Criptorquidia

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20101011 mgb Criptorquidia .jpg

La criptorquidia, etimológicamente testículo oculto, es la falta de descenso testicular completo, tanto unilateral como bilateral, de forma que la gónada se encuentra fuera del escroto.

El término incluye cualquier localización del teste a lo largo de su recorrido normal, tanto abdominal como inguinal, y también las ubicaciones anómalas o ectopias.

Desde el punto de vista práctico, la criptorquidia comprende la ausencia de testículo palpable, la incapacidad para hacerlo descender al escroto manualmente y la situación en la que, una vez descendido mediante las maniobras adecuadas, el testículo vuelve inmediatamente a su anterior posición, fuera de la bolsa escrotal.

Aproximadamente dos tercios de los testículos criptorquídicos corresponden a casos de presentación unilateral y en la mayor parte, el teste afectado es el derecho (70%), ya que es el último en descender.


Descenso testicular

El descenso testicular por el canal inguinal comienza a observarse a partir de la octava semana tras la concepción, estando totalmente completado el proceso a las 40 semanas. El descenso testicular tiene lugar en dos fases:

  • El testículo desciende desde la posición en el interior del abdomen hasta el anillo inguinal interno. El proceso termina en la semana 12 de gestación, quedándose en este estado hasta las semanas 26-28. Se trata de un proceso que no es dependiente del nivel de andrógenos.
  • Es en la segunda fase cuando el testículo desciende hacia el escroto. Sucede en el tercer trimestre de embarazo pudiéndose también dar en los primeros meses tras el parto. En este caso, es un proceso dependiente de andrógenos.


Etiología

Los testículos no descendidos son bastante comunes en los bebés prematuros y se presentan en un 3 a 4% de los bebés a término. En la mayoría de los casos, los testículos descienden por lo general para cuando el niño tiene 9 meses de edad.

Una vez que se ha descubierto el testículo en el escroto, en general se considera que ha descendido, aun si en un examen posterior está retraído temporalmente.

Algunas veces, se desarrolla una afección llamada testículos retráctiles, en la cual el médico puede algunas veces localizar los testículos y en otras no.

Esto ocurre por la fuerza del reflejo muscular (reflejo cremastérico) que retrae los testículos y el pequeño tamaño de los mismos antes de la pubertad. En este caso, los testículos descienden durante la pubertad. Esto se considera normal y no requiere corrección quirúrgica.

Los testículos que no han descendido para cuando el niño tenga un año de edad se deben evaluar con sumo cuidado. Los estudios sugieren que se debe realizar una cirugía a esta edad para confirmar el diagnóstico y reducir la probabilidad de un daño testicular permanente.

Los testículos que no descienden de forma natural al escroto se consideran anormales y tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer sin importar si son o no llevados al escroto.

El hecho de descender el testículo al escroto maximiza la producción de esperma e incrementa las posibilidades de una buena fertilidad, al igual que permite la evaluación para la detección temprana del cáncer testicular.

En otros casos, como los testículos desaparecidos, no se puede encontrar ningún testículo, incluso durante un procedimiento quirúrgico. Esto puede deberse a un problema que ocurre mientras el bebé aún se está desarrollando en la madre y puede estar presente al nacer (congénito).

Factores de riesgo

Además existe una corriente que factores ambientales, que suman alrededor de 80.000, a los que está expuesto el ser humano podrían estar involucrados. Entre los conocidos están los pesticidas y el bisfenol.

Síntomas

Por lo general, no hay síntomas, excepto que no se puede encontrar el testículo en el escroto (lo que se puede describir como un escroto vacío). Los hombres adultos que padezcan criptorquidia pueden tener problemas de infertilidad.


Diagnóstico

Un examen confirma que uno o ambos testículos no están presentes en el escroto.

El médico puede o no ser capaz de sentir el testículo que no ha descendido en la pared abdominal por encima del escroto.


Pronóstico

La mayoría de los casos mejoran por sí solos, sin ningún tratamiento. La corrección médica o quirúrgica de la afección generalmente es efectiva.

Alrededor del 5% de los pacientes con criptorquidia no presentan testículos que se puedan encontrar en el momento de la cirugía. Esto se denomina testículo ausente o desaparecido.


Complicaciones

Si uno o ambos testículos no descienden, un hombre puede ser estéril más adelante en su vida. Los hombres que tienen un testículo no descendido al momento del nacimiento corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer testicular en ambos testículos. La cirugía para corregir el problema puede ocasionar daño al testículo.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy