Tiroiditis de Hashimoto

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Glándula tiroides.

La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad de caracter autoimune (por auto- anticuerpos anti-tiroideos), causando una inflamación de la glándula tiroides. Es una causa frecuente de hipotiroidismo subclínico primario, por tiroiditis con bocio. La presentación clínica es igual a cualquier estado hipotiroideo y, por ende, el tratamiento es de sustitución de hormonas tiroideas. Es más común en mujeres que en hombres (en proporción 14:1), que se presenta o pesquisa por lo general en el segundo decenio (entre los 20 y los 30 años).

Etiología

La tiroiditis crónica o enfermedad de Hashimoto es un trastorno de la glándula tiroides común que puede ocurrir a cualquier edad, pero que se observa con mayor frecuencia en mujeres de mediana edad. Esta enfermedad es ocasionada por una reacción del sistema inmunitario contra la glándula tiroides.

La enfermedad comienza lentamente y pueden pasar meses o incluso años para detectarla. La tiroiditis crónica es más común en mujeres y en personas con antecedentes familiares de enfermedad de la tiroides. Afecta entre el 0.1 y el 5% de todos los adultos en los países del hemisferio occidental.

La enfermedad de Hashimoto en raras ocasiones puede estar asociada con otros trastornos endocrinos ocasionados por el sistema inmunitario. Esta enfermedad puede presentarse con insuficiencia suprarrenal y diabetes tipo 1. En estos casos, la afección se denomina síndrome autoinmunitario poliglandular tipo 2 (PGAII, por sus siglas en inglés).

Con menor frecuencia, la enfermedad de Hashimoto se presenta como parte de una afección llamada síndrome autoinmunitario poliglandular tipo 1 (PGA I), junto con:

  • Insuficiencia suprarrenal.
  • Infecciones micóticas de la boca y las uñas.
  • Hipoparatiroidismo.

Síntomas

En los signos clínicos más comunes se destacan:

  • Fatiga.
  • Piel seca y áspera.
  • Extremidades frías.
  • Cara, manos y pies hinchados (mixedema).
  • Alopecia difusa (pérdida de pelo).
  • Bradicardia (baja en la frecuancia cardiaca)
  • Reflejos osteotendíneos mantenidos.
  • Síndrome de túnel carpiano.
  • Derrame de cavidades serosas.
  • Macroglosia (lengua grande).
  • Palidez amarillenta de la piel (diferenciar con ictericia debido a que en este caso es por aumento de carotenos y no se tiñen las mucosas orales ni las escleras).
  • Pérdida de cejas especialmente en la porción o tercio distal.
  • Hipertensión arterial sistólica.
  • Aumento de niveles de prolactina (por aumento de TRH y TSH).

Es importante destacar que en general los pacientes con enfermedad de Hashimoto cursan con hipotiroidismo subclínico (asintomáticos) por lo tanto la lista anterior resumen síntomas difícilmente encontrables en enfermedad de Hashimoto clásica.

Diagnóstico

El Diagnóstico puede hacerse por presentación clínica, aunque por lo general son asintomáticos. El diagnóstico también puede hacerse puramente de laboratorio después de una sospecha, donde se exige niveles de TSH alta, T3 y T4 normales o bajas, además se encuentran elevados los niveles de anticuerpos anti- tiroideos (también llamados anti-microsomales o anti-peroxidasa o Anti-TPO) que son los responsables de la autodestrucción de la tiroides; ésos se elevan en un 98% de los casos de hashimoto y por los general ésta elevación precede a los desbalances de TSH, T3 y T4. Por lo tanto es importante sospechar Hashimoto en: Paciente mujer con hipotiroidismo subclínico primario, con niveles de anti-TPO elevados, bajo sospecha clínica o hallazgo de laboratorio en exámen de rutina.


Riesgo

El riesgo de producir anticuerpos en contra de la glándula tiroides es mayor en mujeres embarazadas o que hayan dado a luz en los últimos 6 meses, personas con enfermedades autoinmunes (lupus eritematoso, enfermedad de Graves, Diabetes tipo I, anemia perniciosa, etc) y aquellos con historia familiar de enfermedades tiroideas.

Pronóstico

Generalmente, el pronóstico es muy bueno. La enfermedad permanece estable por años. Si progresa lentamente a deficiencia de hormona tiroidea (hipotiroidismo), se puede tratar con terapia sustitutiva con hormona tiroidea.

Complicaciones

Esta afección puede presentarse con otros trastornos autoinmunitarios y, en casos poco frecuentes, se puede desarrollar cáncer de tiroides.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy