Peritonitis

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20080430 mgb Peritonitis .jpg

Es la inflamación (irritación) del peritoneo, el tejido que recubre la pared del abdomen y cubre los órganos abdominales.

Etiología

La inflamación del peritoneo puede producirse por:

  • Llegada de gérmenes a la cavidad abdominal: Por infecciones agudas como son la apendicitis, colecistitis, úlceras perforadas, diverticulitis, pancreatitis, salpingitis, infecciones pélvicas, etc. Por perforaciones agudas debidas a cuadros infecciosos o traumáticos o estrangulación o infarto intestinal.
  • Presencia de sustancias químicas irritantes: ej. Pancreatitis.
  • Por la presencia de cuerpos extraños: gasa, talco, almidón, etc.
  • Por la presencia de sustancias raras (endógenas o exógenas): escape anastomótico, contaminantes como sangre, bilis, orina, etc.

Es importante anotar que dependiendo de la naturaleza de la sustancia habrá mayor o menor reacción peritoneal, así de mayor a menor, tenemos: líquido pancreático, líquido intestinal, sangre, bilis y orina.

Los gérmenes pueden invadir el peritoneo por tres vías:

  • Vía Directa o local: En donde la contaminación puede tener lugar por:
    • Ruptura de víscera hueca de causa inflamatoria o traumática.
    • Ruptura de proceso séptico asentado en cualquier víscera.
    • Invasión de la serosa.
  • Vía sanguínea.
  • Vía linfática.

Clasificación

La peritontis puede clasificarse de la siguientes maneras:

  • Por su extención:
    • Peritonitis Localizadas o Focalizadas: Como su nombre lo indica son aquellas que se localizan en un determinado espacio a consecuencia de inflamación de una víscera abdominal, por ejemplo: Fosa Ilíaca Derecha.
    • Peritonitis Generalizadas o Difusas: Localizadas en toda la cavidad peritoneal provienen de una localización específica inicialmente circunscrita.
  • Por su agente causal:
    • Peritonitis Sépticas: Aquellas de causa bacteriana, cuando la presencia de bacterias supera los mecanismos de defensa peritoneal. Las más comunes son: por bacilos coliformes aeróbicos gram negativos (Escherichia coli) y anaerobios (Bacteroides fragilis) y de origen ginecológico (Clostridium y Gonococo).
    • Peritonitis Asépticas: Se deben a irritación del peritoneo por causa no bacteriana. Puede ser provocada por la introducción en la cavidad peritoneal de ciertos líquidos o preparaciones químicas con fines terapéuticos (por ejemplo, polvo de guantes, talco o almidón) o por el escape hacia la cavidad peritoneal de sangre, bilis, quimo, jugo gástrico o jugo pancreático pero que en tales casos, si bien el exudado peritoneal al principio no está infectado, tarde o temprano ocurre invasión bacteriana y la peritonitis, luego de un tiempo de no encontrar gérmenes, se torna infecciosa.
  • Por el inicio de acción del agente causal o su origen:
    • Peritonitis Primarias: Peritonitis de causa no aparente y cuando no existe una lesión iniciadora discernible dentro de la cavidad abdominal. Estas peritonitis en sentido estricto son de naturaleza secundaria ya que los organismos infectantes, que habitualmente son estreptococos o neumococos, llegan al peritoneo de algún foco distante por medio del torrente circulatorio, por los canales linfáticos o a través del tracto genital femenino.
    • Peritonitis Secundarias: Son entidades que pueden complicar casi cualquier patología abdominal ya sea traumática, infecciosa, ulcerosa, obstructiva o neoplásica. La peritonitis postquirúrgica es una causa frecuente en cirugía de mucha gravedad. Generalmente son polimicrobianas.
  • Por su evolución:
    • Peritonitis Agudas: Aquí tenemos a la mayoría de las peritonitis secundarias que producen procesos, como su nombre lo dice, agudos: infecciosos, perforación de víscera hueca, estrangulación o infarto intestinal que se producen en un tiempo corto y evolución rápida.
    • Peritonitis Crónicas: Patologías peritoneales que inflaman al peritoneo pero cuyo cuadro clínico demora en su forma de presentación, ejemplo típico de ello es la peritonitis crónica tuberculosa, actinomicosa, granulomatosa por cuerpos extraños, etc.

Clasificación de las Lesiones Causales

Peritonitis Primarias

Son cuadros de peritonitis raras donde no es posible demostrar una fuente intraabdominal como punto de partida, la infección generalmente es transportada por la sangre o el tracto genital femenino.

Su frecuencia está en verdadera declinación y es mucho más frecuente en la edad pediátrica que en la adulta.

Pueden identificarse por lo menos cinco subgrupos de peritonitis primaria:

  • En lactantes y niños pequeños aparentemente normales.
  • Asociada a síndrome nefrótico (característicamente en niños).
  • En cirrosis (alcohólica o postnecrótica, reportándose un 6% y un 18% habitualmente asociada a ascitis; siendo la Escherichia coli el germen más común).
  • En huéspedes inmunocomprometidos.
  • En la Perihepatitis Gonocócica en la mujer.

De ahí que algunos identifiquen dos formas en este tipo de patología:

  • Bacteriana Aguda (neumococo, estreptococo betahemo-lítico, coliformes, etc.), la cual se instala entre las 48 a 72 horas y se caracteriza por un abdomen agudo con leucocitosis elevada como complicación de cuadros respiratorios o de escarlatina o nefritis, etc.
  • Crónica (con la peritonitis tuberculosa como máximo exponente, gonocócica, granulomatosa, quilosa, etc.).


  • Secundarias:
    • Causadas por enfermedades o lesiones del tracto gastrointestinal:
      • Apendicitis.
      • Perforación de úlcera gástrica o duodenal. Úlcera anasto-mótica, neoplasia gástrica.
      • Perforación causada por traumatismos (heridas contusas o penetrantes).
    • Inflamación o lesión intestinal:
      • Perforaciones traumáticas.
      • Perforaciones : Diverticulitis, Necrosis de una Neoplasia Maligna, Úlcera tuberculosa, Fiebre tifoidea, Enfermedad de Crohn, etc.
      • Perforación de asa intestinal estrangulada, debido a brida, vólvulo, intususcepción, etc.
    • Lesiones del tracto biliar y del páncreas:
      • Colecistitis supurativas.
      • Necrosis pancreática aguda.
      • Peritonitis biliar.
      • Perforación de absceso hepático.
    • Lesiones de órganos genitales femeninos:
    • Post-quirúrgicas:
      • Filtración de la línea de sutura de una anastomosis.
      • Continuación de la peritonitis por la que se llevó a cabo la intervención.
      • Cuerpos extraños dejados en la cavidad peritoneal.
      • Contaminación quirúrgica del peritoneo.
      • Lesiones quirúrgicas de los conductos biliares, pancreático, uréter, etc.

Síntomas

  • Sensibilidad o dolor abdominal.
  • Distensión abdominal.
  • Fiebre.
  • Disminución del gasto urinario.
  • Náuseas y vómitos.
  • Punto de sensibilidad o dolor con la palpación.
  • Sed.
  • Líquido en el abdomen.
  • Incapacidad para evacuar heces o gases.


Síntomas adicionales que pueden estar asociados con esta enfermedad:

  • Líquido de la diálisis turbio (si se está realizando diálisis peritoneal).
  • Náuseas y vómitos.
  • Escalofrío.
  • Signos de shock.

Diagnóstico

El médico lleva a cabo un examen físico. El abdomen generalmente es sensible y puede sentirse firme como una "tabla". El paciente puede "defender" frecuentemente el área, utilizando movimientos de protección como acurrucarse o rehusarse a que le toquen el abdomen.

Es posible que se soliciten exámenes de sangre, radiografías o una Tomografia computarizada.

Pronóstico

Los pacientes generalmente se recuperan bien con tratamiento. Sin tratamiento, el pronóstico suele ser desalentador; sin embargo, en algunos casos, los pacientes no se recuperan bien aun con tratamiento oportuno y adecuado.


Complicaciones

La peritonitis puede ser potencialmente mortal y causar muchas complicaciones diferentes, dependiendo del tipo específico de la enfermedad.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.