Síndrome de Tourette

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
20100330 mgb Síndrome de Tourette .jpg

Es un trastorno del sistema nervioso que impulsa a una persona a hacer movimientos y sonidos (vocalizaciones) incontrolables (involuntarios) y repetitivos, llamados tics.


Etiología

El síndrome de Tourette recibe el nombre por Georges Gilles de la Tourette, quien fue el primero en describir este trastorno en 1885. Existe evidencia fuerte de que este síndrome se transmite de padres a hijos, aunque el gen aún no se ha encontrado.

El síndrome puede estar ligado a problemas en ciertas áreas del cerebro y las sustancias químicas (dopamina, serotonina y norepinefrina) que ayudan a las neuronas a comunicarse entre sí.

El síndrome de Tourette puede ser severo o leve. Aproximadamente el 10% de los estadounidenses padecen un trastorno de tic leve, pero muchos menos tienen formas más severas del síndrome de Tourette. Muchas personas con tics muy leves pueden no ser conscientes de ellos y nunca buscan atención médica.

La probabilidad de que este síndrome ocurra es cuatro veces mayor tanto en niños como en niñas.


Factor hereditario

La evidencia de investigaciones genéticas sugieren que el Síndrome de Tourette es hereditario de modo dominante y que el gen (o los genes) involucrado puede causar un rango variable de síntomas en los distintos miembros de la familia. Una persona con Síndrome de Tourette tiene una probabilidad del 50% de pasarle a uno de sus hijos el gen o los genes. Sin embargo, esta predisposición genética no resulta necesariamente en el síndrome en pleno. En su lugar, el síndrome se expresa en un trastorno más leve de tics, en conducta obsesivo-compulsiva o en el trastorno déficit de la atención con pocos o ningún tic. Es posible también que la prole que lleva el gen no desarrolle ningún síntoma del Síndrome de Tourette. En las familias de los individuos con Síndrome de Tourette se ha encontrado una incidencia más alta que lo normal de trastornos de tics leves y de conductas obsesivo-compulsivas.

El sexo desempeña un papel de importancia en la expresión genética de Síndrome de Tourette. Si la prole de un paciente con Síndrome de Tourette que lleva el gen es varón el riesgo de desarrollar los síntomas es de 3 a 4 veces más alto. Sin embargo, la mayoría de las personas que heredan los genes no desarrollan síntomas lo suficientemente graves para justificar tratamiento médico. En algunos casos no se puede establecer herencia. Estos casos son llamados esporádicos y su causa es desconocida.

Síntomas

La mayoría de las personas notan por primera vez los síntomas del síndrome de Tourette generalmente durante la infancia, entre las edades de 7 y 10 años.

El síntoma inicial más común es un tic facial, al cual pueden seguir otros. Un tic es un movimiento o sonido vocal (vocalización) repetitivo, rápido y súbito. Los tics pueden incluir:

  • Empujar con los brazos.
  • Parpadeo de los ojos.
  • Saltar.
  • Patear.
  • Aclaración de la garganta o aspiración de aire por la nariz en forma repetitiva.
  • Encoger los hombros.

Los tics se pueden presentar muchas veces durante el día, pero tienden a mejorar o empeorar en diferentes momentos, y pueden cambiar con el tiempo.

Al contrario de lo que comúnmente se cree, el uso de palabras vulgares u otras frases o palabras inapropiadas (coprolalia) se presenta sólo en un pequeño número de pacientes.

Muchos pacientes dicen que los tics no están totalmente fuera de su control (involuntarios), pero que las "cosas simplemente no se sentirían bien" si ellos no los hicieran. Esto es lo que hace que el síndrome de Tourette sea diferente del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), en el cual las personas sienten como si tuvieran que adoptar los comportamientos.

Muchas personas con el trastorno pueden inhibir el tic durante períodos de tiempo, pero descubren que cuando se permite que ocurra después de ese tiempo, es más intenso durante unos cuantos minutos.


Clasificación de los tics

Existen dos categorias de tics: simples y complejos.

  • Los tics simples: Son breves movimientos repentinos que involucran un número limitado de grupos de músculos. Estos ocurren de una manera singular o aislada y a menudo se repiten. Algunos de los ejemplos más comunes de tics simples incluyen parpadear, encoger los hombros, ceñir el entrecejo, sacudir la cabeza, graznar, y olfatear.
  • Los tics complejos: Son distintos modos coordinados de movimiento sucesivos involucrando varios grupos musculares. Los tics complejos suelen incluir saltar, olfatear objetos, tocar la nariz, tocar a otras personas, coprolalia, ecolalia, o conducta automutilante

Diagnóstico

No existen pruebas de laboratorio para diagnosticar este síndrome; sin embargo, un médico debe realizar una evaluación para descartar otras causas de estos síntomas.

Para que se diagnostique el síndrome de Tourette, una persona tiene que:

  • Haber tenido muchos tics motores y uno o más tics vocales en algún momento, aunque no necesariamente al mismo tiempo.
  • Tener tics que se presenten muchas veces durante el día, casi todos los días o de manera intermitente a lo largo de un período de más de un año. Durante este lapso, no debe haber un período libre de tics de más de 3 meses consecutivos.
  • Haberle comenzado los tics antes de la edad de un año.
  • No tener otro problema cerebral que pudiera ser una causa probable de los síntomas.

Pronóstico

Los síntomas del síndrome de Tourette pueden ir desde movimientos leves casi imperceptibles (como ronquidos, aspiración de aire por la nariz o tos) hasta movimientos y sonidos (vocalizaciones) incontrolables y continuos.

Los síntomas tienden a mejorar y empeorar. Los síntomas generalmente empeoran antes de los años intermedios de la adolescencia y la mayoría de los pacientes mejora a comienzos de la edad adulta. Aunque el 25% de los pacientes pueden permanecer asintomáticos por unos cuantos años, sólo en el 8% de ellos los síntomas desaparecen por completo sin presentar recaídas.

Las personas con el síndrome de Tourette tienen una expectativa de vida normal.


Complicaciones

Las afecciones relacionadas con el síndrome de Tourette abarcan:

Es necesario diagnosticar y tratar estas afecciones.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy