Cistitis intersticial

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20100607 mgb Cistitis intersticial .jpg

La cistitis intersticial (CI) es una afección dolorosa debida a una inflamación de los tejidos de la pared de la vejiga y cuya causa no se conoce. Se diagnostica generalmente descartando otras enfermedades, tales como enfermedades de transmisión sexual, cáncer de vejiga e infecciones vesicales.

Esta afección con frecuencia se diagnostica en forma errada como infección de las vías urinarias y los pacientes a menudo pasan años sin un diagnóstico correcto. En promedio, hay un retraso de 4 años entre el momento de aparición de los primeros síntomas y el diagnóstico.

La afección se presenta generalmente alrededor de los 30 a 40 años de edad, aunque se ha informado de casos en personas más jóvenes. Las mujeres tienen una probabilidad 10 veces mayor a los hombres de padecer esta enfermedad.

Es frecuente que se asocie a otras enfermedades de causa poco clara, como la fibromialgia y el colon irritable.

Etiología

La causa exacta de la IC es aún desconocida, pero los investigadores continúan investigando múltiples posibilidades.

La genética juega un papel probable. Las pacientes de IC podrían tener una respuesta inflamatoria más exagerada a los irritantes de su orina. Otra posibilidad es que diferencias genéticas en sus sistemas nerviosos podrían hacerlas más vulnerables al dolor crónico originado en la vejiga.

Las causas de la CI se están estudiando en diferentes centros médicos en todo el mundo. Muchos investigadores creen que la CI está causada por uno o más de los siguientes factores:

  • Un defecto en el epitelio de la vejiga que permite que ciertas sustancias irritantes de la orina penetren la pared de la vejiga.
  • Un tipo específico de células inflamatorias (mastocitos) que liberan histaminas u otros agentes químicos que promueven los síntomas de la CI en la vejiga.
  • Hay algo en la orina que daña la vejiga.
  • Los nervios que transportan las sensaciones a la vejiga están modificados, lo que hace que eventos que normalmente no son dolorosos causen dolor (como el llenado de la vejiga)
  • El sistema inmunológico del cuerpo ataca a la vejiga, de manera similar a lo que ocurre en otras enfermedades autoinmunes.

Es probable que en diferentes grupos de pacientes ocurran diferentes procesos. También es probable que estos diferentes procesos se afecten entre ellos (por ejemplo, un defecto en el epitelio de la vejiga puede promover la inflamación y estimular a los mastocitos). Algunos estudios de investigación recientes han demostrado que los pacientes con CI pueden tener una sustancia en la orina que inhibe el crecimiento de las células del epitelio vesical. Por lo tanto, algunas personas pueden tener una predisposición a desarrollar CI luego de una lesión en la vejiga, como ser una infección.

Generalmente estos tratamientos utilizan drogas muy fuertes las cuales terminan en la vejiga urinaria. Es muy posible que sea también responsable de la irritación del revestimiento de la vejiga urinaria produciendo un deterioro en la resistencia de ésta para enfrentar las toxinas que normalmente arrastra del cuerpo causando los efectos y síntomas antes mencionados.


Síntomas

  • Relación sexual dolorosa.
  • Dolor pélvico.
  • Molestia urinaria.
  • Polaquiuria (hasta 60 veces al día en los casos graves)
  • Tenesmo vesical.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza descartando otras causas. Los exámenes abarcan:

Dieta

Algunos pacientes encuentran que los cambios en la dieta pueden ayudarles a controlar los síntomas. La idea es evitar los alimentos y bebidas que puedan causar irritación en la vejiga. A continuación se presentan algunos de los alimentos que la Asociación para la Cistitis Intersticial (Interstitial Cystitis Association ) considera que pueden causar irritación vesical:

  • Quesos curados.
  • Alcohol.
  • Edulcorantes artificiales.
  • Chocolate.
  • Jugos de cítricos.
  • Café.
  • Jugo de arándanos agrios (Nota: aunque el jugo de arándanos agrios a menudo se recomienda para las infecciones de las vías urinarias, puede hacer que los síntomas de cistitis intersticial empeoren)
  • Habas y judías.
  • Carnes curadas, procesadas, ahumadas, enlatadas o que contengan nitrito.
  • La mayoría de las frutas a excepción de los arándanos, el melón dulce y las peras.
  • Nueces a excepción de las almendras, anacardos y nueces de pino (piñones)
  • Cebollas.
  • Pan de centeno.
  • Aderezos o aliños que contengan glutamato monosódico.
  • Crema ácida.
  • Pan hecho de masa fermentada.
  • Soya.
  • Té.
  • Tofu.
  • Tomates.
  • Yogur.

Los expertos sugieren que no hay que dejar de consumir estos alimentos de una sola vez, si no tratar de eliminar uno cada vez para observar si esto ayuda a aliviar los síntomas.


Pronstico

Los resultados del tratamiento varían. Algunas personas responden bien a los tratamientos simples y a los cambios en la dieta, mientras que otras pueden requerir tratamientos extensos o cirugía.


Complicaciones

  • Depresión crónica.
  • Dolor crónico que puede ocasionar cambios en el estilo de vida.
  • Trauma emocional.
  • Costos elevados asociados con las visitas médicas frecuentes.
  • Efectos secundarios de los tratamientos (dependiendo del tratamiento)
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.