Hepatitis A

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20090212 mgb Hepatitis A .jpg

La hepatitis A es una enfermedad infecciosa producida por el virus de Hepatitis A (VHA) que provoca una inflamación aguda del hígado en la mayoría de los casos.

Etiología

El virus de la hepatitis A se encuentra en las heces, la sangre y el semen de una persona infectada aproximadamente de 15 a 45 días antes de que se presenten los síntomas y durante la primera semana de la enfermedad.

Uno puede contraer la hepatitis A si:

  • Entra en contacto con alimentos o aguas contaminadas por el virus.
  • Entra en contacto con una persona infectada en el momento con esta enfermedad.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo son, entre otros:

  • Viajes internacionales, especialmente a Asia, Sur o Centroamérica.
  • Consumo de drogas intravenosas.
  • Vivir en internados o centros de rehabilitación.
  • Trabajar en las industrias de atención en salud, alimentos o manejo de aguas residuales

Otras infecciones comunes por el virus de la hepatitis son la hepatitis B y de la hepatitis C, pero la hepatitis A es la menos grave y la más leve de estas enfermedades. La hepatitis A, a diferencia de las otras dos, no se vuelve crónica.


Síntomas

  • Orina oscura.
  • Fatiga.
  • Picazón.
  • Inapetencia.
  • Fiebre baja.
  • Náusea y vómitos.
  • Heces de color arcilla o pálidas.
  • Piel amarilla (ictericia).

Diagnóstico

En el examen físico del abdomen, el médico puede descubrir un agrandamiento y sensibilidad del hígado.

Las pruebas serológicas para hepatitis pueden mostrar:

  • Anticuerpos IgM e IgG para la hepatitis A (los IgM generalmente resultan positivos antes de los IgG).
  • Enzimas hepáticas elevadas (pruebas de la función hepática).

Pronóstico

El virus no permanece en el cuerpo después de que la infección desaparece.

Más del 85% de las personas con hepatitis A se recuperan en un período de tres meses y casi todos los pacientes se recuperan dentro de un período de 6 meses.

Hay un bajo riesgo de muerte, generalmente entre los ancianos y personas con enfermedad hepática crónica.


Complicaciones

Generalmente no hay complicaciones. Uno de cada mil casos se convierte en hepatitis fulminante, que puede ser mortal.


Prevención

Los siguientes consejos pueden ayudar a reducir el riesgo de propagar o contraer el virus:

  • Siempre lávese muy bien las manos después de usar el baño y cuando entre en contacto con la sangre, las heces u otro líquido corporal de una persona infectada.
  • Evite los alimentos y el agua que no estén limpios.

El virus se puede propagar más rápidamente a través de guarderías y otros lugares en donde las personas están en estrecho contacto. Un lavado minucioso de las manos antes y después de cada cambio de pañal, antes de servir los alimentos y después de usar el sanitario puede ayudar a prevenir tales brotes.

La inmunoglobulina se debe administrar a todos los que están en contacto cercano con personas con hepatitis A, a menos que la persona ya tenga inmunidad contra el virus.

Existen vacunas disponibles para protegerse contra la infección de la hepatitis A. La vacuna comienza a proteger 4 semanas después de recibir la dosis inicial y se requiere un refuerzo de 6 a 12 meses para lograr una protección duradera.

Los viajeros deben tener las siguientes precauciones:

  • Evitar los productos lácteos.
  • Evitar la carne de res o de pescado cruda o mal cocida.
  • Tener cuidado con las frutas en rebanadas que se puedan haber lavado en agua contaminada. Los viajeros deben pelar todas las frutas y verduras frescas ellos mismos.
  • No comprar alimentos de vendedores callejeros.
  • Hacerse vacunar contra la hepatitis A (y posiblemente hepatitis B) si viaja a países donde se presentan brotes de la enfermedad.
  • Utilizar sólo agua carbonatada en botella para cepillarse los dientes y beber. (Recuerde que los cubos de hielo pueden transportar la infección.)
  • Si no hay disponibilidad de agua, hervirla es el método mejor para eliminar la hepatitis A. Dejarla hervir completamente durante por lo menos 1 minuto generalmente la convierte en segura para beberla.
  • Los alimentos calentados deben estar calientes al tacto y se deben comer en seguida.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy