Hernia

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20080723 mgb Hernia .jpg

Tumor blando, elástico, sin cambio de color en la piel producido por la dislocación y salida total o parcial de una víscera u otra parte blanda fuera de la cavidad en que se halla ordinariamente encerrada.

La hernia consta de dos elementos. En primer lugar un defecto en la pared, adquirido o por relajación de los tejidos y en segundo lugar de un contenido que protruye a través del efecto previamente mencionado. No se requiere que el contenido esté fuera, para que se diagnostique una hernia.

Cuando el contenido de la hernia es susceptible de ser regresado a su sitio de origen se habla de una hernia reductible, cuando esto no es posible se habla de una hernia irreductible o encarcerada. Ocasionalmente se puede asociar a la encarceración compromiso de la irrigación de la víscera o tejido que está fuera de su lugar, en ese caso se habla de una hernia estrangulada.

En toda hernia se reconoce el anillo herniario o el defecto o la debilidad en la pared y el saco, que es un recubrimiento peritoneal que envuelve al tejido que protruye. Cuando parte de este saco peritoneal está constituido por ciego, colon izquierdo o vejiga se habla de una hernia por deslizamiento.

La gran mayoría de las hernias se ubican en la zona inguinal, pudiendo ser el trayecto de protrusión el canal inguinal, en esta situación se trata de una hernia inguinal, propiamente tal, o por el anillo crural o femoral tratándose en este caso de una hernia crural.

Las hernias ventrales son aquellas que ocurren en la pared abdominal que no corresponde a la ingle y comprende la umbilical y la incisional, que aparece en relación a la cicatriz de una laparotomía, la hernia epigástrica aparece en la línea blanca entre el ombligo y el xifoídes.

Otras hernias ventrales, mucho menos frecuentes que las previamente citadas, son la hernia de Spigel, que aparece en la unión de la línea semicircular con el borde lateral del recto abdominal, zona potencialmente débil, las hernias lumbares de las cuales la más frecuente es la hernia lumbar post quirúrgica, (post lumbotomía) y la hernia de Petit que es una hernia primaria de esta zona que protruye por entre el oblicuo por delante, por la cresta ilíaca abajo y por el latissimus dorsi por atrás. El oblicuo menor forma el suelo de este triángulo y para que aparezca la hernia debe estar debilitado o ausente.

Fuera de las hernias previamente mencionadas de la pared abdominal hay hernias internas, todas ellas relativamente infrecuentes en las cuales el intestino entra a una abertura congénita o adquirida. En general pueden protruir a través del hiato de Winslow, alrededor del ciego o colon sigmoideo acompañando una rotación intestinal anómala o incompleta, a través de una brecha mesentérica post quirúrgica o congénita.

Se acepta que en general las hernias son casi 5 veces más frecuentes en los varones que en las mujeres y en población adulta masculina tiene una prevalencia global de alrededor del 5%. La hernia más frecuente en ambos sexos es la hernia inguinal indirecta, las hernia directas son raras en la mujer. Las hernias crurales son más frecuentes en mujeres que en varones.


Tipos de hernias

De acuerdo a su Localización:

  • Inguinal.
  • Crural.
  • Umbilical.
  • Obturatriz.
  • Izquiática.
  • Perineal.
  • Diafragmatica, etc.


De acuerdo al contenido del Saco Herniano:

  • Intestino Delgado.
  • Intestino Grueso.
  • Vejiga.
  • Apéndice.


De acuerdo a su Condición:

  • Reductibles: Aquéllas en que el contenido herniario puede reingresarse a cavidad abdominal con facilidad.
  • Coercible: Cuando son reducidas permanecen en cavidad un lapso que puede ser variable.
  • Incoercible: Se reduce el contenido herniario y aparece inmediatamente.


De acuerdo a su Etiología:

  • Congénita: Defecto del desarrollo, por persistencia del conducto peritoneovaginal en el hombre (saco y contenido persistentes al nacer) y persistencia del conducto de NUCK en la mujer.
  • Adquirida: El saco se forma luego del nacimiento y es cerrado por los músculos, manifestándose después de cierto tiempo.
  • Recidivada: Postoperatoria, incisional y/o eventración.
  • Traumática.


De acuerdo a su Incidencia:

  • Inguinal 80 - 90 %
  • Crural 2 - 5 %
  • Umbilical 2 %
  • Incisional 1,5 %
  • Epigástrica 1 %
  • Otros 1 %


Etiología

Usualmente, no hay causa aparente para el desarrollo de una hernia, aunque algunas veces están asociadas con el hecho de levantar objetos pesados.

Las hernias se pueden observar en bebés y niños, y pueden ocurrir cuando el revestimiento alrededor de los órganos en el abdomen no se cierra apropiadamente antes del nacimiento. Aproximadamente 5 de cada 100 niños presentan hernias inguinales, y son más frecuentes en los niños que en las niñas. Algunas hernias pueden ser asintomáticas hasta la vida adulta.

Las personas que presentan cualquiera de los siguientes síntomas son más propensas a desarrollar una hernia:

Síntomas

  • Molestia o dolor en la ingle agravada al agacharse o levantar algo.
  • Protuberancia en la ingle o en el escroto con sensibilidad.
  • Protuberancia o masa insensible en los niños.
  • Síntomas gastrointestinales:
    • Flatulencia.
    • Dolor abdominal tipo cólico.
    • náuseas y vómitos llamándose a todo este conjunto de síntomas “Dispepsia Herniaria”.
  • Habrá trastornos en la micción si la vejiga es comprometida.
  • Signo principal de la hernia es la Tumoración.


Diagnóstico

Un médico puede confirmar la presencia de una hernia durante un examen físico. La masa puede aumentar su tamaño al toser, agacharse, levantar algo o al hacer un esfuerzo. Es posible que la hernia no sea visible en bebés y niños, excepto cuando lloran o tosen.

Pronóstico

Generalmente el resultado es bueno si recibe tratamiento. La recurrencia es poco común (del 1 al 3%).


Complicaciones

Una hernia encarcelada puede llevar a la estrangulación del intestino, lo cual puede causar gangrena, una afección potencialmente mortal que requiere cirugía inmediata. En casos poco comunes, la reparación de una hernia inguinal puede dañar las estructuras comprometidas en el funcionamiento de los testículos de un hombre.

Otro riesgo de la cirugía de una hernia es el daño a los nervios, que puede llevar a que se presente insensibilidad en el área de la ingle.

Prevención

  • Utilizar técnicas apropiadas para levantar peso.
  • Bajar de peso en caso de sobrepeso.
  • Aliviar o evitar el estreñimiento comiendo mucha fibra, bebiendo mucho líquido, yendo al baño tan pronto se siente la necesidad y haciendo ejercicio físico regularmente.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy