aproximadamente una de cada cinco muertes se debe a esta afección.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para el desarrollo de enfermedad coronaria y ataque cardíaco incluyen:

Los niveles de homocisteína (un aminoácido), proteína C-reactiva y fibrinógeno por encima de lo normal también pueden incrementar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. La proteína C-reactiva y el fibrinógeno están asociados con la inflamación y este último también está involucrado en la coagulación de la sangre.

Síntomas

El dolor en el pecho es un síntoma importante de ataque cardíaco. Sin embargo, algunas personas pueden tener poco o ningún dolor en el pecho, especialmente los ancianos y los diabéticos. Esto se denomina ataque cardíaco silencioso.

El dolor se puede sentir sólo en una parte del cuerpo o irradiarse desde el pecho hasta los brazos o los hombros, el cuello, los dientes, la mandíbula, el área abdominal o la espalda.

El dolor puede ser intenso o leve y se puede sentir como:

  • Presión aplastante o fuerte.
  • Una banda apretada alrededor del pecho.
  • Algo pesado posado sobre el pecho.
  • Mala indigestión.

El dolor generalmente dura más de 20 minutos y no se alivia por completo con el reposo o con un medicamento llamado nitroglicerina.

Otros síntomas de un ataque cardíaco pueden ser:

  • Dificultad para respirar.
  • Náuseas o vómitos.
  • Ansiedad.
  • Tos.
  • Desmayos.
  • Mareo, vértigo.
  • Palpitaciones (sensación de que el corazón está latiendo demasiado rápido).
  • Sudoración que puede ser profusa.

¿Qué hacer ante un Ataque cardíaco?

Llame a una ambulancia en seguida para que le lleve al hospital. Mientras espera a que la ambulancia llegue, chupe una tableta de aspirina común. No tome aspirina si usted es alérgico a la aspirina.

Si puede, vaya a un hospital con instalaciones de cuidado avanzado para gente con ataques al corazón. En estos centros médicos la tecnología más avanzada para ataques al corazón está disponible las 24 horas del día. Esta tecnología incluye trombolisis rápida que hace que los coágulos se deshagan por medio de medicamentos conocidos como "disolventes de coágulos" ("clot busters" en inglés), de cateterización cardiaca y de angioplastia.

En el hospital puede que le den "disolventes de coágulos" que reabren muy rápido las arterias que van al corazón. Enfermeras y técnicos le pondrán una vía intravenosa (IV) en el brazo para darle medicamentos. Además le harán un electrocardiograma (ECG o EKG), le darán oxígeno para respirar y observarán su frecuencia y su ritmo cardiaco en un monitor.

Diagnóstico

Un ataque cardíaco es una emergencia médica; por lo tanto, en caso de sentir síntomas, se debe buscar asistencia médica de inmediato.

El médico llevará a cabo un examen físico y auscultará el corazón con un estetoscopio. El médico puede escuchar sonidos anormales en los pulmones, llamados crepitaciones, un soplo cardíaco u otros sonidos anormales.

La persona puede presentar pulso acelerado y la presión arterial puede ser normal, alta o baja.

Los exámenes para evaluar el corazón abarcan:

Los exámenes de sangre pueden ayudar a mostrar si la persona tiene sustancias producidas por el daño al tejido cardíaco o un alto riesgo de ataque cardíaco. Estos pueden ser:

  • Troponina I y troponina T.
  • CPK y CPK-MB.
  • Mioglobina sérica.

Pronóstico

La recuperación después de un ataque cardíaco depende de la cantidad y localización del tejido dañado. El pronóstico es peor si el ataque cardíaco causó daño al sistema de señales que le ordena al corazón contraerse.

Aproximadamente un tercio de los casos son mortales. Si la víctima sigue con vida dos horas después del ataque, es probable que sobreviva, pero puede tener complicaciones. Los casos que no presentan complicaciones pueden recuperarse totalmente.

Generalmente, una persona que haya tenido un ataque cardíaco puede retornar en forma lenta a sus actividades normales, incluyendo la actividad sexual.


Complicaciones

  • Ruptura cardíaca de la pared libre: Ocurre hasta en 10% de los pacientes que fallecieron en la evolución de un infarto, es más frecuente en mujeres y pacientes de edad avanzada e hipertensos. Puede presentarse en ambos ventrículos, se asocia con infarto transmural y el cuadro se caracteriza por hemopericardio, taponamiento, disociación electromecánica y muerte inmediata.
  • Ruptura del tabique interventricular: Ocurre en infarto transmural anteroseptal. Aparece en forma súbita un soplo holosistólico, áspero e intenso paraesternal izquierdo irradiado en barra que se acompaña de insuficiencia cardíaca progresiva.
  • Ruptura de músculos papilares: Rara (1% de los infartos del miocardio) y frecuentemente es una complicación fatal, ya que el paciente presenta edema pulmonar refractario al tratamiento médico. Se sospecha por la aparición de soplo holosistólico en el ápex irradiado al borde esternal izquierdo y axila.
  • Aneurisma ventricular: Se presenta en 12 a 15% de pacientes que sobreviven a infarto de miocardio. Generalmente afecta el ventrículo izquierdo en el ápex y la pared anterior. Es causa de complicaciones asociadas como son: insuficiencia cardíaca crónica, arritmias ventricu lares y embolias sistémicas originadas en trombos en docárdicos alojados en el seno del aneurisma.
  • Choque cardiogénico: Constituye la más grave y comunmente fatal complicación del infarto agudo del miocardio. Aparece entre 5 a15% de los casos, y clínicamente se manifiesta por hipotensión, piel fría , sudorosa, palidez, obnubilación mental y oliguria (mortalidad mayor de 80%).
  • Episodios tromboembólicos: Pueden ocurrir a nivel pulmonar y sistémico.
  • Pericarditis: Se puede producir pericarditis local en la zona infartada en 50% de los casos, usualmente aparece en infarto transmural. Esta complicación ocurre generalmente entre el segundo y cuarto día después del infarto. El taponamiento pericárdico es raro.
  • Síndrome de Dressler: Ocurre a las 2 a 10 semanas después del infarto y se caracteriza por presencia de hipertermia, en ocasiones eosinofilia y dolor torácico en pacientes que han sufrido infarto agudo al miocardio. Se asocia con infiltrados principalmente en la base del pulmón izquierdo y dolor de tipo pleurítico.

Prevención

Para prevenir un ataque cardíaco se debe:

  • Mantener la presión arterial, el azúcar en la sangre y el colesterol bajo control.
  • No fumar.
  • Pensar en tomar 1 ó 2 vasos de alcohol o vino al día, dado que las cantidades moderadas de alcohol pueden reducir el riesgo de problemas cardiovasculares. Sin embargo, beber cantidades mayores hace más daño que provecho.
  • Consumir una dieta rica en frutas y verduras y baja en grasa animal.
  • Comer pescado dos veces a la semana. El pescado horneado o cocido a la parrilla es mejor que el pescado frito, ya que freírlo puede destruir algunos de los beneficios.
  • Hacer ejercicio a diario o varias veces por semana. Caminar es una buena forma de hacer ejercicio, pero antes de comenzar un ejercicio se debe consultar con el médico.
  • Bajar de peso en caso de tener sobrepeso.
  • Si la persona tiene uno o más factores de riesgo para la enfermedad cardíaca, debe hablar con el médico acerca de la posibilidad de tomar aspirina para ayudar a prevenir un ataque cardíaco. Se puede prescribir la terapia con aspirina (dosis de 75 a 325 mg al día) o un medicamento llamado clopidogrel para mujeres en alto riesgo de sufrir cardiopatía. La terapia con aspirina se recomienda para mujeres de 65 años o más para prevenir ataques cardíacos y accidente cerebrovascular, en tanto se controle la presión arterial y el beneficio probablemente supere el riesgo de efectos secundarios gastrointestinales. El uso regular de aspirina no se recomienda para mujeres sanas menores de 65 años con el fin de prevenir ataques cardíacos.
  • Las nuevas pautas ya no recomiendan la terapia de reemplazo hormonal, las vitaminas E o C, los antioxidantes o el ácido fólico para prevenir cardiopatías.
  • Después de un ataque cardíaco, una persona necesita cuidados de control regulares para reducir el riesgo de un segundo ataque cardíaco. Con frecuencia, se recomienda un programa de rehabilitación cardíaca para ayudar a la persona a retornar gradualmente a su estilo de vida normal. Siempre se debe seguir el plan de ejercicios, dieta y medicamentos recetado por el médico.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.