Anfetamina

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
(Redirigido desde «Amfetamina»)
20081107 mgb Anfetamina .jpg

Derivado químico y potente estimulante del sistema nervioso central. Disminuye el apetito y provoca un estado de bienestar subjetivo con retraso de la aparición de la fatiga. En dosis excesivas aparece inquietud, insomnio, irritabilidad y verborrea. Tienen un gran poder de adicción y crean una alta dependencia.

Las anfetaminas son un grupo de compuestos orgánicos del nitrógeno que pueden considerarse derivados del amoniaco. La amfetamina (C9H3CL), significa a (alfa), m(metil), f(fenil), et(il), amina

Origen

La precursora de la anfetamina es la efedrina y esta a su vez procede de la planta (Catha edulis) que ya había sido utilizada desde antiguo en el tratamiento del asma y a partir del descubrimiento de la efedrina se inició la aplicación terapéutica en determinadas enfermedades del sistema nervioso central.

Historia

L. Edelano sintetizo por primera vez las anfetaminas en 1887. Pero hasta 1920, queriendo hallar un sustituto sintetico de la efedrina, fue cuando Gordon Alles descubrió que el compuesto original de Edeleano, sulfato de amfetamina y su destroisomero, aun mas activo, el sulfato dextroanfetaminico, poseían la capacidad de estimular el sistema nervioso central.

En 1931 comenzaron a estudiarla en laboratorios farmacéuticos de los Estados Unidos y cinco años después, durante la ley seca, Smith Kline & French, la empresa farmacéutica que adquirió los patentes de Alles, la introdujo en la practica medica bajo el nombre comercial de Benzedrina. Casi enseguida salio al mercado su isómero mas activo, la dextroanfetamina comercializada como dexedrina.

Después de su inclusión en las listas de sustancias controladas, ambos tipos de anfetaminas aparecieron en el mercado negro norteamericano bajo apelativos relacionados con sus efectos subjetivos tales como speed ( velocidad) y uppers (activadores).

Las anfetaminas aparecieron durante la década de 1930 como tratamiento de los catarros y la fiebre del heno, y más tarde se conoció su acciónsobre el sistema nervioso. Durante cierto tiempo se emplearon como adelgazantes.

Fueron objeto de distintos usos, entre los que caben destacar su profusa utilización en los conflictos bélicos del siglo XX para vencer el cansancio de los soldados y mejorar su entrega durante las batallas. En 1983 se regulo su venta en farmacias.

Clasificación farmacológica

La anfetamina es un psicoestimulante del sistema nervioso central y es considerado además como un anorexígeno, es decir, supresor del apetito. Con respecto a la seguridad en el embarazo, corresponde al grupo C, en el cual están las drogas cuyos estudios en animales han mostrado efectos adversos y no hay estudios controlados en el embarazo, o se han llevado a cabo estudios en animales y no hay estudios bien controlados en embarazadas.


Mecanismo de acción

La anfetamina es un agente adrenérgico de acción indirecta que produce liberación central de monoaminas, como la dopamina a nivel de los núcleos grises del cerebro y periférica de norepinefrina (en la membrana sináptica), siendo estos los mediadores más importantes e inhibiendo su recaptación. Estimula también la liberación de 5-hidroxitriptamina (5-HT) o serotonina e inhibe, asimismo, su recaptación.

En su calidad de amina simpaticomimética con actividad estimulante sobre el sistema nervioso central, inhibe la recaptación y aumenta la liberación de monoaminas (principalmente dopamina y noradrenalina) a través de:

  • Redistribución de las catecolaminas de las vesículas presinápticas al citosol.
  • Transporte inverso de los neurotransmisores a través de los transportadores de membrana y bloqueo de la actividad de esos transportadores.
  • Disminución en la expresión de los transportadores de dopamina en la superficie celular.
  • Aumento de los niveles citosólicos de monoaminas por la inhibición de la activación de la MAO (monoaminooxidasa).
  • Un aumento en la expresión de la tirosina hidroxilasa, que permite la formación de DOPA.


Farmacocinética

La anfetamina, y en general, todos sus derivados, se absorben bien por vía oral y también se por vía parenteral. Las anfetaminas y sus metabolitos son bases débiles (el pKa de la anfetamina es de 9,9). Se absorben bien en el tracto gastrointestinal.

Por vía oral sus efectos aparecen entre los 30' y 60'. Dosis única farmacológica de anfetaminas, administradas por esta vía a adultos voluntarios, alcanzan la mayor concentración en plasma dentro de la 1º y 2º hora. La absorción se completa generalmente entre la 4º y 6º hora de la ingesta.

Los efectos máximos se producen a los pocos minutos después de la inyección I.V. o de fumar y 30 minutos después de aspirar o de emplear la vía I.M o transmucosa. Su unión a proteínas plasmáticas es escasa (15-30%). No son metabolizadas por la MAO ni por las COMT, presentando una vida media prolongada y sufriendo metabolismo hepático.

Las anfetaminas demoran el vaciamiento gástrico y disminuyen la motilidad intestinal. Se estima las concentraciones sanguíneas tóxicas de anfetamina en > 0,1 mg/1 y mortales de 0,5 - 4 mg/1. Atraviesa rápidamente la barrera hematoencefálica y es hidrolizada y demetilada por enzimas microsomales hepáticas, eliminándose en 24 hrs., por orina como p- hidroxiefedrina y norefedrina y 30 - 50% como droga activa sin metabolizar.

Cuando el pH urinario es ácido (pH 5,5 - 6,0) la anfetamina se excreta a predominio sin cambios por el riñón: 60% en las primeras 48 hrs., mientras que con el pH alcalino (7,5 - 8) la vía metabólica es la de mayor eliminación, ya que solo el 3,7% se excreta sin cambios por orina en el mismo período.

La vida media plasmática de la anfetamina es de 5 - 30 hrs. dependiendo del flujo y PH urinario. Así en condiciones normales la vida media es de 12 hrs. Pero con orinas ácidas desciende a rasgos de 5 - 10.5 hrs. y se eleva a 16 - 31 hrs con orinas alcalinas.

La vida media de la metanfetamina es de 5 hrs. y de la dextroanfetamina y fenilpropanolamina de 3 - 6 hrs. Se concentran en riñón, pulmón y cerebro. La duración de la acción es variable, según el tipo de anfetaminas desde 4 - 8 hrs. para la fenilpropanolamina hasta 24 - 48 hrs. para la metanfetamina y las anfetaminas alucinógenas (MDMA).


Efectos

Los efectos provocados por el consumo de anfetaminas recuerdan en gran medida a los producidos por la cocaina. La acción de las anfetaminas varía considerablemente entre individuos, ambientes y circunstancias.


Efectos psicológicos (inmediatos)

  • Euforia.
  • Sensación de autoestima aumentada.
  • Verborrea.
  • Alerta y vigilancia constantes.
  • Agresividad.


Consumo crónico puede dar lugar a:


Efectos fisiológicos (inmediatos)


Tras un consumo prolongado

  • Agotamiento intenso.
  • Sensación de sabor metalico.
  • Acné.
  • Piel seca con picazón.
  • Hipertensión.
  • Arritmia.
  • Colapso circulatorio.
  • Trastornos digestivos.


La pérdida del apetito es frecuente lo que conlleva a una situación de desnutrición y mayor vulnerabilidad a enfermedades e infecciones.

El síndrome de abstinencia se presenta con un cuadro muy grave de depresión, letárgica y cansancio, lo que puede llevar a tomar grandes dosis de anfetaminas para mitigar este estado.

El consumo excesivo de anfetaminas puede generas psicosis: las personas se sienten fuera de si mismas, creen que las persiguen o que las vigilan.

Indicaciones

Tratar depresiones menores, aunque cada vez son menos los casos en que se usan anfetaminas; estos fármacos son de corta duración y al menguar sus efectos puede darse una depresión profunda; controlar los síntomas de la Narcolepsia, la naturaleza estimulante de las anfetaminas contrarresta el deseo de dormir, pero no ayuda a curar esa condición; contrarrestar la acción de los barbitúricos, el alcohol y demás depresivos.

Suprimir el apetito (uso a corto plazo solamente, no efectivas en programas de reducción de peso de larga duración); controlar problemas de conducta en niños (conducta hiperquinética); contrarrestar o evitar el sueño en personas que requieren actuar o permanecer despiertas por largos periodos.

Contraindicaciones

Personas con alteraciones de la personalidad como psicopáticos o personas en estados de agitación. Personas que padezcan glaucoma, enfermedades cardiovasculares. Embarazadas, ya que en el feto pueden producir defectos cardiacos, paladar hendido y adicción. Personas en período de lactancia, personas con hipertiroidismo o hipertensión.

Interacciones

Se debe evitar la coadministración de las aminas simpaticomiméticas con los Beta-bloqueadores en general, ya que se potencia el efecto hipertensivo de las primeras. Los Beta-bloqueadores, además, al actuar junto con la Ergotamina, aumentan la vasoconstricción periférica.

Por su parte, la anfetamina, en conjunto con los iMAOs, ve aumentada su toxicidad de crisis hipertensiva y su excitación del sistema nervioso central. Además, incrementa los niveles plasmáticos de antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos (Warfarina, Primidona, Fenobarbital, Difenilhidantoína o Fenilbutazona). Disminuye la eficacia terapéutica de los antihipertensivos como la Guanetidina.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy