Atelectasia

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.

Es el colapso de una parte o de todo el pulmón.


Etiología

  • Atelectasia por relajación o atelectasia amyzica (succionar): Se observa en el neumótorax. Esta condición es secundaria las más de las veces a traumatismos torácicos, rotura de ampollas enfisematosas a hidrotórax de pequeña magnitud, y se caracteriza por entrada de aire o líquido al espacio pleural con aumento de la presión sin que alcance a comprimir (normalmente es negativa y mantiene el pulmón en un estado de tensión elástica). El pulmón se colapsa hasta alcanzar un volumen de 150 a 300 ml. La circulación queda reducida a un mínimo por aumento de la resistencia secundaria al colapso vascular y vasoconstricción refleja. La estructura hística permanece indemne y al extraer el neumotórax, el pulmón vuelve a desplegarse. En esta situación de colapso por relajación, el pulmón aparece pequeño, como un muñón hiliar, anémico y gris. Contiene la cantidad mínima de aire por lo que crepita débilmente.
  • Atelectasia por compresión: Suele ser focal y se produce por desplazamiento y aumento de la presión del tejido adyacente. Los tumores, quistes, cavernas tuberculosas, etc, que ocupan espacio, producen compresión del tejido pulmonar adyacente. Aparece colapsado, elástico, gris pardusco, con anemia y edema. Los derrames pleurales laminares comprimen el pulmón desde las partes dorsales y basales.
  • Atelectasia por obstrucción: Puede ser aguda o crónica. La obstrucción bronquial deja un territorio sin flujo aéreo. El aire apresado es reabsorbido por la circulación indemne. El aire del acino se reabsorbe en minutos y el de un lóbulo, en 24 a 48 horas. El tamaño de la atelectasia depende del tamaño del bronquio obstruido. Se distinguen el colapso pulmonar masivo (secreciones espesas en todo el árbol bronquial), las atelectasias lobulares y segmentarias (cuerpos extraños, tumores, etc) y las atelectasias lobulillares y acinosas (microatelectasias; bronquiolitis, shock).


Factores de riesgo

Los factores de riesgo para desarrollar atelectasia abarcan:

  • Anestesia.
  • Objetos extraños en las vías respiratorias (más común en los niños)
  • Enfermedades pulmonares.
  • Moco que tapona las vías respiratorias.
  • Presión pulmonar causada por la acumulación de líquido entre las costillas y los pulmones.
  • Reposo prolongado en cama con pocos cambios de posición.
  • Respiración superficial.
  • Tumores que obstruyen la vía respiratoria pueden llevar a que se presente atelectasia.

Clasificación

  • Atelectasia aguda: Se observa como una zona de pulmón deprimida, bien delimitada, rojo oscuro, húmeda, con escasa o nula crepitación. Son reversibles.
  • Atelectasia crónica: Se observa como un área deprimida, limitada, anémica, seca con escasa o nula crepitación. La atelectasia crónica conduce con frecuencia a la induración atelectásica. Se produce en estos casos fibrosis intersticial con organización del edema (carnificación), hiperplasia del epitelio alveolar y un aumento del tejido elástico (cirrosis elástica) y frecuentemente organización del exudado alveolar.


Síntomas

Diagnóstico

Pronóstico

En un adulto, la atelectasia en una área pequeña del pulmón por lo general no es potencialmente mortal. El resto del pulmón puede suplir o compensar el área colapsada, trayendo oxígeno suficiente para que el cuerpo funcione.

Las atelectasias grandes pueden ser mortales, sobre todo en un bebé o un niño pequeño, o alguien que tenga otra enfermedad o padecimiento pulmonar.

El pulmón colapsado generalmente se vuelve a expandir en forma gradual una vez que la obstrucción ha sido eliminada. Sin embargo, se puede presentar algo de cicatrización o daño.


Complicaciones

Después de la atelectasia, se puede desarrollar rápidamente una neumonía.

Las atelectasias masivas pueden ocasionar el colapso completo de un pulmón.


Prevención

  • Estimule el movimiento y las respiraciones profundas en alguien postrado en cama por períodos prolongados.
  • Mantenga los objetos pequeños fuera del alcance de los niños pequeños.
  • Mantenga la respiración profunda después de una anestesia.
Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy