Insuficiencia cardíaca

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.

La insuficiencia cardíaca, también denominada insuficiencia cardíaca congestiva, es una afección potencialmente mortal en la cual el corazón ya no puede bombear suficiente sangre al resto del cuerpo.

Etiología

La insuficiencia cardíaca casi siempre es una afección crónica y duradera, aunque algunas veces se puede desarrollar súbitamente. Dicha afección puede afectar el lado derecho, el lado izquierdo o ambos lados del corazón.

A medida que se pierde la acción de bombeo del corazón, la sangre se puede represar en otras partes del cuerpo como:

  • El hígado.
  • El tracto gastrointestinal y las extremidades (insuficiencia cardíaca derecha).
  • Los pulmones (insuficiencia cardíaca izquierda).

Muchos órganos no reciben suficiente oxígeno y nutrientes cuando se presenta insuficiencia cardíaca, lo cual ocasiona daño y reduce su capacidad de funcionar adecuadamente. Cuando ambos lados del corazón presentan la insuficiencia, la mayoría de las áreas del cuerpo pueden resultar afectadas.

Las causas más comunes de insuficiencia cardíaca son hipertensión (presión sanguínea alta) y arteriopatía coronaria (por ejemplo, la persona ha tenido un ataque cardíaco). Otras causas funcionales o estructurales de la insuficiencia cardíaca son las siguientes:

La insuficiencia cardíaca se vuelve más común con el aumento de la edad. De la misma manera, se está en mayor riesgo de sufrirla si la persona tiene sobrepeso, diabetes, si es fumadora, consume alcohol o cocaína.

Síntomas

  • Aumento de peso.
  • Inflamación de los pies y los tobillos.
  • Inflamación del abdomen.
  • Venas del cuello pronunciadas.
  • Pérdida del apetito, indigestión.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dificultad respiratoria con la actividad o después de acostarse por un momento.
  • Dificultad para dormir.
  • Fatiga, debilidad, desmayos.
  • Sensación táctil de los latidos cardíacos (palpitaciones).
  • Pulso irregular o rápido.
  • Disminución del estado de alerta o de la concentración.
  • Tos.
  • Disminución de la producción de orina.
  • Necesidad de orinar en la noche.
  • Los niños pueden sudar al comer (o al realizar otros esfuerzos).


En algunas personas, la insuficiencia cardíaca es asintomática, en cuyo caso los síntomas se pueden desarrollar sólo con estas afecciones:

Diagnóstico

Un examen físico puede revelar un ritmo cardíaco rápido o irregular. Puede haber distensión de las venas del cuello, hepatomegalia, edema periférico (hinchazón de las extremidades) y signos de líquido alrededor de los pulmones (derrame pleural).

Escuchar el tórax con un estetoscopio puede revelar crepitaciones en los pulmones o sonidos cardíacos anormales. La presión sanguínea puede ser normal, alta o baja.

El agrandamiento del corazón o la disminución de su funcionamiento se pueden observar en varios exámenes, incluyendo los siguientes:


Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

  • Conteo sanguíneo completo.
  • Análisis bioquímico de las sangre.
  • Sodio sérico.
  • BUN.
  • Creatinina.
  • Pruebas de la función hepática.
  • Ácido úrico en suero.
  • Péptido natriurético auricular (ANP) y péptido natriurético cerebral (BNP).
  • Análisis de orina.
  • Sodio en la orina.
  • Capacidad de la eliminación de creatinina.
  • Mediciones Swan-Ganz (cateterismo cardíaco derecho).

Si se ha acumulado un exceso de líquido alrededor del saco que rodea el corazón (pericardio), es posible que sea necesario eliminar dicho líquido a través de una pericardiocentesis.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy