Laparoscopia

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20080905 mgb Laparoscopia .jpg

El término laparoscopia se le da a un grupo de operaciones realizadas con la ayuda de una cámara colocada en el abdomen. Originalmente, la laparoscopia se usaba para procedimientos ginecológicos tales como la ligadura de trompas.

Esta técnica luego fue adaptada para la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar (colecistectomía laparoscópica) y del apéndice (apendicectomía laparoscópica). Adicionalmente, la laparoscopia exploratoria se lleva a cabo con frecuencia con propósitos de diagnóstico para visualizar el abdomen después de un trauma abdominal y en casos de enfermedad abdominal.

Hoy en día, el laparoscopio también permite a los médicos realizar cirugía mínimamente invasiva practicando sólo una pequeña incisión en el abdomen. Esta tecnología, conocida como cirugía asistida por laparoscopio, permite la extirpación mínimamente invasiva del colon o el riñón (para donantes vivos en transplante de riñón) y procedimientos para reducir de peso como el bypass gástrico (derivación gástrica) y la gastroplastia vertical en banda o anillada (VBG).

Finalmente, operaciones mayores como la extirpación del hígado y del páncreas pueden comenzar con laparoscopia para descartar la presencia de tumores adicionales (enfermedad metastásica) que dificultarían la cura de la enfermedad a través de una cirugía. En caso de operaciones laparoscópicas complejas, el paciente debe consultar con su médico de cabecera acerca de un centro de excelencia en este tipo de operación.

Tipos de Laparoscopias

  • Laparoscopia diagnóstica: Se utiliza para determinar la causa de un problema abdominal, o en ocasiones para proporcionar información adicional después de haber practicado otros exámenes.
  • Laparoscopia pélvica o ginecológica: Se usa tanto con objetivo diagnóstico, cuando la paciente experimenta dolor o una infección, como para intervenciones quirúrgicas como la ligadura de trompas –a la mujer se le "atan" las trompas de Falopio– o la extirpación de quistes ováricos u otras proliferaciones pélvicas anómalas.
  • Cirugía laparoscópica intraabdominal: Se utiliza para apendicectomías, cirugía de la vesícula biliar, reparaciones de hernias y otros procedimientos.

Realización del examen

El procedimiento generalmente se realiza en el hospital, bajo anestesia general, después de obtener el consentimiento informado del paciente. Un catéter (tubo flexible pequeño) se inserta en la vejiga a través de la uretra. Puede colocarse otro tubo a través de la fosa nasal hasta el estómago para eliminar el contenido intestinal (sonda NG). Igualmente, se limpia la piel del abdomen y se colocan paños estériles.

Se hace una pequeña incisión por encima o debajo del ombligo para permitir la inserción de un trócar (es básicamente un tubo que se extiende desde el interior del abdomen hacia afuera), el cual permite el paso de una cámara de video. Antes de colocar el trócar, se inserta una aguja en la incisión y se inyecta dióxido de carbono para elevar la pared abdominal, creando así un espacio mayor para trabajar, lo cual permite visualizar y manipular los órganos más fácilmente.

Después de suministrar una adecuada cantidad de gas, se inserta el laparoscopio y se examinan los órganos de la pelvis y el abdomen. Se hacen incisiones pequeñas adicionales para instrumentos que le permitirán al cirujano mover los órganos abdominales, cortar tejido, suturar y engrapar las estructuras, con el fin de llevar a cabo el procedimiento de manera segura y efectiva.

Después del examen, se retira el laparoscopio, las incisiones se cierran con suturas y se colocan vendajes. Dependiendo de la operación realizada, puede dejarse un drenaje en una de las incisiones para permitir la eliminación de líquido acumulado.

Contraindicaciones

La capacidad de realizar una cirugía laparoscópica está limitada por la presencia de cirugías abdominales previas. Con frecuencia, una cirugía anterior induce a la formación de cicatrices, lo cual impide el paso seguro del trócar dentro del abdomen y puede impedir que la pared abdominal se distienda efectivamente al suministrar el gas.

Riesgos

Existe el riesgo de perforar un órgano, lo que puede ocasionar una filtración de los contenidos intestinales o un sangrado dentro de la cavidad abdominal. Estas complicaciones con frecuencia se presentan cuando el médico cambia de laparoscopia a un procedimiento quirúrgico abierto (laparotomía) durante una operación. Una lesión grave puede ocasionar una infección y/o requerir una transfusión de sangre.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy