Parálisis del sueño

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20110825 mgb Parálisis sueño .jpg

La parálisis del sueño (PS) es una condición muscular producida por la atonía que tiene lugar mientras la persona duerme. Se observa mayoritariamente en los momentos en que el individuo está despertándose, quedándose dormido, o comenzando una fase REM del sueño.

Según la Clasificación Internacional de Trastornos del Sueño, la parálisis del sueño consiste en un período de inhabilidad para realizar movimientos voluntarios al inicio del sueño (alucinación hipnogógica o forma predormital) o al despertarse, ya sea durante la noche o la mañana (alucinación hipnopómpica o forma postdormital).

La parálisis es totalmente normal y se produce cada vez que el individuo duerme. Es el mecanismo natural de defensa del organismo para evitar escenificar físicamente los ensueños, lo cual podría resultar dañino y peligroso para el individuo dormido (sueño REM sin atonía, no sonambulismo que se produce en las fases de sueño profundo). Normalmente no se está consciente en ese estado.


Etiología

La parálisis del sueño aislada es más probable que suceda durante las primeras dos horas de sueño. El hecho de no dormir lo suficiente o dormir boca arriba pueden causar episodios más frecuentes.

Aunque esta afección puede ocurrir con narcolepsia, muchas personas que no padecen esta última presentan parálisis del sueño aislada. Es común en los adultos y también se ve en niños.

La mayoría de las personas con parálisis del sueño aislada no tienen ningún problema de salud mental. Sin embargo, estos episodios parecen ocurrir con más frecuencia en personas con:

En raras ocasiones, es hereditaria.

Síntomas

Las personas con parálisis del sueño aislada tienen episodios que duran desde unos pocos segundos hasta 1 ó 2 minutos en los cuales son incapaces de moverse o hablar.

  • Estos episodios terminan por sí solos o cuando a la persona la tocan o la mueven.
  • En muy pocas ocasiones, la persona puede tener sensaciones similares al sueño o alucinaciones que pueden asustarla.


Alucinaciones

La parálisis consciente del sueño comúnmente se presenta con un conjunto de alucinaciones básicas que suelen ser experimentadas por la mayoría de las personas que han sufrido un episodio. Estas alucinaciones ocurren solas o en varias combinaciones con o sin elaboración narrativa explícita. Una presencia puede, por ejemplo, aparecer sola o acompañada de voces, o apariciones visuales, y, con menos frecuencia, con sensaciones de flotar o experiencias fuera del cuerpo (EFC). Si cuando sucede, el individuo tiene los ojos abiertos (o incluso cerrados), puede llegar a ver el lugar donde se encuentra (siempre el lugar en el que se quedó dormido) distorsionado, girado o torcido. Algunas veces, los episodios alucinatorios más complejos pueden tener una interpretación coherente, pero son a menudo experimentados como sensaciones aisladas, incoherentes y desorientadoras.


Alucinaciones auditivas

Las alucinaciones auditivas durante la Parálisis del sueño son extremadamente diversas. Aunque al parecer una cualidad domina a toda esta diversidad: el oyente siente los sonidos como externos, originados fuera de su cabeza. Muchos de los sonidos son muy elementales. A menudo las experiencias auditivas son descritas como zumbidos, chillidos, siseo, rugidos, ráfagas, chirridos, crujidos, vibraciones y silbidos. Estos sonidos son a veces descritos como muy ruidosos y mecánicos.

Otro tipo de alucinación auditiva muy frecuente es oir voces y pasos, que se experimentan como se produjeran externamente, pero carecen de sentido. Las voces pueden interpretarse como gritos o susurros pero, en cualquier caso el sentido de lo que se está diciendo resulta poco claro, como si las voces hablaran en otro idioma o de forma confusa. En los casos en que las voces resultan comprensibles, su mensaje suele ser simple y directo. Pueden simplemente llamar por su nombre al que duerme, pero más a menudo amenazan, advierten, ordenan, piden ayuda o se ríen.


Alucinaciones visuales

Las alucinaciones visuales varían bastante, pueden ir desde imágenes muy detalladas y vívidas hasta muy vagas e indefinidas. Las siluetas humanas son muy comunes y suelen estar vestidas de negro. No tiene por qué tratarse de un extraño o de alguien indefinido: se han dado casos en que el afectado ve a familiares, amigos e incluso mascotas. No es raro que estas figuras se confundan con intrusos de carne y hueso.

Las figuras que producen miedo suelen ser estereotipos, es decir, esqueletos, fantasmas, demonios, extraterrestres, etc.


Alucinaciones táctiles

Las alucinaciones táctiles son muy comunes y parecen estar relacionadas con la alucinación de La Presencia. A menudo la persona afectada siente que alguien lo agarra de las muñecas y de las manos, y puede llegar a sentir que alguien lo agrede con saña, produciendo golpes, arañazos, estrangulamientos, etc.


Diagnóstico

Si usted no tiene otros síntomas de narcolepsia, por lo regular no es necesario llevar a cabo estudios del sueño.

Recomendaciones

  • Intenta respirar suavemente grandes bocanadas de aire. La respiración es una de las pocas cosas que aún puedes controlar. Tomar grandes bocanadas de aire ayudará a que tu cerebro obtenga el oxígeno que necesita para despertarse.
  • Reduce tu estrés.
  • Cuando suceda, intenta mover los dedos de los pies y de las manos, mueve los ojos, toma bocanadas de aire e intenta hacer movimientos bruscos. Estos movimientos ayudan a que el cuerpo despierte.
  • Come sanamente.
  • Recuerda que aunque puede sentirse mucho miedo, no existe peligro alguno.
  • Habla de esto con otras personas.
  • Concentrarse en intentar moverse o sacudirse puede acelerar el proceso de salir de un episodio.
  • Los episodios de parálisis del sueño ocurren mayormente cuando duermes mirando hacia arriba con la espalda hacia abajo. Evita esta posición.
  • Considera tomarte un examen del sueño para comprobar que no sufres de episodios en los cuales no respiras(apnea). Con el tratamiento adecuado, la apnea puede ser tratada y tus episodios de parálisis se harán mucho menos frecuentes o terminarán.
  • Si te encuentras experimentando un episodio al momento de dormir, intenta sentarte y colocarte frente a un luz brillante por más o menos un minuto antes de volver a dormirte. No se sabe bien porqué, pero esto ha ayudado a algunas personas.
  • Alguna gente ha encontrado útil seguir esta técnica. Toma un momento del día para relajarte e imaginar que estás pasando por un episodio de parálisis del sueño. Pon atención en tu respiración y luego toma una gran bocanada de aire e imagina que esto te está llevando a despertar por completo. Practica este procedimiento de escape cuando no estés experimentando un episodio, así podrás reducir la cantidad de ansiedad que suele acompañar a este estado.
  • Una manera efectiva de reaccionar a este tipo de episodios sin tener un control avanzado de ellos y que funciona en la mayoria de los casos, es relajar el cuerpo, soltarse y pensar en algo agradable, indudablemente es el miedo el causante.
  • Algo muy útil es evitar al momento de dormir, tener elementos que pudieran ayudar a conectarte con el estado consciente , como por ejemplo el televisor o la radio encendida.
  • Otra ayuda es, una vez despierto, no volver a dormirse o dormitar. Muchos casos de parálisis del sueño ocurren en el famoso "Duermo un ratito más", o intentando dormir nuevamente, luego de haberse despertado.
  • Repítete a tí mismo que no tienes miedo e incluso intenta divertirte con el sueño. Desaparecerá y recuperarás la movilidad.
  • Las alucinaciones se provocan. Muchas veces primero se centra la atención y luego se percibe. Pregúntate si hay música, puede que empieces a escucharla.
40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy