Drogadicción

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20090113 mgb Drogadicción .jpg

Es el uso de drogas psicoactivas o la utilización indebida de fármacos de venta libre o de venta con receta.

Factores de riesgo

No hay un solo factor que determine que alguien se vuelva o no drogadicto. El riesgo de volverse drogadicto se ve afectado por la constitución biológica de la persona, el entorno social y la edad o etapa de desarrollo en que se encuentra. Mientras más factores de riesgo se tienen, mayor es la probabilidad de que el abuso de drogas se convierta en adicción. Por ejemplo:

  • Biología: Los genes con los que se nace, en combinación con las influencias del entorno, son responsables de alrededor de la mitad de la susceptibilidad a la adicción. El sexo, la etnia y la presencia de otros trastornos mentales también pueden influir sobre el riesgo para el abuso de drogas y la drogadicción.
  • Entorno o medio ambiente: El entorno de cada persona incluye muchos factores, desde la familia y los amigos hasta el estado socioeconómico y la calidad de vida en general. Ciertos factores como la presión de los amigos o colegas, el abuso físico o sexual, el estrés y el papel que juegan los padres, pueden tener una influencia enorme sobre el curso del abuso de drogas y la drogadicción en la vida de una persona.
  • Etapa de desarrollo: Los factores genéticos y ambientales interactúan con las etapas críticas del desarrollo humano afectando la susceptibilidad a la adicción, siendo la adolescencia una etapa en que se enfrenta un doble reto. Si bien el consumo de drogas a cualquier edad puede llevar a la adicción, mientras más temprano se comienza a consumir drogas, mayor es la probabilidad de progresar al abuso más serio. Esto se debe a que las áreas del cerebro que gobiernan la toma de decisiones, el juicio y el auto control aún se están desarrollando durante la adolescencia, lo que hace que los adolescentes sean especialmente proclives a comportamientos de riesgo, lo que incluye la experimentación con las drogas de abuso.

Etiología

El abuso de drogas puede conducir a la adicción o dependencia de las mismas. Las personas que utilizan drogas para aliviar el dolor pueden crear dependencia, aunque es raro que esto suceda en personas que no tienen antecedentes de adicciones.

La causa exacta del abuso de drogas y la farmacodependencia se desconoce. Sin embargo, los genes del individuo, la acción de las drogas, la presión de compañeros, el sufrimiento emocional, la ansiedad, la depresión y el estrés ambiental pueden ser todos factores desencadenantes.

La presión de los compañeros puede llevar al uso o abuso, pero al menos la mitad de los individuos que caen en la adicción sufren depresión, trastorno de déficit de atención, trastorno de estrés postraumático u otro problema psicológico.

Es posible que los niños que crecen en un ambiente de consumo de drogas psicoactivas vean primero a sus padres consumiendo drogas, lo cual puede ponerlos en un mayor riesgo de desarrollar una adicción más adelante tanto por razones ambientales como genéticas.


Los signos de consumo de droga en los jóvenes pueden ser, entre otros:

  • Cambios en las amistades.
  • Conducta de aislamiento.
  • Períodos prolongados e inexplicados fuera de casa.
  • Mentir.
  • Robar.
  • Problemas legales.
  • Problemas con las relaciones familiares.
  • Mostrarse ebrio o eufórico (intoxicado), confundido, imposible de entender o inconsciente.
  • Claros cambios en la conducta y actitudes normales.
  • Disminución del rendimiento escolar.

Sustancias más usadas

Entre las sustancias de las que comúnmente se abusa se encuentran:

  • Los opiáceos y narcóticos: Son calmantes muy poderosos que causan somnolencia (sedación) y sensaciones de euforia. Entre ellos se encuentran: la heroína, el opio, la codeína, la meperidina (Demerol), la hidromorfona (Dilaudid) y el Oxycontin.
  • Los estimulantes del sistema nervioso central: Abarcan anfetaminas, la cocaína, la dextroanfetamina, la metanfetamina y el metilfenidato (Ritalin). Los estimulantes de uso más difundido son la cafeína y la nicotina. Estas drogas tienen un efecto estimulante y las personas pueden empezar a necesitar cantidades mayores de ellas para sentir el mismo efecto (tolerancia).
  • Los depresores del sistema nervioso central: Abarcan los barbitúricos (amobarbital, pentobarbital, secobarbital), la benzodiazepina (Valium, Ativan, Xanax), el clorhidrato y el paraldehído. De lejos, el más usado es el alcohol. Estas sustancias producen un efecto sedante, calmante y de reducción de la ansiedad y pueden llevar a la dependencia.
  • Los alucinógenos: Abarcan el LSD, la mescalina, el psilocibina ("setas u hongos") y la fenciclidina (PCP o "polvo de ángel"). Pueden hacer que las personas vean cosas que no están allí (alucinaciones) y pueden llevar a dependencia psicológica.

El tetrahidrocannabinol (THC) es el ingrediente activo que se encuentra en la marihuana (cannabis) y el hashish. Aunque se utilizan por sus propiedades relajantes, las drogas derivadas del THC también pueden desencadenar paranoia y ansiedad.

La intoxicación por drogas y la sobredosis de las mismas pueden ser accidentales o intencionales. Los síntomas de abstinencia de una droga se pueden producir cuando se suspende o se reduce el consumo de la sustancia y varían según la sustancia de la que se está abusando. El inicio de los síntomas de abstinencia depende del período de tiempo que la droga normalmente permanece dentro del cuerpo. La intoxicación, sobredosis y abstinencia de las drogas pueden ser algunas veces potencialmente mortales.

Síntomas

Opiáceos y narcóticos

Síntomas de consumo:

  • Marcas de agujas en la piel en algunos casos (llamadas "picaduras").
  • Cicatrices por abscesos cutáneos.
  • Frecuencia cardíaca rápida.
  • Pupilas pequeñas (puntiformes).
  • Estado relajado y/o eufórico ("cabeceo").
  • Coma: depresión respiratoria que conduce a coma y muerte por dosis altas.

Síntomas de abstinencia:


Estimulantes del sistema nervioso central

Síntomas del consumo de cocaína:

  • Sensación exagerada de bienestar (euforia).
  • Pupilas dilatadas.
  • Frecuencia cardíaca rápida.
  • Inquietud e hiperactividad.


Síntomas de la abstinencia de cocaína:

  • Fatiga y malestar.
  • Depresión.
  • Sueños vívidos y desagradables.


Depresores del sistema nervioso central

Síntomas del consumo de alcohol:

  • Mala pronunciación.
  • Falta de coordinación.
  • Disminución en el período de atención.
  • Deterioro de la capacidad de discernimiento.


Síntomas de abstinencia del alcohol:

  • Ansiedad.
  • Temblores.
  • Convulsiones.
  • Aumento de la presión arterial, el pulso y la temperatura.
  • Delirio.


Alucinógenos

Síntomas del consumo de LSD:

  • Ansiedad.
  • Imágenes atemorizantes de cosas que no están allí (alucinaciones).
  • Delirio paranoico.
  • Visión borrosa.
  • Pupilas dilatadas.
  • Temblores.

Diagnóstico

Los exámenes para drogas (exámenes toxicológicos) realizados sobre muestras de orina y sangre pueden revelar la presencia de numerosas drogas y sustancias químicas en el organismo. La sensibilidad del examen depende de la sustancia misma, de cuándo se tomó y del laboratorio que realiza los análisis. Es más probable detectar una droga en exámenes de sangre que en exámenes de orina; sin embargo, los exámenes de detección en orina se practican con más frecuencia.

Los opiáceos y los narcóticos generalmente están presentes en la orina entre 12 y 36 horas después del último consumo, dependiendo de la cantidad usada y la frecuencia.

Los estimulantes del sistema nervioso central (SNC), como la cocaína, se pueden detectar en la orina en cualquier momento entre 1 y 12 días, también dependiendo de la frecuencia de su uso.

Los depresores del sistema nervioso central como Valium y Xanax se detectan hasta 7 días después del último día de consumo, dependiendo en su mayor parte según la sustancia consumida y de la rapidez con la que el organismo la elimine (su semivida).

La mayoría de los alucinógenos también se pueden detectar en la orina hasta 7 días después del último consumo. Sin embargo, la marihuana se puede detectar hasta los 28 días en el caso de los consumidores regulares.

Pronóstico

El abuso de drogas y la farmacodependencia pueden conducir a una sobredosis mortal. Algunas personas presentan recaídas después de haber dejado de consumir drogas. Las recaídas pueden llevar a una dependencia continua.


Complicaciones

Las complicaciones del abuso de drogas y la farmacodependencia abarcan:

  • Depresión.
  • Recaída en el abuso de drogas.
  • Sobredosis de drogas.
  • Endocarditis bacteriana, hepatitis, tromboflebitis, émbolos pulmonares, desnutrición, o infecciones respiratorias, causadas por consumo de drogas intravenosas.
  • Infección por VIH a través del hecho de compartir agujas.
  • Prácticas sexuales inseguras, las cuales pueden derivar en embarazos no deseados, contagio de enfermedades de transmisión sexual, VIH o hepatitis.
  • Problemas legales.
  • Aumento en el índice de varios tipos de cáncer: por ejemplo, el cáncer pulmonar y el faríngeo están asociados con el consumo de nicotina; los cánceres de boca y estómago con el consumo excesivo y la dependencia del alcohol.
  • Con el uso de alucinógenos, incluyendo la marihuana (THC), se presentan problemas de memoria y concentración.

Prevención

La prevención es una labor de todos, no sólo de los expertos en drogas. Se compone de la suma de pequeñas aportaciones que cada uno podemos ofrecer desde el papel que desempeñamos y desde el lugar que ocupamos. Todos tenemos algo que decir y algo que hacer y nadie puede hacerlo todo por sí solo:


  • Los padres fomentando en sus hijos, desde pequeños, hábitos y costumbres saludables, acompañándoles y apoyándoles en su desarrollo personal como sujetos responsables, libres y maduros, e informando y dialogando con los hijos sobre las drogas.
  • Los profesores inculcando la importancia de la salud, orientando sobre la manera de mantenerla y mejorarla, priorizando los aspectos educativos sobre los conocimientos y fomentando un clima de relaciones y un ambiente que contribuya a la evolución y a la madurez de sus alumnos.
  • Los médicos y el personal sanitario promoviendo la mejora de la salud de la comunidad, informando objetivamente sobre los efectos y riesgos de las drogas y proporcionando tratamiento a los afectados por su consumo.
  • Los policías y los jueces actuando fundamentalmente sobre la oferta y la disponibilidad de drogas, persiguiendo a los narcotraficantes, etc.
  • Los legisladores promulgando leyes que limiten la venta de drogas legales a menores y que sancionen los comportamientos ilícitos de producción y venta de drogas.
  • Los trabajadores sociales apoyando y orientando ante situaciones de desestructuración social y marginación que generan mayor debilidad ante las drogas en algunas familias, barrios, ciertos colectivos, etc.
  • Los mediadores y las asociaciones juveniles favoreciendo alternativas de ocio y tiempo libre saludables para los jóvenes, facilitando la formación de nuevos grupos de amigos, etc.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy