Blog de medicina, noticias médicasAgregar a FavoritosCompartir en Facebook

Ataque isquémico transitorio

De Información médica en Ferato, enciclopedia de la salud en español.
Saltar a: navegación, buscar
20091109 mgb Ataque isquémico .jpg

Es un episodio en el cual una persona tiene síntomas similares a los de un accidente cerebrovascular por menos de 24 horas y generalmente menos de 1 a 2 horas.

Un accidente isquémico transitorio (AIT) a menudo se considera un signo de advertencia de que se puede presentar un accidente cerebrovascular verdadero en el futuro si no se hace algo para prevenirlo.


Contenido

Etiología

Un accidente isquémico transitorio (AIT) es causado por la interrupción temporal del riego sanguíneo a un área del cerebro, lo cual ocasiona una disminución breve y repentina en la función cerebral. (La disminución en la función cerebral se denomina déficit neurológico.)

Un accidente isquémico transitorio es diferente del accidente cerebrovascular pequeño. Los síntomas del AIT no duran tanto como un accidente cerebrovascular y no muestran cambios en una tomografía computarizada o en resonancias magnéticas. (Los accidentes cerebrovasculares pequeños sí muestran cambios en tales exámenes.)


La pérdida temporal del flujo de sangre al cerebro puede ser causada por:

  • Coágulo de sangre dentro de una arteria del cerebro.
  • Coágulo de sangre que viaja hacia el cerebro desde otro sitio del cuerpo (por ejemplo, el corazón).
  • Lesión a los vasos sanguíneos.
  • Estrechamiento de un vaso sanguíneo en el cerebro o que lleva al cerebro.

Por ejemplo, la interrupción temporal en el flujo sanguíneo podría deberse a un coágulo de sangre que se presenta y luego se disuelve.


Entre las causas menos comunes de AIT se encuentran:

La ateroesclerosis ("endurecimiento de las arterias") es una afección en la que se presentan depósitos adiposos en el revestimiento interno de las arterias, lo que incrementa dramáticamente el riesgo de Ataque isquémico transitorio y de accidente cerebrovascular. Aproximadamente del 80 al 90% de las personas que sufren un accidente cerebrovascular debido a ateroesclerosis tuvieron un episodio de Ataque isquémico transitorio antes.

Otros riesgos para Ataque isquémico transitorio incluyen hipertensión arterial, cardiopatía, jaquecas, tabaquismo, diabetes y edad avanzada.


Factores de riesgo

Sin tratamiento posible

  • Edad mayor de 60 años.
  • Varones mayores de 50 años.
  • Predisposición familiar.
  • Raza.

Con posibilidad de tratamiento

Síntomas

Los síntomas se inician repentinamente, duran poco tiempo (desde unos pocos minutos hasta 24 horas) y desaparecen por completo, pero pueden ocurrir de nuevo posteriormente. Los síntomas generalmente ocurren en el mismo lado del cuerpo si más de una parte de éste está comprometida.

Un accidente isquémico transitorio es diferente de un accidente cerebrovascular pequeño. Sin embargo, los síntomas del Ataque isquémico transitorio son los mismos que se presentan en el accidente cerebrovascular y comprenden el desarrollo súbito de:

  • Debilidad muscular de la cara, el brazo o la pierna (por lo regular sólo en un lado del cuerpo).
  • Entumecimiento u hormigueo en un lado del cuerpo.
  • Problemas para hablar o entender a otros que estén hablando.
  • Problemas con la vista (visión doble, pérdida de toda o parte de la visión).
  • Cambios en la sensibilidad, comprometiendo el tacto, el dolor, la temperatura, la presión, la audición y el gusto.
  • Cambios en la lucidez mental (somnolencia, menor respuesta, inconsciencia, coma).
  • Cambios emocionales, en el estado anímico y la personalidad.
  • Confusión o pérdida de memoria.
  • Dificultad para deglutir.
  • Dificultad para escribir o leer.
  • Falta de coordinación y equilibrio, torpeza o problemas para caminar.
  • Sensación anormal de movimiento (vértigo) o mareo.
  • Falta de control de esfínteres.
  • Incapacidad para reconocer o identificar los estímulos sensoriales (agnosia).

Clasificación

En función del territorio vascular implicado

La clasificación más utilizada de los Ataques isquémicos transitorios, los diferencia:

  • Sistema carotídeo.
  • Sistema vértebro-basilar.
  • Ambos.
  • Localización indeterminada.
  • Posible Ataque isquémico transitorio.

La opción Localización indeterminada se aplica cuando la sintomatología puede relacionarse con un déficit en la circulación cerebral anterior o en la posterior (síntomas tales como hemianopsia, disartria, debilidad unilateral o un déficit sensitivo de extremidades que aparece aislado).

La entidad Posible Ataque isquémico transitorio es aplicable en aquellos pacientes con una sintomatología no definitoria en los que otras opciones diagnósticas tampoco son firmes. En estas situaciones es útil no rechazar inicialmente la posibilidad de una isquemia cerebral transitoria y buscar más evidencias mediante una nueva anamnesis de paciente o testigos.


Subgrupo de sintomatología atípica

Se ha planteado que podría ser útil diferenciar los Ataques isquémicos transitorios relacionados con la enfermedad del pequeño vaso. Los autores que han propuesto identificar los Ataques isquémicos transitorios lacunares han considerado que la sintomatología de muchos episodios vasculares (síntomas motores o sensitivos aislados afectando a, al menos dos de los tres segmentos corporales, cara, brazo y pierna) es altamente indicativa de isquemia en areas subcorticales (relacionada con enfermedad de las arterias perforantes).

Esta propuesta amplia la actual clasificación de los Ataques isquémicos transitorios(carotídeos, vértebro-basilares, localización incierta) y, es probable que tenga su mayor utilidad en aquellas isquemias transitorias en las que no se identifican mecanismos potencialmente patógenos. Algunos autores, asumiendo la variabilidad clínica de los síntomas neurológicos deficitarios, han considerado un subgrupo de Ataque isquémico transitorio de sintomatología atípica:

  • Trastornos visuales en uno o ambos ojos en forma de destellos o flashes.
  • Distorsión del campo visual o visión en tunel.
  • Sensación de cansancio o pesadez en una o más extremidades.
  • Síntomas sensitivos aislados.
  • Síntomas aislados del tronco del encéfalo (diplopia, disfagia, disartria, inestabilidad), desorientación o amnesia.

Así, según las manifestaciones clínicas, se distinguen estos subtipos de Ataque isquémico transitorio:

  • Retiniano.
  • Hemisférico cortical.
  • Subcortical o lacunar.
  • Atípico.

En similutud con un Accidente Cerebrovascular

Finalmente, los Ataques isquémicos transitorios, en similutud con el infarto cerebral pueden clasificarse según su etiopatogenia en:

  • Aterotrombóticos.
  • Cardioembólicos.
  • Lacunares.
  • De causa inhabitual.
  • De causa indeterminada.

Diagnóstico

Los accidentes isquémicos transitorios no muestran cambios en tomografías computarizadas o resonancias magnéticas. (Los accidentes cerebrovasculares pequeños sí muestran cambios en tales exámenes.) El diagnóstico de Ataque isquémico transitorio puede hacerse sólo con base en la historia clínica, ya que los síntomas y signos pueden haber desaparecido por completo cuando uno llega al hospital.

Un examen físico debe incluir una evaluación neurológica, la cual puede ser anormal durante un episodio, pero normal después de que el episodio haya pasado.

La presión arterial puede estar alta. El médico utilizará un estetoscopio para escuchar el corazón y las arterias. Se puede escuchar un ruido anormal llamado soplo al auscultar la arteria carótida en el cuello u otra arteria. Un soplo es causado por un flujo sanguíneo irregular. En algunos casos, se puede observar presión arterial baja antes de que se presenten los síntomas de un Ataque isquémico transitorio.

Se llevan a cabo exámenes para descartar un accidente cerebrovascular u otros trastornos que pueden causar los síntomas.

Casi siempre se realiza una tomografía computarizada o resonancia magnética de la cabeza. Se puede realizar una ecocardiografía si el médico piensa que usted puede tener un coágulo de sangre proveniente del corazón.

Un dúplex carotídeo (ecografía) puede mostrar si las arterias carótidas en el cuello se han estrechado. Una arteriografía cerebral puede revelar cuáles vasos sanguíneos están bloqueados o sangrando.

Se puede hacer una Electrocardiograma y un monitoreo del ritmo cardíaco para verificar si hay latidos cardíacos irregulares.

Los exámenes y procedimientos adicionales pueden abarcar:

El médico puede utilizar estos exámenes para verificar si hay hipertensión, cardiopatía, diabetes, colesterol alto y vasculopatía periférica.

Pronóstico

Por definición, un episodio de Ataque isquémico transitorio es breve y la recuperación es completa, pero puede volver a ocurrir más tarde durante el mismo día o después. Algunas personas presentan un solo episodio, otras pueden tener episodios recurrentes y algunas otras llegarán a presentar accidente cerebrovascular. Un Ataque isquémico transitorio debe tratarse de manera tan agresiva como un accidente cerebrovascular. El riesgo de un accidente cerebrovascular futuro depende de la causa del Ataque isquémico transitorio y del manejo de los factores de riesgo.


Complicaciones

Las complicaciones del Ataque isquémico transitorio abarcan:

  • Muerte de las neuronas debido al poco flujo de sangre al cerebro.
  • Lesión producto de caídas.
  • Accidente cerebrovascular.

Prevención

La prevención del Ataque isquémico transitorio comprende el control de los factores de riesgo, como la hipertensión arterial, la diabetes, la cardiopatía y otros trastornos asociados. Se debe suspender el consumo de tabaco.

40px-Books-aj.svg aj ashton 01.svg.png
Véase También

20px-Star of life2.svg.pngEste no es un consultorio médico.

Consulta siempre a tu doctor o profesional médico. La medicina no es una ciencia exacta y pueden existir distintas versiones y opiniones sobre un mismo tema, nosotros no favorecemos ninguna opinión sobre otra, solamente te presentamos las opciones para que hagas tus propias decisiones mejor informado/a. No te automediques.