Ronquidos

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Revisión del 03:09 6 dic 2007 de Admin dr (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
20071205 mgb roncar .jpg

El sonido del ronquido se produce cuando existe una obstrucción al paso del aire a través de la parte posterior de la boca y la nariz. En esta zona coinciden la lengua con el paladar blando y la úvula o campanilla. Cuando estas estructuras chocan las unas con las otras se produce una vibración durante la respiración, generándose el ruido típico del ronquido.

Alrededor del 45% de los adultos normales roncan al menos ocasionalmente, y 25% son roncadores habituales. El ronquido patológico es más frecuente en los hombres y en las personas con sobrepeso; generalmente empeora con la edad.

La forma más exagerada del ronquido es la apnea del sueño en la cual hay frecuentes episodios de paro respiratorio por obstrucción. Los episodios serios duran más de 10 segundos y ocurren más de 7 veces por hora.

Los pacientes con apnea pueden experimentar de 30 a 300 episodios obstructivos por noche, reduciendo el nivel de oxígeno en la sangre. El corazón tiene que bombear más fuerte para que la sangre circule más rápido. Después de muchos años esto puede llevar a un aumento de la presión arterial y el agrandamiento cardíaco.

El resultado inmediato de la disminución del oxígeno es un sueño más superficial con los músculos suficiente tensos para mantener la vía respiratoria abierta y así permitir que entre aire en los pulmones.

A las personas con apnea del sueño les falta un buen descanso de noche y pueden quedarse con sueño una gran parte del día. Pueden dormirse fácilmente al conducir o al manejar equipo en el trabajo.

Etiología

Las personas que roncan tienen al menos uno de lo siguientes problemas:

  • Escaso tono muscular (falta de tensión) en los músculos de la boca y la garganta. Los músculos fláccidos permiten que la lengua caiga hacia atrás en la vía respiratoria o que los músculos de la garganta se hundan hacia adentro. Eso ocurre cuando el control muscular está muy relajado por el alcohol o por drogas inductoras al sueño. Esto también pasa con algunas personas cuando se relajan en las etapas profundas del sueño.
  • El abultamiento excesivo de los tejidos de la garganta. Por ejemplo, el agrandamiento anormal de amígdalas y adenoides comúnmente produce ronquido en los niños. El sobrepeso produce un abultamiento de los tejidos del cuello. Los quistes o tumores también pueden producir el agrandamiento; pero no son comunes.
  • El tamaño excesivo del paladar o la úvula. Un paladar largo puede estrechar la abertura entre la nariz y la garganta. Al colgar en la vía respiratoria, actúa como una válvula que vibra durante la respiración relajada y contribuye al ruido del ronquido. Una úvula larga empeora aún más las cosas.
  • Obstrucción nasal. La nariz congestionada o bloqueada exige mucho esfuerzo para la respiración. Esto crea un vacío exagerado en la garganta, en la parte colapsable de la vía respiratoria, y une todos los tejidos blandos de la garganta, produciendo el ronquido aun en personas que no roncarían si pudieran respirar sin dificultades. Así hay personas que solo roncan en épocas que predisponen a la alergia o cuando tienen resfríos o sinusitis.
  • Las deformidades de la nariz o del tabique también pueden causar obstrucciones. "Desviación del tabique" es un término común que describe una deformidad de la membrana que separa las ventanas de la nariz.
  • Alcohol, pastillas para dormir o antihistamínicos a la hora de acostarse.
  • Sobrepeso que lleva a tener tejido excesivo en el cuello que presiona las vías respiratorias

Síntomas

Los síntomas característicos son:

  • Somnolencia diurna.
  • Los ronquidos.
  • Dificultad para mantener el sueño.
  • Fatiga, astenia, adinamia (debilidad).
  • Depresión e irritabilidad.
  • Deterioro en la calidad de vida, disminución funcional y mental.
  • Dificultad para la concentración.
  • Dolor de cabeza.
  • Disfunción sexual o impotencia.
  • Dolor en la boca y sequedad en la garganta, entre otros.

Los ronquidos suelen ser intensos y con múltiples interrupciones de la respiración de más de 10 segundos de duración que se repiten 20 a 30 veces por hora y hasta 300 veces en una noche.

Diagnóstico

En su detección, los individuos más cercanos al paciente tienen un papel fundamental, los familiares son los que deben tener en cuenta estos síntomas para prevenir con antelación cualquier progresión, ya que el sujeto que la sufre no es conciente de ello, también de la importancia y muchas veces de sus síntomas.

Los seres cercanos al afectado serán los que observen la existencia de ronquidos discontinuos y estrepitosos, movimientos corporales bruscos con frecuencia observación de paradas respiratorias que terminan con un ronquido de mayor intensidad.

Estudio físico de la garganta y boca para prevenir las anomalías.

Prácticas:

Estudio de imágenes:

Estudio del sueño:

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe llamar al médico de inmediato si la persona se despierta en la noche confundido. También se debe buscar asistencia médica si la persona presenta:

  • Somnolencia excesiva durante el día.
  • Dolores de cabeza matutinos.
  • Reciente aumento de peso.
  • Cansancio al despertarse a la mañana o cambios en el nivel de atención, concentración o en la memoria.
  • Episodios de ausencia de respiración (apnea) que acompañan los ronquidos (es posible que sea necesario que la pareja le diga al paciente si esto está ocurriendo)

Los niños con ronquera crónica también deben ser evaluados en búsqueda de apnea, dado que la apnea del sueño en niños ha sido vinculada a problemas de:

  • Crecimiento.
  • Trastorno de hiperactividad.
  • Déficit de atención (ADHD, por sus siglas en inglés).
  • Rendimiento escolar deficiente.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Enuresis.
  • Presión sanguínea alta.

La mayoría de los niños que roncan NO tienen apnea, pero un estudio del sueño es la única manera confiable de comprobarlo.

Prevención

  • Intentar a toda costa evitar la ingesta de alcohol, sedantes, no fumar.
  • La reducción de peso, puede ayudar a disminuir el riesgo hasta un 0% en casos leves.
  • No duerma boca arriba.
  • No coma mucho antes de acostarse.
  • Evite el cansancio excesivo.
  • Coloque la cabecera de la cama un poco más alta.

Los niños con hipertrofia de amígdalas o adenoiditis pueden desarrollar una apnea del sueño obstructiva que es causante de diversos problemas, por lo que debe realizarse una amigdalectomía/adenoidectomía.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngRecuerda que este no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.

Compruébelo aquí


Ferato es un sitio de OK Internet, conoce también: Guía Celíaca y Valor de la UF Hoy