Cistoscopia

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
(Redirigido desde «Cistoscopía»)
20100610 mgb Cistoscopia .jpg

La cistoscopia es una exploración endoscópica que introduce un tubo delgado a través del meato uretral, accediendo a la uretra y vejiga urinaria. Este tubo o cistoscopio lleva incorporado una cámara de vídeo de reducido tamaño con una potente luz para visualizar el interior de la uretra y de la vejiga urinaria. A través de la cistoscopia se pueden realizar resecciones de lesiones dentro de la uretra o vejiga y tomar biopsias para un diagnóstico histológico.


Cistoscopio

Existen dos tipos de cistoscopios:

  • Cistoscopio rígido: Está dotado de un emisor de luz y de una microcámara. Dispone de un canal ancho a través del cual se pueden insertar dispositivos para la extirpación de cálculos renales y/o eliminación de tumores, e incluso permite la inserción de stents para facilitar el paso de la orina. Es el aparato de elección cuando se han de realizar biopsias amplias, aunque tiene el inconveniente de exigir la administración de anestesia local o, en algunos casos, general.
  • Cistoscopio flexible: Dotado también de un emisor de luz y de una microcámara, este citoscopio es el más utilizado debido a su mayor manejabilidad. Está fabricado con fibra óptica, lo que facilita su paso a través de las curvas de la uretra. No requiere de anestesia y está más indicado para el diagnóstico, ya que su canal es más estrecho y no permite el uso de dispositivos.


Realización

La manera de insertar el cistoscopio varía, pero el examen es el mismo. La elección del tipo de cistoscopio que el médico utilice depende del propósito del examen.

Si se usa el cistoscopio estándar rígido, usted se acostará boca arriba, con las rodillas flexionadas y separadas. Si se utiliza un cistoscopio flexible, esta posición no será necesaria.

El procedimiento generalmente toma de 5 a 20 minutos. Se lava la uretra, se aplica anestesia local y luego se introduce el cistoscopio a través de la uretra hasta la vejiga.

A través del cistoscopio, se inyecta agua o una solución salina para llenar la vejiga. A medida que esto sucede, a usted se le solicitará que describa la sensación y su respuesta revelará información acerca de su afección.

A medida que el líquido llena la vejiga, la pared vesical se estira, permitiéndole al médico observarla en su totalidad. Cuando la vejiga se llene, se sentirá la necesidad de orinar; sin embargo, debe permanecer llena hasta completar la evaluación.

Es un método diagnóstico útil para:

  • Fragmentar o extirpar cálculos renales que, previamente, han sido detectados mediante urografía o ecografía.
  • Realizar biopsias cuando se sospecha de tumores en la vejiga o en la próstata.
  • Dilatar los uréteres cuando se produce dificultad en el paso de la orina entre los riñones y la vejiga (estenosis uretral).
  • Buscar la causa de una pérdida de sangre por la orina sin causa conocida (hematuria).
  • Diagnosticar la causa de infecciones urinarias frecuentes y resistentes a antibióticos.
  • Tratar tumores de vejiga susceptibles a ser destruidos por láser, electrocoagulación, descarga eléctrica o quimioterapia local.
  • Diagnosticar ciertos casos de incontinencia urinaria y de prolapso del útero (descolgamiento del útero).
  • Diagnóstico de anomalías urinarias congénitas en niños.

Indicaciones

Valores normales

Se espera encontrar una vejiga de paredes lisas, con forma, tamaño y posición normal, sin obstrucciones, tumoraciones ni cálculos.


Resultados anormales

  • Cálculos en la vejiga (cálculos)
  • Descompresión de la pared vesical.
  • Uretritis crónica.
  • Anomalía congénita (presente al nacer)
  • Quistes.
  • Divertículos.
  • Vejiga irritable.
  • Pólipos.
  • Anomalías de la próstata:
    • Próstata sangrante.
    • Agrandamiento de la próstata.
    • Obstrucción prostática.
  • Lesión traumática de la vejiga y de la uretra.
  • Tumores.
  • Úlcera.
  • Estenosis uretral.

Riesgos

Existe un ligero riesgo de sangrado excesivo cuando se toma una biopsia. Igualmente, hay algún riesgo de ruptura de la pared vesical por el cistoscopio o durante la biopsia.


Consideraciones

Usted debe asegurarse de tomar de 4 a 6 vasos de agua al día después de la cistoscopia.

Usted puede notar una pequeña cantidad de sangre presente con la orina después del procedimiento. Si el sangrado continúa luego de orinar tres veces, consulte con su médico.

Póngase en contacto con el médico si desarrolla alguno de estos signos de infección:

  • Escalofrío.
  • Fiebre.
  • Dolor.
  • Disminución de la diuresis.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy