Artritis séptica

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
En la Artritis séptica la articulación se infecta con microorganismos.

Es la inflamación de una articulación debido a una infección bacteriana o micótica. La artritis séptica que se debe a las bacterias que causan la gonorrea tiene síntomas diferentes.

Etiología

La artritis séptica se desarrolla cuando las bacterias u otros organismos (microorganismos) patógenos diminutos se propagan a través del torrente sanguíneo a una articulación. También puede ocurrir cuando la articulación se infecta directamente con microorganismos a raíz de una lesión o durante una cirugía. Los sitios más comunes para este tipo de infección son la rodilla y la cadera.

La mayoría de los casos de artritis séptica aguda son causados por bacterias tales como estafilococos y estreptococos.

La artritis séptica crónica (que es menos común) es causada por microorganismos tales como Mycobacterium tuberculosis y Candida albicans.

La artritis séptica se puede observar a cualquier edad. En los niños, ocurre con mayor frecuencia en aquellos menores de 3 años de edad. La cadera es un lugar de infección frecuente en los bebés.

La artritis séptica no es común desde los 3 años de edad hasta la adolescencia. Los niños con artritis séptica son más propensos que los adultos a resultar infectados con estreptococos del grupo B o Haemophilus influenza si no han sido vacunados.


Factores de riesgo

Las siguientes situaciones incrementan el riesgo de padecer artritis séptica:

  • Implantes de articulaciones artificiales.
  • Infección bacteriana en alguna otra parte del cuerpo.
  • Padecimiento o enfermedad crónica (como diabetes, artritis reumatoidea y enfermedad drepanocítica).
  • Consumo de drogas por vía intravenosa (IV) o por inyección.
  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.
  • Traumatismo reciente en una articulación.
  • Artroscopia reciente u otra cirugía en una articulación.


Patogenia

Los gérmenes llegan a la articulación por una de las siguientes vías:

  • Vía hematógena, que es la más frecuente.
  • Diseminación desde un foco de osteomelitis de la metafisis o epifisis, mecanismo importante en los niños.
  • Diseminación de infección de partes blandas periarticulares: bursitis.
  • Vía directa, a través de una herida penetrante a la articulación, por una inyección articular infectada o infección quirúrgica.

Por contigüidad, debido a la extensión de un foco osteomielítico, hacia la cavidad articular. Este mecanismo es frecuente en la cadera del niño, donde el foco osteomielítico del cuello femoral, que es intracapsular, puede invadir rápidamente la articulación. En el resto de las articulaciones, para que ocurra este mecanismo, la infección debe atravesar la barrera determinada por el cartílago de crecimiento y la epífisis o seguir un camino periarticular (linfático).

Además, deben ser considerados como factores predisponentes las infecciones en general, diabetes, estados de inmuno-depresión, uso de medicamentos como los corticoides, deficiencias nutricionales, desaseo, drogadicción y alcoholismo entre otros.

Síntomas

Los síntomas por lo general aparecen de manera rápida. Se presenta fiebre e inflamación articular que generalmente está en una sola articulación. También se presenta dolor articular intenso que empeora con el movimiento.

Síntomas en recién nacidos o bebés:

  • Llanto al mover la articulación infectada (por ejemplo: el cambio de pañal provoca llanto si la cadera está infectada)
  • Fiebre.
  • Incapacidad para mover la extremidad con la articulación infectada (seudoparálisis)
  • Irritabilidad.


Síntomas en niños y adultos:

  • Incapacidad para mover la extremidad con la articulación infectada (seudoparálisis)
  • Dolor articular intenso.
  • Inflamación de la articulación.
  • Enrojecimiento de la articulación.
  • Febrícula.

Se pueden presentar escalofríos, pero no es común.

Diagnóstico

  • Aspirado de líquido articular para realizar conteo celular, análisis de cristales bajo el microscopio, tinción de Gram y cultivo.
  • Hemocultivo.
  • Radiografía de la articulación afectada.

Pronóstico

La recuperación es satisfactoria si el tratamiento con antibióticos se realiza de manera oportuna, pero si el tratamiento se demora, se pueden producir daños permanentes en las articulaciones.

Complicaciones

  • Degeneración de la articulación (artritis)

Prevención

Los antibióticos preventivos (profilácticos) pueden ser de gran ayuda para las personas que están en alto riesgo

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy