Linfedema

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20100720 mgb Linfedema .jpg

Con el término linfedema se denomina al tipo de edema producido por una obstrucción en los canales linfáticos del organismo. Tal situación se produce por la acumulación de la linfa - un líquido que produce el cuerpo humano, con alta cantidad de proteínas de alta densidad- en los espacios intersticiales (área existente entre las distintas células de un tejido), dentro del tejido celular subcutáneo.

Obedece por lo general a un fallo o a una insuficiencia en el sistema linfático, y trae como consecuencia el aumento del volumen de las extremidades, en forma completa o parcial, y la desaparición de los relieves que por debajo de la piel se aprecian.


Etiología

El linfedema puede empezar de 6 a 8 semanas después de la cirugía o después de la radioterapia para el cáncer.

También puede empezar muy lentamente después de que el tratamiento para el cáncer haya terminado. Es posible que los síntomas no se noten hasta 18 a 24 meses después del tratamiento y algunas veces pueden tomar años en desarrollarse.

Incluso una infección o lesión pequeña puede desencadenar el linfedema.


Fisiopatología

La aparición del linfedema es debida a la existencia de una insuficiencia linfática, que depende de dos factores: la carga linfática y la capacidad de transporte del sistema linfático. Cuando fracasa este equilibrio se van a acumular proteínas y líquido en el intersticio, cuando el volumen acumulado supera el 20% del normal aparece clínicamente el edema.

La insuficiencia linfática puede ser:

  • Dinámica: Si aumenta la carga linfática, como ocurre cuando aumenta la presión venosa de retorno en la insuficiencia venosa o cardiaca, o cuando disminuye la presión oncótica como en la hipoproteinemia. Es poco frecuente porque la capacidad de transporte del sistema linfático es muy importante y puede aumentar 10 o más veces.
  • Mecánica: La más frecuente. Es la responsable del linfedema clásico. Aquí la carga linfática es normal, pero la capacidad de transporte está dañada. El organismo intenta poner en funcionamiento una serie de mecanismos compensadores a través de vías linfáticas colaterales y anastomosis linfovenosas, así como con la aparición de macrófagos que fagocitan las proteínas en el intersticio. Por eso cuando estos mecanismos fracasan aparece el linfedema tras un periodo de latencia.
  • Mixto: Insuficiencia de la válvula de seguridad.

Primero se produce un acumulo de proteínas y retención de líquido en el intersticio que dará lugar a un edema blando y depresible. Posteriormente los linfáticos se sobredistienden y sus válvulas se hacen insuficientes, aumenta el contenido proteico en el intersticio, proliferando los fibroblastos estimulados por las proteínas que provocan una fibrosis hiperplásica que producen un grado de bloqueo linfático mayor.

Clasificación

Una acumulación de la linfa en algún punto del cuerpo provoca un linfedema, que a su vez puede ser primario o secundario.

  • Linfedema primario: Ocurre cuando el sistema de conductos y/o ganglios linfáticos de una zona tiene dificultades o directamente es incapaz de transportar las proteínas grandes y otras moléculas para ser absorbidas de nuevo por el sistema venoso.
  • Linfedema secundario: Es consecuencia de una cirugía o una radioterapia que hayan requerido la extirpación o la radiación de los ganglios linfáticos, provocando una posterior anomalía en el proceso de drenaje.


Tipos de linfedemas primarios:

A su vez, el linfedema primario puede dividirse en cuatro diferentes tipos, en relación a la localización, distribución y aspecto de los conductos linfáticos de la extremidad:

  • TIPO I: No se aprecian anomalías en los linfáticos iniciales, pero sí en los colectores grandes que presentan formas patológicas (suelen verse en los linfedemas congénitos).
  • TIPO II: Hiperplasia de redes linfáticas iniciales e hipoplasias de colectores (suelen ser linfedemas leves).
  • TIPO III: Linfáticos iniciales y colectores linfáticos ensanchados y muy numerosos (clínicamente muy aparatosos, y similares a los secundarios).
  • TIPO IV: No se encuentran ganglios linfáticos.

Síntomas

Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Se debe consultar con un médico si se presenta alguno de los siguientes problemas:

  • Hinchazón de un brazo o una pierna, que puede incluir los dedos de las manos y los pies.
  • Sensación de llenura o pesadez en un brazo o una pierna.
  • Sensación de tener la piel ajustada.
  • Problema para mover una articulación del brazo o la pierna.
  • Engrosamiento de la piel, con cambios de la piel como ampollas o verrugas o sin ellos.
  • Sensación de que la ropa, los zapatos, las pulseras, los relojes o los anillos ajustan más.
  • Picazón en las piernas o los dedos de los pies.
  • Sensación de quemadura en las piernas.
  • Problemas para dormir.
  • Pérdida de cabello.

El linfedema puede afectar las actividades diarias y la capacidad de trabajar y disfrutar de las aficiones.

Estos síntomas se pueden presentar de forma rápida o lenta si hay una infección o una lesión en el brazo o la pierna.

Diagnóstico

Si bien existen diferentes pruebas de imagen que facilitan el diagnóstico de un linfedema (como son la TAC, RNM, Linfografía), hay consenso acerca de que la prueba que mayor información proporciona es la linfografía isotópica. Se trata de imágenes denominadas gammagrafías del sistema linfático.

Esta alternativa se encuentra en dentro de la llamada medicina nuclear, que recurre a cantidades muy pequeñas de material radioactivo para diagnosticar o bien para tratar diferentes enfermedades, incluyendo muchos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y ciertas otras anomalías corporales.

Se trata de procedimientos no invasivos y que por lo general tampoco llevan aparejados dolores. Las imágenes de medicina nuclear tienen la gran ventaja de aportar información precisa para la elaboración de diagnósticos.

Para la elaboración de imágenes se recurre a radiofármacos que son materiales radioactivos. Según de qué tipo de examen se trate, aunque en general de forma ambulatoria, el radiofármaco podrá ser inyectado en una vena, o bien ingerido en forma oral o inhalado como gas. Finalmente, este material se acumula en el área del cuerpo que se pretende examinar y desde allí emite energía en forma de rayos gamma.

El proceso se completa cuando esta energía es detectada por un dispositivo llamado gammacámara, un escáner y/o sonda para PET (tomografía por emisión de positrones. Todos estos receptores trabajan en sintonía con una computadora que logra medir la cantidad de radiofármaco absorbido por el cuerpo, y en base a ello genera imágenes especiales que proporcionan detalles tanto de la estructura como de la función de los órganos y tejidos.

Se utiliza una pequeña aguja para inyectar el radiofármaco por debajo de la piel, o incluso a mayor profundidad. Acto seguido, la gammacámara comenzará a registrar imágenes del área del cuerpo que se pretende monitorear. Incluso puede la cámara realizar algunos movimientos rotatorios alrededor del paciente, o en contrapartida, se le podrá pedir a éste que cambie de posición ante una cámara fija.

El procedimiento puede afectar a personas que padecen claustrofobia, por lo cual es necesario informarlo previamente. Con esta nueva tecnología se han logrado reemplazar procedimientos algo más complejos que eran los que anteriormente se utilizaban para evaluar el sistema linfático. Pero además permite determinar la diseminación de un cáncer hacia los ganglios linfáticos (linfangiografía).


Recomendaciones

Limpie la piel del brazo o de la pierna todos los días. Use loción para mantenerla humectada y revísela todos los días para ver si hay algún cambio.

Protéjase la piel de lesiones, incluso pequeñas:

  • Use sólo una máquina de afeitar eléctrica para rasurarse por debajo de los brazos o las piernas.
  • Use guantes de jardinería y de cocina.
  • Use guantes cuando esté realizando trabajos en la casa.
  • Use un dedal cuando esté cosiendo.
  • Tenga cuidado con el sol. Use un protector solar con un FPS de 30 o superior.
  • Utilice repelente de insectos.
  • Evite cosas muy calientes o frías, tales como compresas de hielo o almohadillas térmicas.
  • Aléjese de tinas calientes o saunas.
  • Procure que le saquen sangre, que le practiquen terapia intravenosa (IV) y que le apliquen inyecciones en el otro brazo o en otra parte del cuerpo.
  • No lleve puesta ropa muy ceñida ni se envuelva con nada que le quede apretado en los brazos o en las piernas que tengan linfedema.


Cuídese los pies:

  • Córtese las uñas de los pies en forma recta y, de ser necesario, acuda a un podiatra para prevenir la presencia de uñas encarnadas e infecciones.
  • Mantenga los pies cubiertos cuando esté al aire libre. No camine descalzo.
  • Mantenga los pies limpios y secos. Use calcetines de algodón.


No ejerza demasiada presión sobre el brazo o la pierna:

  • No se cruce de piernas mientras esté sentado.
  • Use joyas que no le ajusten y prendas de vestir que no tengan cinturones ni puños apretados.
  • Use un sostén que no le quede apretado.
  • Si lleva un maletín, hágalo con el brazo que no está afectado.
  • No use vendajes de soporte elásticos ni medias con bandas apretadas.
  • No se siente en la misma posición por más de 30 minutos.


Cuidado de las cortaduras y raspaduras:

  • Lave la herida suavemente con agua y jabón.
  • Aplique una crema o ungüento antibiótico en el área.
  • Cubra la herida con gasa o un vendaje seco, pero no la envuelva muy apretada.
  • Llame de inmediato al médico si tiene una infección. Los signos de infección son salpullido, manchas rojas, hinchazón, calor, dolor o fiebre.


Cuidado de las quemaduras:

  • Use una compresa fría o agua fría sobre una quemadura durante 15 minutos, luego lave suavemente con agua y jabón.
  • Coloque un vendaje limpio y seco sobre la quemadura.
  • Llame de inmediato al médico si tiene una infección.


Vivir con linfedema puede ser muy difícil. Pregúntele al médico por un fisioterapeuta especializado que le pueda indicar formas de prevenir el linfedema, decirle cómo la dieta y el ejercicio afectan el linfedema, cómo escoger ropa cómoda y favorecedora, y que hable con usted acerca de sus sentimientos.

Lleve puesta una manga de compresión cuando viaje por aire si usted se traslada mucho en avión o para los vuelos largos. De ser posible, mantenga el brazo por encima del nivel del corazón durante los vuelos prolongados.

Complicaciones

Las más importantes debidas al déficit defensivo-inmunitario:

  • Infecciones: Desde micosis hasta erisipela: infección cutánea propagada a través del sistema linfático, grave afectación sistémica, se trata con penicilina, y en casos seleccionados se realiza profilaxis con Penicilina-benzatina 1.200.000 U. Cada 20 días
  • Esclerosis: Transformación tisular más frecuente.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy